Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

aragón

La superación de Alejandro Gastón: "Soy uno de los muchos discapacitados que estamos consiguiendo grandes logros"

Sufrió con 21 años un accidente en las vaquillas de las Fiestas del Pilar y se quedó tetrapléjico. El mes pasado se colgó el oro en el Campeonato de España de ciclismo adaptado.

Alejandro Gastón en el Campeonato de España.
Alejandro Gastón en el Campeonato de España.
HA

De un día para otro, la vida del gallurano Alejando Gastón cambió para siempre. Con tan solo 21 años, sufrió una cogida en las vaquillas de las Fiestas del Pilar, lo que le ocasionó una lesión medular severa. Sus consecuencias fueron graves, una tetraplejia, que le afecta en las piernas en su totalidad y de manera parcial a los brazos. Ahora, tiene 40 años y el mes pasado se colgó la medalla de oro en el Campeonato de España de ciclismo adaptado y el curso anterior se proclamó también campeón en rugby.

“Tras sufrir el accidente me dijeron que nunca volvería a andar y que me tendría que desplazar siempre con una silla de ruedas. Además, las extremidades superiores se quedaron muy afectadas, no puedo cerrar ni abrir las manos, ni levantar los brazos. En ese momento, me volví dependiente físicamente, no podía vestirme ni llevarme la cuchara a la boca. Además, tuve que volver a aprender a escribir. A partir de entonces, no solo te vuelvas dependiente, sino que tu entorno tiene que estar pendiente de ti, que es incluso más duro incluso”, sostiene Gastón. 

A nivel psicológico, “no fue nada sencillo”: “Ver con 21 años que todos tus planes de futuro se truncan por completo y también los de tu familia es complicado. Estudios y trabajo "se quedaban muy lejos”, explica. Sin embargo, el aragonés supo sobreponerse a la adversidad “gracias a la ayuda” de su entorno en Gallur y en especial a sus padres y hermana, y comenzó a entrenar diariamente en el gimnasio de su pueblo con. “Me han ayudado mucho otros tetrapléjicos que se encuentran en mi situación. Además, la gente de mi pueblo siempre me ha animado. Lo cierto es que al principio, al no poder mover las manos ni los brazos, piensas, ¡que va a ser de mí!, pero todos se han volcado conmigo”, añade. Unos años después del accidente, apostó también por retomar sus estudios -Ingeniería Técnica- en la Universidad de Zaragoza y su vida social, algo que había dejado aparcado unos años.

“Acabar los estudios fue un punto de inflexión para mí y para los míos. Este primer paso me ayudó a ver el futuro más claro. Al final, todos mis compañeros habían acabado la carrera, tenían un trabajo y se habían metido en una hipoteca, mientras que yo no”, relata. Cuando terminó el grado, encontró empleo en Gallur. “Ver cómo mi futuro laboral mejoraba fue muy importante. Hay una realidad y es que un día mis padres van a faltar y tengo que ser autosuficiente económicamente hablando”, admite.

Alejandro Gastón en el Campeonato de España.
Alejandro Gastón en el Campeonato de España.
HA

Al mismo tiempo que se asentó en su primer trabajo, continuó fiel a sus entrenamientos. “Después de muchos años yendo al gimnasio, me entró el gusanillo de competir”, afirma. Amante del baloncesto, Gastón comenzó a investigar junto con su entrenador, las distintas disciplinas donde podría participar en campeonatos. “El ciclismo fue una opción, aunque con mi discapacidad tan severa, necesito dos personas para subirme y bajarme de la bicicleta diariamente y un lugar donde poder guardarla. Primero me dejaron una bicicleta hasta que encontré una bien adaptada a mis necesidades”, declara. Finalmente, el deportista se lanzó a competir en ciclismo en la categoría MH1 y se subió el pasado noviembre al primer peldaño del podio en el Campeonato de España en Cartagena.

No es el único deporte en el que Gastón compite. El rugby es otra de sus pasiones. “Es un deporte muy integrador. Pueden jugar deportistas con parálisis cerebral y personas con amputaciones. Es muy desconocido y está en pleno desarrollo en Aragón”, apunta el gallurano, que hace dos años se alzó con el primer puesto, junto con sus compañeros del Club Adapta Zaragoza, en el Campeonato de España en Soria. "Somos nueve compañeros y cada uno tenemos nuestra historia de superación personal detrás", indica. El piragüismo es otra de las aficiones del deportista, pero en este caso sin competir’.

A pesar de sus logros deportivos y laborales -aprobó una oposición y ahora es funcionario en Zaragoza-, el aragonés insiste en que es “uno más”: “Soy una de las muchas personas discapacitadas que estamos consiguiendo grandes logros. Nos ayudamos mucho entre nosotros. No te puedes imaginar lo que puede llegar a conseguir la gente con discapacidad”. Gastón valora que los de su alrededor se preocupen por él: “En el mundo de la discapacidad echamos en falta que la gente te pregunte qué necesitas. Muchas cosas las puedo hacer al mismo ritmo que otras personas si me ponen facilidades en la logística”, concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión