Despliega el menú
Deportes

real zaragoza

"Para ver un equipo candidato al ascenso, primero hay que tener paciencia"

Son la memoria histórica del Real Zaragoza. Cedrún, Aguado, Nayim y Canario confían en la progresión del Real Zaragoza de Baraja. Advierten que las salidas de jugadores, las bajas y el tono físico condicionan el inicio de la temporada.

Entrenamiento del Real Zaragoza en La Romareda antes de jugar contra Las Palmas
Entrenamiento del Real Zaragoza en La Romareda antes de jugar contra Las Palmas
Toni Galán

Vivieron tiempos gloriosos en el Real Zaragoza, y ahora sufren como ilustres aficionados, como leyendas vivas del zaragocismo, las andanzas de un club que combate para recuperar su sitio entre los mejores. Cada temporada en Segunda División -y ya van ocho- limita los recursos. Y esa urgencia económica, sumada a las exigencias de una memoria histórica que ellos (Andoni Cedrún, Xavi Aguado, ‘Gigi’ Nayim y Darcy Silveira dos Santos ‘Canario’) conocen como nadie, impone celeridad.

En el Real Zaragoza, cada proyecto deportivo debe ofrecer resultados casi inmediatos. Y a veces se olvida que la construcción de un equipo requiere tiempo. Mucho más, cuando la tregua entre lo que pudo ser y el nuevo intento se lleva por delante piezas fundamentales y obliga a renovarlas en tiempo récord, en una pretemporada ‘express’ que arrancó con el contratiempo del positivo de Rubén Baraja y se cerró con la enfermería repleta.

"La oportunidad de subir hubiese cambiado el horizonte, pero no se consumó y hay que ser realistas. Cada año tenemos menos recursos económicos y la cantera está siendo nuestro salvavidas para ingresar dinero. Gracias a Dios, están saliendo chicos de la casa muy buenos, que nos permiten respirar un poco", explica Cedrún, refiriéndose a la marcha de jóvenes talentos debido a la necesidad institucional.

Cedrún: "Hay que tener paciencia. Cada año tenemos menos recursos económicos y la cantera está siendo nuestro salvavidas. Gracias a Dios, están saliendo chicos de la casa muy buenos"

Raúl Guti ha sido el último, a cambio de alrededor de cinco millones. Antes, salieron otros como Jesús Vallejo, Jorge Pombo (este no solo por motivos económicos) o Alberto Soro, que en su momento fue traspasado al Real Madrid por 2,5 millones y esta campaña, una vez finalizado el año de cesión en el Zaragoza, jugará en Primera División en las filas del Granada.

"Es normal que tengan que salir si hay necesidades. Las temporadas en Segunda son muy complicadas para este club, pero tenemos que confiar en el proyecto de Baraja. El periodo de preparación ha sido corto y ha habido muchas lesiones; hace falta tiempo para que los jugadores se adapten", prosigue Cedrún, y pide "paciencia" hasta que podamos ver un equipo que aspire al ascenso.

El que fuera su puesto en La Romareda durante 12 temporadas en las que llegó a disputar 340 partidos oficiales, el de portero, parece bien cubierto con Cristian Álvarez y Álvaro Ratón. Hacia adelante, surgen más dudas. Empezando por un eje defensivo que, en opinión de Xavi Aguado, debería seguir contando con la participación del canterano Enrique Clemente.

Aguado: "Contra Las Palmas vi a Atienza y Guitián a buen nivel. Si se queda Clemente y Jair se recupera de su lesión y se asienta como titular, el puesto de central estará bien cubierto"

"El club siempre ha apostado por él. Se le renovó cuando se rompió el cruzado y ahora, aunque se haya fichado a un central de la talla de Jair Amador, debería tener su espacio para seguir creciendo como jugador", valora el excapitán zaragocista, convencido de que Pichu Atienza y Alberto Guitián puedan recuperar el nivel de años atrás. "El otro día -por el encuentro contra Las Palmas del sábado- los vi muy bien. Si se queda Clemente y Jair se recupera como es debido, el puesto estará cubierto", añade Aguado, desde la experiencia que otorgan los 473 partidos que disputó con la zamarra del Zaragoza, antes de pasar a describir las principales carencias que apreció en el debut liguero de un Rubén Baraja al que ve "totalmente capacitado" para dirigir un bloque competitivo.

"Eguaras estuvo muy solo en el centro del campo. Sufrió en las transiciones defensivas porque tuvo que salir de su posición. El año pasado Guti abarcaba mucho terreno y creo que esta temporada será importante volver a contar con James Igbekeme a un buen nivel", concluye Aguado, en referencia a uno de los múltiples jugadores que han empezado con problemas físicos. A la baja del nigeriano hay que añadir las de Bermejo, Zanimacchia y el citado Jair Amador, quienes están volviendo a entrenar con el grupo y deberían ir entrando paulatinamente en las próximas convocatorias.

Nayim: "Aunque es complicado fichar futbolistas del nivel de los que se han ido (Guti, Soro o Luis Suárez), habría que acudir al mercado en busca e un medio defensivo y un 'killer"

"El equipo está muy debilitado por esas ausencias y la marcha de jugadores como Guti, Soro o Luis Suárez. El partido contra Las Palmas no me disgustó, sobre todo porque se llegó con muchos jugadores a campo contrario, pero creo que hace falta algo más. Aunque es complicado fichar futbolistas del nivel de los que se han ido, habría que acudir al mercado en busca de un medio defensivo y un ‘killer", valora Nayim, coincidiendo con la forma de entender el fútbol que, a sus 86 años, tiene Canario.

La mordiente ofensiva

"Me falta un delantero centro. Hace falta gente que meta goles, pero también más juego por la banda. Las ocasiones tienen que llegar por los extremos y ahora, por desgracia, apenas hay especialistas en ese puesto para romper al rival", señala quien fuera integrante de los Magníficos, advirtiendo que el sistema 4-4-2 por el que apuesta Baraja debe contar con jugadores "desequilibrantes" que se atrevan en el uno contra uno.

Canario: "Hace falta gente que meta goles, pero también más juego por las bandas. Las ocasiones tienen que llegar por los extremos y ahora apenas hay especialistas en este puesto"

"Vi a algunos jugadores cansados, fuera de tono físico. Por eso creo que es pronto para hacer valoraciones concretas. Jugadores como Vigaray, que me parece un grandioso lateral, sufrían porque no están al cien por cien de rendimiento. Vienen de meses difíciles y eso se nota, aunque también hay que afinar otros detalles como los goles tontos encajados", comenta el extremo derecho brasileño que maravilló en Zaragoza entre 1963 y 1968, conquistando dos Copas y dejando un grato recuerdo entre los longevos que lo vieron jugar. El resto, los jóvenes y no tan jóvenes, fantasean con que por la banda derecha de La Romareda encandile pronto un talento similar.

Etiquetas
Comentarios