Despliega el menú
Deportes

pelota

Un derbi entre amigos en la pelota aragonesa

David Caballero y Daniel Velilla, dos aragoneses campeones del mundo de pelota, se enfrentan mañana en el encuentro entre el Stadium Casablanca y El Olivar.

Daniel Velilla y David Caballero, ayer, en el frontón del Stadium Casablanca.
Daniel Velilla y David Caballero, ayer, en el frontón del Stadium Casablanca.
Toni Galán

Sus padres, Paco y Bienvenido, les inculcaron una pasión: la pelota. Y el frontón de Cimballa, pequeña localidad de la comarca de Calatayud, fue el catalizador de una amistad que dura décadas y que trasciende mucho más allá del deporte. David Caballero y Daniel Velilla lo han conseguido todo en el deporte de la pelota: en España y Europa a nivel de clubes y en Mundiales, de la mano de la selección española. Son campeones del mundo, dos leyendas del frontón aragonés que, superada la frontera de los 40, siguen jugando por amor al juego y con la ilusión de que su legado sirva de espejo entre los más jóvenes de la Comunidad. Su deseo más firme es que la pelota no se pierda, que no sea engullida y liquidada como otros tantos deportes clásicos que se pierden en el rincón del olvido.

Mañana será un día especial para ambos: se enfrentarán en el primer derbi aragonés de la historia entre el Stadium Casablanca y El Olivar en la División de Honor, la máxima categoría, que se disputará, a puerta cerrada, en el frontón de los verderones. Para el Stadium será su estreno en la élite española tras su ascenso el pasado verano, mientras que El Olivar es un equipo consolidado, con cerca de dos décadas entre los mejores. Compañeros de club muchos años, de selección española, de entrenamientos, de victorias, de derrotas… Caballero y Velilla se volverán a medir mañana en el frontón. "Nuestra carrera siempre ha ido de la mano. De hecho, nos vamos a enfrentar gracias a él. Daniel fue el que me enganchó a la pelota y al frontón", relata David Caballero. "Es un derbi entre amigos. Y no solo por mi amistad con él, que va muchísimo más allá del deporte, si no por la relación que hay entre todos los componentes de ambos equipos. Entrenamos juntos, nos llevamos fenomenal… Somos amigos", agrega.

Su radiografía del momento la completa Velilla. "Para mí, David ha sido y es como un hermano mayor. Me saca siete años y hemos vivido todo juntos. Dentro y, sobre todo, fuera del frontón. Somos familia… pero en el derbi cada uno defenderemos lo nuestro, lógicamente", explica con naturalidad. "Para mí, el Stadium Casablanca es un club fundamental en mi vida. De hecho, jugué allí siete años a fútbol. La relación entre ambos es muy buena y prácticamente estamos hermanados. Hemos colaborado siempre, echando una mano en todo lo necesario", añade con orgullo.

"Va a ser igualado"

El histórico derbi aragonés se disputará en la modalidad de herramienta, con un partido de paleta cuero y otro de pala corta. Además de David Caballero, el equipo del Stadium Casablanca lo integrarán Arturo Contamina, Daniel Gargallo, David Jordán, Javier Insausti y Marcos Pérez. Junto a Daniel Velilla, conformarán la alineación de El Olivar Santiago Antón, Bailo, Félix Centro, Ibarguren, Luis Pérez de Mezquita, Pérez Vintaned, Santi Royo y Carlos Velasco. "En condiciones normales, El Olivar es favorito. Ellos son un histórico de la División de Honor y para nosotros es nuestro debut en la élite. Aun así, jugamos en casa y saldremos a por todas", explica Caballero, que durante muchos años defendió la camiseta del que mañana será su rival. Velilla, por su parte, se resta presión: "Va a ser un derbi muy igualado, muy bonito. Estoy seguro que se decidirá por detalles y está abierto. Ojalá se hubiera podido disputar en condiciones normales porque el frontón hubiera tenido mucho ambiente", comenta.

El encuentro, que arrancará mañana a las 11.00, servirá para inaugurar una temporada compleja, en la que ambos competirán en el mismo grupo de la División de Honor junto al Amaya y el Oberena de Pamplona y la Real Sociedad de San Sebastián. "Nuestro objetivo es no descender, conseguir la permanencia, porque para la pelota aragonesa tener dos equipos en División de Honor es fundamental", apunta Caballero.

"Es un orgullo para Aragón el ascenso del Stadium. Nosotros vamos a ir día a día, intentando terminar lo más arriba. Sin marcarnos objetivos concretos", remata con prudencia Velilla sobre un club que históricamente ha disputado rondas finales. Será un partido especial, en un ambiente de pura supervivencia deportiva de la pelota, que estira su recorrido en Aragón de la mano de dos grandes campeones y, sobre todo, de dos grandes amigos que mañana serán rivales en la pista de frontón.

Etiquetas
Comentarios