Despliega el menú
Deportes

rally dakar 2021

Barreda abandona en la penúltima etapa del Dakar, con todo decidido para Peterhansel

El castellonense no pudo completar el día tras un problema médico que le hizo saltarse el repostaje y le dejó sin combustible.

Joan Barreda, en acción en la 11ª etapa del Rally Dakar antes de abandonar
Joan Barreda, en acción en la 11ª etapa del Rally Dakar antes de abandonar
REUTERS/Hamad I Mohammed

Aunque no fue tan larga como se esperaba, ya que se recortaron 50 kilómetros, la decisiva undécima etapa del Dakar 2021 confirmó que iba a ser de las más duras de este raid, tal y como avisaron. Han quedado flecos aún por cubrir para el último día de competición, como la propia victoria en motos, pero a diferencia de otros años se ha visto pelea hasta el final.

El gran derrotado del día fue Joan Barreda. El castellonense estaba obligado a apretar los dientes y buscar la victoria como fuera, con la intención de neutralizar los 15 minutos que le sacaba en la salida su compañero Kevin Benavides. Eso hizo hasta el kilómetro 267 de la especial cronometrada del día, cuando tuvo que ser evacuado por un helicóptero hasta el vivac después de verse obligado a abandonar.

Barreda llegó a ir líder de la carrera con casi 12 minutos sobre Brabec y nueve y medio sobre Brabec. El salto de diferencia en el punto de control del kilómetro 215 con respecto al anterior hizo sospechar que algo pasaba y, efectivamente, fue la propia organización quien lo anunció. El español no había parado en el punto de repostaje, por lo que se arriesgaba a dos cosas: o bien una sanción o bien un abandono por falta de combustible. 50 kilómetros después se confirmó lo segundo. Barreda tenía dos opciones, o esperar a las asistencias, que visto lo que quedaba de raid casi no merecía la pena el tiempo perdido, o bien retirarse. Eligió esto último, pero con un añadido: pidió ir al hospital. Barreda no entendía que se hubiera despistado, se sentía algo desorientado y solicitó revisión médica.

Lo explicó él mismo, en Instagram, con una foto en el hospital. «Lo siento amigos. Me encuentro en el hospital realizando un scanner en la cabeza. La caída de hace dos días en la que perdí la conciencia durante unos minutos me ha pasado factura hoy. Tenía muchas ganas de continuar en carrera y acabar lo mejor posible, pero no ha podido ser. Quiero dar las gracias a mi equipo y a todos vosotros por estar siempre ahí», se resignó. Estará unos días más en observación.

La victoria fue para Sam Sunderland, que estuvo a punto de protagonizar la machada del día. El inglés, único representante del ejército KTM para batir a los hasta ahora imparables hombres de Honda, cuajó una etapa en la que se dejó todo. Mientras el argentino Kevin Benavides rodaba al lado de Ricky Brabec, su compañero, para cubrirle y que no le rebasase, el británico apretó dientes hasta el punto de quedarse al borde de la neutralización total de la etapa. En el último punto de control, era virtualmente segundo de la general a solo 46 segundos del salteño. Sin embargo, en los últimos 30 kilómetros, Benavides apretó hasta dejar esa diferencia final en poco más de seis minutos en la etapa, lo que le deja con una distancia de 4:12 para la última etapa. En motos, los 225 kilómetros cronometrados hasta Jeddah no serán ni mucho menos de paseo.

Peterhansel, durante la 11ª etapa del Dakar Rally 2021
Peterhansel, durante la 11ª etapa del Dakar Rally 2021
Florent Gooden HANDOUT via ASO

Peterhansel amarra el 14º Dakar

En coches, muy mal se le tiene que dar a Stéphane Peterhansel para no levantar este viernes su 14º trofeo Touareg. 'Monsieur Dakar' dedicó la etapa a cubrir a Al-Attiyah, su único rival en condiciones de pelearle el triunfo en esta edición, y lo hizo a la perfección. El catarí ganó la etapa, y ya van cinco de once disputadas, pero la escasa diferencia que le recortó al galo le dejaron una sensación muy agridulce. Peterhansel afrontará el último día de este Dakar 2021 con 15 minutos y cinco segundos de colchón, una distancia que se puede considerar casi definitiva, pero que tendrá que confirmar en las apenas dos horas que durará la llegada a Jeddah.

Para Carlos Sainz será un descanso acabar este Dakar en el que no le han salido las cosas nada bien. Para rematar las malas sensaciones, en esta dura etapa casi acaba fuera, como él mismo relató. «Empezamos bien, pero luego tuvimos dos pinchazos seguidos. Hacia el final había un filo de un alambre, no lo vi y me metí por dentro y arrancó todo el techo. Nos ha pasado de todo en este Dakar», se resignaba.

El 'Matador' entregará la corona este viernes a su compañero y rival, y cerrará un nuevo capítulo dakariano en su carrera, antes de pensar en el próximo año. Siga o no.

Etiquetas
Comentarios