Despliega el menú
Deportes

Atlético-Salzburgo (3-2)

Joao Félix oxigena al Atlético en Europa

El portugués, autor de un doblete y Llorente, con la colaboración necesaria de Correa, penalizan al valiente Salzburgo en un partido frenético.

ATLÉTICO MADRID - SALZBURGO
ATLÉTICO MADRID - SALZBURGO
JuanJo Martín

Noche extraña, muy movida y de lo más entretenida en El Metropolitano entre dos equipos que jugaron a tumba abierta. Normal en un osado y joven Salzburgo, que ya estuvo a punto de clasificarse para octavos el curso pasado en un grupo con el Liverpool y el Nápoles, pero sorprendente en el Atlético porque a Simeone le horroriza asumir tantos riesgos. Como en todo choque en el que las defensas se imponen a los ataques, la cita fue vistosa, sobre todo para el aficionado neutral. Pudo ganar cualquiera pero al final decidió, esta vez sí, Joao Félix.

Mostró luces el Atlético, con jugadores a un gran nivel como el incansable Marcos Llorente, el buscavidas Correa y el talentoso e inspirado Joao Félix, autor de un doblete decisivo para la victoria, pero también muchas sombras. Las principales, su falta de control y de pausa en el centro del campo, donde añora cada día a Thomas Partey, y la vulnerabilidad de sus dos laterales, Trippier y Lodi. Le llegan mucho más de lo habitual, por más que en Liga solo haya encajado un gol. No es normal que en dos partidos de Champions haya recibido seis tantos, cuatro de ellos del Bayern. Ganó una final el Atlético en lo que se presume la lucha por el segundo puesto, pero el versátil Red Bull Salzburgo fue un dolor de muelas permanente. Gran mérito del técnico estadounidense Jesse Marsch, que ha impuesto un ritmo frenético en su inexperto equipo.

Cantada la titularidad de Joao Félix junto al renqueante Luis Suárez, decadente en el aspecto físico pero con un olfato goleador que no perderá ni el día que juegue con sus nietos, sorprendió Simeone con la demarcación de Marcos Llorente, chico para todo. Llegó como mediocentro, jugó mejor de interior, pasó al ataque y anoche se ubicó en defensa cerca de Héctor Herrera y en ataque disfrutó de vuelo, de total libertad, ya que cerraba más Koke con el mediocentro. Su físico es colosal, imponente.

Le complicó la existencia al Atlético el alegre y rápido Salzburgo porque presiona bien, es valiente y siempre mira hacia adelante. También vertiginoso en esta cita, el Atlético encontró antes las ocasiones que el juego. La primera, una media chilena preciosa de Joao Félix, muy activo en el día que recuperaba la titularidad, que desvió el travesaño. Fue una acción muy plástica, en la que a punto estuvo de marcar uno de los goles de la temporada, pero el portugués tuvo tiempo para controlar y girarse.

Tridente

Luego llegaría su primer gol, fruto de una maniobra de Correa y la atención de Llorente, que juega, roba, dribla, conduce y remata con ambas piernas, esta vez raso y con la zurda. Jugada de buenos competidores en la que el detallista Atlético aprovechó que el rival estaba en inferioridad por la lesión de Daka. Debió sentenciar el madrileño poco después, después de un gran pase de Correa, pero abrió demasiado el cuerpo al disparar y el balón se le marchó fuera.

El Salzburgo, notable en ataque, pese a haber perdido a figuras del curso pasado como Haaland, pero flojo en defensa, recompuso bien su figura. Y el húngaro Szobiszlai penalizó un grave error de Herrera en la salida cerca del descanso. Tiene que activarse mucho más el mexicano, titular porque falta Saúl. Vuelta a empezar tras un primer acto muy movido y entretenido, con más áreas que centro del campo.

El campeón austriaco volvió a golpear nada más reiniciarse el choque. Encontró la debilidad defensiva de Trippier por medio de Ulmer y su envío lo remató Berisha tras un error de Oblak, que midió mal en el despeje. No cerró bien tampoco Lodi en el otro carril, ni Felipe llegó a tiempo. Contra las cuerdas en Europa, el Atlético corría serio riesto de entrar en pánico. Tuvo suerte, y acierto, de empatar enseguida tras una combinación excelsa en la que participaron Suárez y Correra para definir Joao Félix. En plena locura, la tuvo el portugués de cabeza y a continuación Oblak se resarció con una mano prodigiosa tras un rechace. La moneda pudo caer para cualquiera hasta que Lemar asistió nada más salir por Suárez y el exbenfiquista paró, templó y decidió.

Atlético-Salzburgo (3-2)

Atlético: Oblak, Trippier, Savic, Felipe, Lodi (Hermoso, min. 82) Correa, Llorente, Herrera (Torreira, min. 82), Koke, Joao Félix y Luis Suárez (Lemar, min. 82).

Salzburgo: Stankovic, Kristensen, Ramalho, Wöber (Onguene, min. 63), Ulmer, Mwepu, Camara, Junuzovic (Ashimeru, min. 63), Szobiszlai, Daka (Koita, min. 30, Okafor, min. 83) y Berisha.

Goles: 1-0: min. 29, Marcos Llorente. 1-1: min. 40, Szobislai. 1-2: min. 47, Berisha. 2-2: min. 51: Joao Félix. 3-0: min. 85, Joao Félix.

Árbitro: Ovidiu Hategan (Rumanía): Mostró amarilla a Ramalho, Wöber, Llorente.

Incidencias: Partido de la segunda jornada del grupo A, disputado en El Metropolitano.

Etiquetas
Comentarios