Despliega el menú
Deportes

ciclismo

La Vuelta pasará por Aragón, aunque con limitaciones de público

La organización de la Vuelta Ciclista a España 2020 ha dado a conocer al Gobierno de Aragón el protocolo de seguridad que durante todo el desarrollo de la carrera española.

La Vuelta España 2018 en Ejea de los Caballeros
La Vuelta España 2018 en Ejea de los Caballeros
Toni Galán

La organización de la Vuelta Ciclista a España 2020 ha dado a conocer al Gobierno de Aragón el protocolo de seguridad que durante todo el desarrollo de la carrera española estará vigente y en el que se pide al público que limite su asistencia tanto a las salidas como a las llegadas.

La Comunidad tiene protagonismo en la competición ya que protagoniza tres etapas alojadas ahora en el comienzo de la carrera, en el primer fin de semana. La primera será el día 23 de octubre viernes unirá Garray, el yacimiento de Numancia, cerca de Soria, con Ejea de los Caballeros. Al día siguiente, el sábado 24, la carrera partirá de Huesca, con una etapa intensa, de media montaña, de 185,5 kilómetro, con meta está en Sabiñánigo. La tercera etapa del tríptico aragonés unirá el domingo 25 Biescas con la mítica cima del Portalet. Un día que ya es designado como el ‘gran día’ de ciclismo de 2020.

Tanto los responsables de la carrera como desde el Ejecutivo aragonés se ha insistido en que para esta edición, marcada por la crisis sanitaria de la pandemia del coronavirus, se quiere seguir contando con el público pero en esta ocasión en vez de en las cunetas disfrutando de la carrera por televisión.

Las consejera de Presidencia, Mayte Pérez; y de Sanidad, Sira Repollés, y el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, se han reunido este martes en el Edificio Pignatelli de Zaragoza con el director general de la Vuelta y Unipublic, Javier Guillén, y el director técnico de la prueba, el aragonés y exciclista Fernando Escartín.

Faci ha explicado que les han presentado el protocolo sanitario que garantiza la seguridad de la carrera tanto en las "salidas como en las llegadas" y que "aconseja" que el público limite su asistencia y disfrute de las diferentes etapas "por la televisión".

También ha mostrado su satisfacción por que la Vuelta 2020 se pueda disputar, aunque conscientes de que se trata de una edición "excepcional y diferente" que va a contar con un protocolo "muy riguroso" con todas las garantías y medidas de control y sanitarias correspondientes.

Por su parte, Javier Guillén ha ratificado la satisfacción que tienen desde la organización de que "la Vuelta es posible", aunque para sacarla adelante han precisado un gran esfuerzo que incluso les ha obligado a reducir considerablemente la estructura organizativa y sin apenas "ninguna acción promocional y todo en base a un interés, que la carrera y los territorios por los que pasa tengan el éxito deseado".

A dos semanas del inicio de la carrera en Irún (Guipúzcoa), Guillén ha comentado que en estos momentos están trabajando en "la coordinación" que existe con los diferentes Gobiernos autonómicos por los que transcurrirá la carrera, en este caso el de Aragón, y también con los Ayuntamientos implicados en el recorrido.

"Va a ser una Vuelta diferente, pero no por ello va a dejar de ser una Vuelta que goce de toda su esencia", ha subrayado.

Guillén ha reiterado en que no están pensando en una Vuelta sin público sino que "lo que queremos es que la vean en la televisión" y ese es el interés tanto del Gobierno de Aragón como el de los otros Gobiernos autonómicos: hacer posible el eslogan "la Vuelta en casa".

"No queremos una Vuelta sin público, queremos una Vuelta con el público en la televisión y las tres etapas de Aragón ayudan mucho porque televisivamente son muy estéticas y muy variadas", ha comentado.

"Quiero insistir con toda la humildad, honestidad y necesidad en el mensaje al público y es que este año el aliento a los corredores se lo den desde la televisión", ha afirmado.

Como ya ha sucedido durante el pasado Tour de Francia, Guillén ha comentado que todos los componentes de la carrera estarán divididos en tres burbujas: la de los equipos, la del personal de organización que tengan contacto con los equipos y la del resto de personal acreditado que no tendrán contacto con ellos.

Guillén ha reconocido que se trata de un plan que deberá ajustarse conforme se acerque el día de la carrera porque "nadie controla la evolución de la pandemia y hoy no tenemos una fotografía clara de lo que va a pasar los próximos días. La Vuelta no es una excepción y haremos lo que tengamos que hacer".

"La pademia será la que gobierne nuestro destino, pero a día de hoy hay Vuelta. Aunque hoy alguno pueda pensar en clave negativa a lo mejor conforme se vaya acercando la Vuelta podemos entrar en clave mucho más positiva", ha dicho.

Pero lo que tienen claro es que habrá "restricciones claras en las zonas de salida y llegadas" y en los puertos de montaña están trabajando con la Guardia Civil para que haya "una restricción clara de acceso a los puertos", aunque hoy mismo ya se ha anunciado que en las dos primeras etapas, la que finalizará en el Santuario de Arrate y la que pasará por el puerto de Orduña, se ha acordado con el Gobierno Vasco que se desarrollarán sin público.

Además, ha anunciado que una vez que hayan hablado con todos los Gobierno autonómicos por los que pasará la carrera, harán un comunicado en el que darán a conocer las zonas que estén afectadas por restricciones.

La carrera española, que al igual que el resto del calendario internacional ciclista previsto entre marzo y julio, retrasó sus fechas del 20 de octubre al 8 de noviembre y aunque eliminó las tres primeras etapas previstas en Utrecht (Holanda), mantuvo el resto del itinerario.

Etiquetas
Comentarios