Deportes
Suscríbete

"Necesito saber por qué cierran mi gimnasio"

Ismael Monsegur es el dueño del gimnasio San José Fitness Center de Zaragoza, que ha tenido que cerrar por la últimas medidas de la DGA.

La pasión de Ismael Monsegur por los centros deportivos viene de familia: su padre inauguró el primer gimnasio de Zaragoza hace casi medio siglo. Desde hace 33 años se dedica al sector del fitness, que ahora vive uno de sus peores momentos por la crisis de la covid. Desde este viernes y hasta nuevo aviso, las cintas de correr, las bicicletas de spinning y las máquinas de fuerza dejaron de funcionar y las clases dirigidas en interior de gimnasios se suspendieron en Aragón.

Monsegur es el dueño del gimnasio familiar San José Fitness Center, un negocio que dirige desde hace 15 años. “Desde el mismo martes que salió anunciado el cierre de centros deportivos, yo la caja registradora no la he vuelto a abrir. Estuve abierto el miércoles y el jueves, pero después de la noticia quién se apunta a un gimnasio o quien va a renovar. Se cortó el grifo”, cuenta. Las bajas de clientes se remontan al comienzo de la pandemia y desde entonces han pasado de tener unos 1.000 socios a apenas llegar a los 700. “Hay un perfil de gente, en concreto los mayores de 60 años, que están más sensibles ante esta situación y me comentan que no renuevan hasta que la situación no mejore”, admite.

"He salido a la calle y he visto todos los negocios abiertos menos el mío. Si cerramos los gimnasios, cerramos todo"

La noticia del cierre de gimnasios le llegó por sorpresa al empresario: “Cuando escuché la rueda de prensa el martes pensé, vale, tengo que cerrar a las 20.00, no pasa nada, hay que adaptarse. Pero no, me equivocaba, nosotros no entramos en esa medida”. El local tiene 1.100 metros cuadrados y está situado en la planta calle, por lo que tienen ventilación natural. Ismael asegura haber cumplido en todo momento con todas las medidas que ha obligado el Gobierno autonómico y central: el aforo, la desinfección, la ventilación y el uso de mascarilla, entre otras. “Indignado e indefenso. Necesito saber por qué han cerrado mi gimnasio. Reúno todas las condiciones higiénicosanitarias y de salubridad para poder abrir. Tengo mucha ventilación, no entiendo. No sé en qué se basan científicamente”, denuncia.

Gimnasio San José Fitness Center.
Ismael Monsegur en el interior de su gimnasio.
Toni Galan

“He salido a la calle y he visto todos los negocios abiertos menos el mío. Si cerramos los gimnasios, cerramos todo. Es una pandemia, no hay culpables”, apunta. Los gastos fijos del negocio ascienden a 10.000 euros mensuales y desde que levantó la persiana el 28 de mayo tiene una facturación de un 40% menos. El empresario defiende que “la otra vez, en el primer confinamiento, era todo nuevo y afectaba a todos, pero ahora creo que la medida de cierre de gimnasios es desproporcionada”.

Además de Ismael, que es autónomo, en el gimnasio trabajan 3 personas, una que da clases dirigidas, otra realiza las labores administrativas y una tercera se dedica a limpiar y desinfectar el centro. “Lógicamente mis tres trabajadores van al ERTE y yo me quedo cobrando 450 euros al mes, al igual que mi mujer que también es autónoma del mismo sector”, protesta. La familia de Ismael, de cuatro miembros, con dos hijos de 17 y 20 años, tendrá que pasar el mes a partir de ahora con 900 euros.

¿Cree que su negocio sobrevivirá a este bache? “Tenemos una incertidumbre total con todo, pero sí, eso espero. No nos planteamos cerrar”, responde. Sin embargo, con la fecha de vuelta, Ismael, no es tan positivo: “Yo creo que hasta el año que viene no nos dejarán abrir. Ojalá me equivoque”, añade. Ahora, el gimnasio de Ismael estará en silencio durante un tiempo.

Gimnasio San José Fitness Center.
Ismael Monsegur junto a Javier Moscardó en el Gimnasio San José Fitness Center.
Toni Galan

Socios "indignados"

Javier Moscardó tiene 38 años y lleva desde 2008 siendo socio de este gimnasio familiar del barrio zaragozano de San José. “La gente que estamos acostumbrada a hacer deporte llevamos muy mal el cierre, estamos indignados”, subraya. Este socio afirma que “se ha sentido seguro en todo momento” con las medidas adoptadas en el centro”. Ahora seguirá realizando deporte todos los días en casa y en el parque: “Vamos a hacer deporte porque Ismael nos ha dejado material. No solo a mí, también a más socios”, concluye.

Hablamos con Eva Porroche, gerente de Sabah, Ismael Monsegur, de San José Fitness Center, y Andrés Gimeno, de Body Factory Zaragoza, para conocer sus reacciones ante el cierre total de gimnasios y piscinas.
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión