Despliega el menú
Deportes

Ciclismo

Samitier recorta 10 minutos en la general tras meterse en una nueva fuga en el Giro

El aragonés lo vuelve a intentar camino de San Daniele de Friuli pero se le escapa la etapa en el movimiento decisivo, Se acerca al top 10 pero no sube puestos. Ganó el esloveno Tratnik.

Giro d'Italia cycling race - 16th stage
Giro d'Italia cycling race - 16th stage
LUCA ZENNARO

Lo intentó de nuevo el aragonés Sergio Samitier (Movistar) en el Giro, metido en la fuga del día, en una etapa cien por cien italiana, de media montaña, y duros muros, pero al corredor de Barbastro se le escapó el caballo ganador en el momento decisivo del día. En las duras rampas de la cota del Monte di Ragogna, triple subida del circuito final en la localidad de San Daniele del Friuli, a Samitier le fallaron las piernas o los cálculos, y se vio sorprendido por el movimiento ganador, a más de 40 kilómetros de meta.

 Jan Traknik, ganador final tras un descomunal erupción de fortaleza, rompió la fuga con Boaro, a los que intentó seguir otro ramillete de ciclistas, con los favoritos, y quizá ruedas que más debía vigilar el aragonés, el británico Swift o el autraliano O’Connor. No entró en ese movimiento decisivo Samitier, quien cruzó la meta a casi tres minutos del triunfador y con diez minutos de ventaja sobre el pelotón. Era el mejor clasificado en la general de la fuga y la renta le permite descontar una buena tacada de tiempo, aunque no gana puestos en la general, donde permanece 16º, pero ahora a 10’ 48”del lídera Joao Almeida. Esa distancia deja a Samitier en un terreno incierto, porque resultar difícil pensar que el pelotón vuelva a darle cuartel en futuras fugas en su admirable empeño por conseguir una etapa: el día bueno era esta etapa.

Por lo demás, el esloveno Jan Tratnik (Bahrein McLaren) se impuso este martes en la decimosexta etapa del Giro de Italia, sobre un recorrido de 229 kilómetros entre Udine y San Daniele del Friuli, en la que el portugués Joao Almeida (Deceunick Quick Step) mantuvo la maglia rosa de líder.

Tratnik dio la primera etapa en este Giro al equipo Bahrein McLaren con un ambicioso ataque a cuarenta kilómetros del final y, tras ser alcanzado en los últimos diez kilómetros por el australiano Ben O'Connor (NTT), triunfó con un autoritario esprint y entró con varios metros de ventaja con un tiempo de 6 horas, cuatro minutos y 36 segundos. Fue un día en el que los grandes gestionaron energías y entraron con casi trece minutos de retraso, pero Almeida envió una señal a sus rivales y atacó en los últimos metros para incrementar en dos segundos su ventaja sobre el holandés Wilco Kelderman (Sunweb), ahora a 17 segundos.

Tras disfrutar del último día de descanso de este Giro, los corredores abrieron este martes la última semana con una etapa larga, la segunda más larga de esta edición, e histórica, pues fue la número 2.000 de la historia de la Carrera Rosa. Enfrentaron una secuencia de toboganes en la Madonnina del Domm (2a, 10,8 kms al 7,1 de pendiente media), en el Monte Spig (3a, con 2,8 kms al 10 por ciento) y en la Cota de Monteaperta (3a, de 3,3 kms al 7,6).

A continuación subieron al muro del Castillo de Susans, con un kilómetro al 16 % de pendiente, antes de la exigente triple escalada al Monte di Ragogna (2.8 km a 10.4 de promedio y 16 máximo) en el circuito final. Dos corredores, Tratnik y Matteo Boaro, atacaron y se hicieron con un margen que superó los once minutos sobre el grupo, que se desinteresó de los líderes y gestionó los ritmos de cara a las próximas, exigentes pruebas.

Fue Tratnik, un escalador más preparado que Boaro, quien buscó gloria con un ambicioso ataque a casi cuarenta kilómetros de la meta de San Daniele, perseguido por Boaro y por un grupo de seis corredores a unos cuarenta segundos.

De ellos, fue el australiano Ben O'Connor (NTT) quien se lanzó a la persecución de Tratnik y le alcanzó a unos doce kilómetros del final, al tiempo que el pelotón ya acumulaba más de un cuarto de hora de retraso. O'Connor intentó aumentar el ritmo en busca del triunfo, pero Tratnik tenía más fuerza y consiguió entrar primero con siete segundos de margen, lo que le permitió alzar los brazos al cielo.

Casi trece minutos después llegó el momento del pelotón, en el que Almeida tuvo las energías para acelerar en los metros finales y hacerse con un margen de dos segundos sobre sus primeros perseguidores.

El portugués suma ahora 17 segundos de ventaja sobre Kelderman, 2:58 sobre el australiano Jai Hindley (Sunweb) y 2:59 sobre el británico Tao Geoghegan Hart (Ineos).

El español Pello Bilbao (Bahrein McLaren) es quinto, a 3:12 de Almeida.

Etiquetas
Comentarios