Despliega el menú
Deportes

ciclismo

La Quebrantahuesos 2021 se aplaza hasta el 18 de septiembre

La multitudinaria marcha altoaragonesa no se celebrará el 19 de junio como estaba previsto debido a la situación de alerta sanitaria y las circunstancias provocadas por la pandemia del coronavirus. 

Quebrantahuesos 2019 / 22-6-19/ Foto Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOS]]]
La Quebrantahuesos ha congregado de nuevo a miles de apasionados por el ciclismo.
Rafael Gobantes

La marcha cicloturista Quebrantahuesos se aplaza al final del verano, al 18 de septiembre. Debido a la situación de incertidumbre epidemiológica y la alerta sanitaria del covid-19, la organización, de acuerdo a los últimos contactos y gestiones con las autoridades aragonesas, nacionales, francesas y federativa, han convenido un cambio de fechas, trasladando la prueba del 19 de junio, la fecha inicialmente prevista para la edición del año 2021, a después del verano, al 18 de septiembre, cuando se espera que la situación sanitaria se haya aliviado.

Desde la organización, se apunta que “dadas las circunstancias, valoramos que es la mejor medida para poder organizar la cita con las mayores garantías de seguridad de las diferentes partes implicadas. En los próximos días, nos pondremos en contacto con todos los inscritos e inscritas a la prueba del próximo 19 de junio para facilitarles las diferentes opciones de aplazamiento, traspaso o devolución. Recibirán un correo electrónico con una clave y un enlace en que podrán escoger la opción deseada, tal y como han hecho en anteriores ocasiones”.

La próxima Quebrantahuesos, la que será la edición número 30 de la histórica marcha de Sabiñánigo, sufre así su tercer aplazamiento, tras las dos cancelaciones del año pasado debido a la pandemia -la fecha original en junio y la alternativa de septiembre-.

El pasado mes de mayo, ante la suspensión de la prueba, los organizadores plantearon diversas fórmulas a los casi 12.000 inscritos tanto a la QH como a su hermana pequeña, la Treparriscos. La primera alternativa era mantener vigente la inscripción. En este caso, el ciclista tendría su plaza asegurada de cara a la siguiente edición y no debería realizar para ello ninguna gestión adicional a las que ya realizó en su día. También se ofreció la posibilidad de cambiar la plaza para el próximo año, perdiendo así su sitio en la marcha de 2020, pero adquiriendo ya el derecho para la siguiente. En este caso ya no sería necesario que acudiese a los sorteos ni pasos previos que conllevan cada año las inscripciones. Por último, igualmente se pudo solicitar el retorno íntegro del importe de la inscripción y de la licencia.

Etiquetas
Comentarios