Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Sergio Hernández: "Estamos bien pero hay que mejorar en defensa"

El preparador argentino ha dejado claro que si se convierte en un buen equipo defensivo y es más solido y regular en esa faceta se va a ver muy beneficiado porque considera que potencialmente es un equipo ofensivo.

Sergio Hernández, entrenador del Casadmeont Zaragoza.
Sergio Hernández, entrenador del Casadmeont Zaragoza.
EstherCasas

El entrenador del Casademont Zaragoza, Sergio Hernández, ha señalado que su equipo está bien pero que debe mejorar en la faceta defensiva.

"Creo que el equipo está bien y cuando es así me preocupa menos el rival. El tema es que podamos plasmar eso y que tengamos más seguridad en nosotros mismos", ha añadido en rueda de prensa.

El preparador argentino ha dejado claro de que su equipo debe mejorar defensivamente y que si se convierte en un buen equipo defensivo y es más solido y regular en esa faceta se va a ver muy beneficiado porque considera que potencialmente es un equipo ofensivo.

"Tenemos que encontrar ese equilibrio. No hay un problema de actitud, no hay un problema físico pero probablemente el hecho de saber que tenemos facilidad para anotar hace que a veces nos relajemos defensivamente. Es una cuestión de determinación, de decidir jugar mejor en defensa", ha analizado.

El exseleccionador argentino ha apuntado que el Casademont Zaragozano está intentando ser mejor defensivamente y que lo está consiguiendo "gota a goya y a ratos" y que lo que busca es "regularidad".

Igualmente cree que se si hubieran ganado un par de los partidos que se les escaparon en el último segundo y si no se tuvieran las urgencias que hay se estaría viendo otro Casademont Zaragoza porque "tiene potencial para hacer otra cosa".

"Las urgencias no permiten ser todo lo que se puede ser. La famosa presión. Debemos encontrar ese equilibrio entre sentirse bien y poderoso y aceptar la realidad y jugar en ella", ha destacado.

El técnico sudamericano ha desvelado que sus jugadores se encuentran "como enojados" por lo que les está tocando vivir y que quieren "ganar un partido que valga por diez" y que eso no existe, sino que hay que ir "paso a paso".

Sobre el enfrentamiento de este sábado con el Urbas Fuenlabrada ha indicado que los dos equipos son conscientes de que cada partido es "una final" por la posición en la que se encuentran y que en el caso del conjunto aragonés tiene varios partidos iguales en las próximas jornadas.

"Se quiere jugar bien pero por encima de jugar bien los equipos quieren ser prácticos en situaciones así. Nadie quiere regalar un segundo de juego, van a ser partidos muy duros, cerrados porque hay mucho en juego, mucha presión y hay que saber usarla. Hay que utilizarla para estimularse y saber llevar el juego", ha reflexionado.

Igualmente ha destacado la figura de Melo Trimble en el conjunto madrileño, del que ha comentado que es su motor: "ya hicimos un gran trabajo en la primera vuelta sobre él pero cada partido es distinto y es un jugador al que recurren cuando su equipo está con problemas ofensivos".

Con respecto a los cambios de jugadores que ha realizado el Fuenlabrada ha reconocido que hacer el estudio del rival ha sido "complicado".

"No sabemos bien qué nos vamos a encontrar pero para ellos también va a ser difícil. Me imagino que con los cambios estarán con un problema de identidad". ha declarado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión