Despliega el menú
Deportes

España rescata un punto en su debut en el Mundial ante una combativa Brasil

La selección de Jordi Ribera superó un comienzo perezoso, pero se atascó cuando tenía el partido de cara (24-18) y Raúl Entrerríos logró el gol del empate a seis segundos del final (29-29).

Mundial de balonmano: partido España-Brasil
Mundial de balonmano: partido España-Brasil
Khaled Elfiqi / POOL

Titubeante y falta de rodaje, la selección española cedió un empate en su debut en el Mundial de Egipto, un estreno con demasiadas lagunas en el que Brasil no solo no ejerció su papel de víctima propiciatoria sino que estuvo a seis segundos de llevarse la victoria. Después de remar durante toda la segunda parte para remontar un marcador adverso que parecía definitivo (24-18, minuto 39), el conjunto sudamericano aprovechó las dudas de su rival para darle la vuelta y ponerse por delante pese a estar en inferioridad en la penúltima acción del partido (28-29). Con 19 segundos y tiempo muerto de Jordi Ribera, el balón cayó en manos de Raúl Entrerríos, que no perdonó en seis metros para rescatar al menos un punto.

Un mal menor para una selección que no ha tenido una preparación al uso y que afronta un torneo atípico que se presume largo y con sorpresas. Subir al cajón exige estar en pista nueve partidos, y no todos al mismo nivel como ha quedado demostrado en campeonatos anteriores. El lunar en el debut lo deberá limpiar España ante Túnez y Polonia.

Le costó más de lo esperado entrar en partido a la selección de Jordi Ribera, que cedió de salida la iniciativa producto de su falta de tensión. Mucho más enchufado, el equipo brasileño se apuntó un parcial de 0-4 y desde ahí se apoyó en la inspiración en portería para tener a España a raya durante prácticamente un cuarto de partido. Sin atisbo de velocidad ni solvencia en un ataque demasiado estático que tardó en jugar por los extremos y aún más en encontrar al pivote -fue el debutante Marchán el primero en salir a escena-, fueron los sudamericanos los que dieron el primer golpe en la mesa superando, incluso, una inferioridad (2-6).

Siete minutos y medio empleó la selección en sacudirse la pereza y anotar su primer gol, y hasta veinte en conseguir su primera ventaja del partido (9-8), en un tramo en el que jugadores como Raúl Entrerríos, Maqueda o Cañellas asumieron galones para devolver las cosas a su sitio. Mucho más seguro en una defensa 5-1, el equipo español empezó a despegar apoyado en la inspiración de Pérez de Vargas en portería (10 paradas y un 43% de efectividad al descanso). Se había despegado pero aún faltaba mucho por tripular.

A pesar de jugar sin extremo izquierdo -uno por lesión y otro aislado por covid-, y de bajas importantes como el jugador del Barça Petrus, el propio seleccionador Tatá o el portero Tercariol, Brasil no iba a dar su brazo a torcer tan fácilmente. Lo dejó claro de salida y reforzó su discurso en la segunda parte, justo cuando más empinado se le ponía el partido. Cuando España, cómoda atrás y con un juego mucho más fluido en ataque, abrió brecha y pareció por momentos jugar en piloto automático. Tanto, que se llegó a ver ganador en su pico más dulce de juego (24-18, minuto 39). Y fue entonces cuando se atascó. Brasil, que se había guardado al extremo Hackbarth para la segunda parte, redobló su apuesta física para limar diferencias. Con Moraes como boya de referencia en el pivote, y los brazos ejecutores de Rodrigues y Langaro, el conjunto sudamericano volvió al partido con un parcial de 0-5 en 8 minutos que dejó seriamente tocada a España.

Mundial de balonmano: partido España-Brasil
Mundial de balonmano: partido España-Brasil
KHALED ELFIQI

Las exclusiones y los empates (26-26, 27-27, 28-28) se sucedieron hasta entrar en el último minuto con Brasil en inferioridad y balón para ganar el partido. No lo consiguió en el primer lanzamiento, detenido por Pérez de Vargas, y sí en el rechace dejando 19 segundos al equipo de Jordi Ribera (28-29). Una última acción, tan embarullada como el propio partido, en la que Raúl Entrerríos pudo rescatar un punto. El primero del Mundial antes de medirse a Polonia este domingo.

España 29-29 Brasil

España: Pérez de Vargas; Alex Dujshebaev (3), Entrerríos (3), Dani Dujshebaev (1), Marchán (-), Ariño (1), Ferrán Solé (4, 2p) -siete inicial-, Guardiola (1), Sarmiento (2), Maqueda (3), Joan Cañellas (4), Figueras (2), Viran Morros (-), Aleix Gómez (1p) y Ángel Fernández (4).

Brasil: Rangel; Patrianova (-), Joao Silva (-), Moraes (7), Toledo (3), Langaro (5), Chiuffa (1) -siete inicial-, Maik Santos (ps), Teixeira (3), Rodrigues (5), Ponciano (-), Dutra (-), Hackbarth (5, 3p).

Parciales cada cinco minutos: 0-3, 1-4, 4-6, 9-8, 11-10, 16-13 (descanso); 21-16, 23-19, 24-21, 26-24, 26-26 y 29-29 (final).

Árbitros: Pavicevic y Raznatovic (Montenegro). Excluyeron a Raúl Entrerríos, Virán Morros, Joan Cañellas y Dani Dujshebaev por España, y a Toledo, Dutra, Ponciano y Rodrigues (2) por Brasil.

Incidencias: Primer partido del grupo B del Mundial de balonmano que se disputa en Egipto hasta el día 31

Etiquetas
Comentarios