Despliega el menú
Deportes

motociclismo

Joan Mir, un líder sin victoria en el Mundial de los ocho ganadores

Joan Mir consiguió encaramarse en Aragón al primer puesto de la general de MotoGP gracias a su consistencia, en un año en el que es el piloto que más veces ha subido al podio pese a no haber vencido todavía en ninguna carrera.

El piloto Joan Mir, de la escudería Team Suzuki Ecstar, durante una de las sesiones de entrenamiento del Gran Premio de Aragón de Moto GP celebrada este viernes en el circuito de Motorland
El piloto Joan Mir, de la escudería Team Suzuki Ecstar, durante una de las sesiones de entrenamiento del Gran Premio de Aragón de Moto GP celebrada este viernes en el circuito de Motorland
Javier Cebollada / EFE

El Mundial de motociclismo afronta esta semana su cuarto doblete de 2020, después de los vividos en Jerez, Austria y Misano. El Motorland de Aragón volverá a ser el escenario de un evento en tres días en los que se espera que las temperaturas sean algo más elevadas. Un factor que puede ser relevante en un campeonato que se está decidiendo por pequeños detalles. La carrera de MotoGP de este domingo fue la segunda de la historia de la categoría (incluyendo a las 500cc) más apretada, con los quince primeros separados por apenas quince segundos, lo que refleja cuánto pueden cambiar las cosas con pequeñas alteraciones. Algo que intentarán encontrar en estos días de 'impasse' los equipos y que tratarán de poner en práctica en pista a partir del viernes, de cara al domingo.

Aunque ateniéndonos a lo vivido en los anteriores tres dobletes es difícil calibrar cómo puede cambiar la situación. En Jerez, Yamaha mantuvo su dominio del primer al segundo fin de semana. En Austria, las M1 naufragaron las dos veces mientras que Suzuki y Ducati fueron mucho más constantes. Y en Misano fue Andrea Dovizioso, actual cuarto clasificado en la general, el que no progresó de un domingo a otro, con sus rivales por el título -Joan Mir, Fabio Quartararo y Maverick Viñales- mucho más atinados.

Estos cuatro pilotos llegan a las cuatro últimas pruebas de 2020 separados por quince puntos: Mir tiene a Quartararo a seis y a Viñales a doce, con Dovizioso cerrando el cuarteto. Diferencias mínimas que acentúan aún más la importancia de esos pequeños detalles, en una general que tiene la peculiaridad de que es el líder el único de este grupo que todavía no ha conseguido ganar, en un año récord, con ocho vencedores distintos en diez grandes premios.

«Es cierto que estamos mostrando una gran constancia durante la temporada y eso es lo más difícil en el campeonato, el hecho de estar siempre en el podio aunque tengas algunos problemas. Creo que cuando la moto va perfectamente es todo más fácil y parece que todo te viene de cara. Pero lo importante es conseguir buenos resultados y podios cuando tienes dificultades. Esa es la clave y la razón por la que ahora soy líder», analizaba Mir tras ser tercero en Alcañiz, su quinto cajón del año. «También es importante la forma en la que afronto el campeonato, porque estoy yendo carrera a carrera, no me importa tanto la clasificación. Según pasan las carreras está claro que me voy fijando más en eso, pero no estoy tan pendiente de ello como otros pilotos, que quizás le están prestando más atención al título. Yo lo quiero tanto como ellos, pero lo que yo busco ahora es la victoria. No voy a cambiar la forma en la que afronto las carreras y voy a seguir por este camino, tratando de lograr una victoria. Si después tengo suficientes puntos de ventaja, entonces ya empezaré a pensar en el campeonato», agregaba. Un mensaje que lleva implícito el deseo de pasar la presión a los demás. Aunque es un juego en el que entran todos.

«Hoy fue un desastre, pero podría haber sido incluso peor si hubiera ganado Mir, con Maverick segundo y Dovizioso tercero. Me vino bien que en Le Mans ganara Petrucci y aquí Rins», se consolaba Quartararo, que no puntuó el domingo en una carrera en la que se fue yendo para atrás por un problema de presión del neumático delantero. «Yo no tengo presión. Este es mi segundo año en MotoGP, la presión la tienen los pilotos oficiales», señalaba en la misma línea que Mir. «No me pongo límites, lo que salga», apuntaba por su parte Viñales, en otro mensaje 'liberador'. «Me quedaré contento si damos el cien por cien y lo luchamos. Al final no pongo límites. Si puedo ganar las que quedan las intentaré ganar e intentaré siempre estar al máximo, que es lo importante», incidía.

Lo que sí que quedó claro tras la última carrera es que, en realidad, y pese al cambio de líder, la situación no ha cambiado demasiado. Siguen los mismos cuatro delante, y continúan los cuatro separados por poquísimo puntos, cuando ya solo quedan cien en juego. «Mir no ha ganado todavía pero está siendo el más fuerte hasta el momento», analizaba Dovizioso. «Al final, lo que cuenta es sumar puntos y él está muy fuerte en el final de las carreras y es capaz de sumar muchos. Hoy prácticamente no ha cambiado nada de cara al campeonato. Este es un año extraño y hay que centrarse solo en el huerto propio para tratar de llevar a casa el máximo número de posibles según la situación, y es lo que nosotros hemos hecho», cerraba el italiano.

Etiquetas
Comentarios