Despliega el menú
Deportes

atletismo

Salma Paralluelo: "Quiero correr en los Juegos Olímpicos de Tokio"

La joven atleta aragonesa, de 16 años, confirmó sus extraordinarias condiciones en el Campeonato de España.

Deportes
Salma Paralluelo, el pasado domingo en el estadio Juan de la Cierva de Getafe.
Efe

"Me siento muy fuerte, muy segura, cada vez mejor. La marca que acabo de obtener en los 400 metros vallas del Campeonato de España me reafirma en mis convicciones. Solo tengo 16 años, pero quiero correr al año próximo en los Juegos Olímpicos de Tokio", aseguró ayer en Villarreal la aragonesa Salma Paralluelo nada más regresar del Nacional de Atletismo, un certamen que confirmó el relevo generacional que acaba de tomar el mando del atletismo patrio. Ella, a sus insultantes 16 años, es una de las abanderadas del futuro que ya es presente en el deporte rey.

Aragón regresó del Campeonato de España absoluto de atletismo con un notable bagaje en sus mochilas. El barbastrense Christian Iguacel (Zoiti) en los 400 lisos y la especialista en disco del Enrique de Osso de la capital Natalia Sainz capturaron medalla. Pero la auténtica sensación, no solo de los 400 vallas sino de todo el Nacional, fue la juvenil zaragozana Salma Paralluelo, que conquistó una plata que anuncia oro. El hecho, considerando su edad, cabe considerarlo como extraordinario.

Era el estreno en la cita de Salma Paralluelo, que, como acostumbra, no decepcionó. Todo lo contrario. La atleta-futbolista ya llegaba precedida de una merecida fama, de una trayectoria en la que invierte una y otra vez el orden natural. Era la favorita junto a Sara Gallego sobre el tartán del estadio Juan de la Cierva de Getafe. Al final, la catalana impuso su experiencia para recuperar el título de 400 vallas, con un tiempo de 57.17, en un mano a mano precioso. Sara ganó, pero Salma anunció un inminente futuro que llama a las puertas de la gloria, con un registro de 57.56 impropio en una joven de 16 años. Las dos firmaron sus marcas personales del curso, en una final para la historia, con cuatro atletas por debajo de los 58 segundos. Tan solo unos meses después de la clausura por la maldita covid, con el efecto catatónico que reúne para los programas de entrenamiento, marcas de fábula.

Apenas unas horas después de regresar a casa, en plena jornada de recuperación tras el esfuerzo máximo desarrollado sobre el tartán, Salma se puso ayer de nuevo en los tacos de salida, aguardando la prueba del próximo fin de semana. "Correré el 400 vallas en Ciudad Real. Estoy convencida de que mejoraré la marca de ayer -por anteayer-. Me encuentro muy bien en todos los sentidos. Ya llevo un año en Castellón, corriendo en el Playas de Castellón y jugando al fútbol en el Villarreal", explicó Salma Paralluelo.

Dejó Zaragoza en septiembre de 2019. "Vivía en el Camino Cabaldos de Zaragoza, en el barrio de San José. Éramos cinco en casa. Mis padres, Jaime y Diosdada; mis hermanos José Jaime y Lorenzo; y yo. Los cinco nos marchamos a Castellón para que yo pudiera jugar al fútbol en el Villarreal y correr en un gran equipo de atletismo, como es el Playas de Castellón. En Zaragoza, también estaba muy bien en el Scorpio y con Félix Laguna como entrenador. Félix sigue siendo mi entrenador, aunque en Castellón cuento con la supervisión de Manoli Alonso. Disfruto de buenos medios para prepararme", advirtió.

Su trayetoria en Zaragoza se inició presenciando una prueba de atletismo en un paseo con su padre. "Vi la carrera y me gustó, y le dije a mi padre que me apuntara. Recuerdo que entonces estudiaba en el colegio Calixto Ariño. Empecé en el atletismo entrenando con Ricardo Jimeno en La Granja. También comencé muy pronto a jugar a fútbol sala en el Intersala en la pista que había al lado del estadio de atletismo de La Granja. Pronto me pasé al fútbol para jugar en el San José, donde estuve hasta categoría infantil, hasta los 13 años, cuando me fichó el Zaragoza Femenino. Entonces ya estudiaba en el Instituto Grande Covián, donde estuve hasta Cuarto de la ESO", continuó.

Tanto en atletismo como en fútbol, su progresión está siendo excepcional. "En atletismo comencé a destacar muy pronto. También en fútbol, donde jugaba en un equipo de chicos, el San José: Me llamaron del Zaragoza Fútbol Femenino y muy pronto empecé a entrenar con la primera plantilla, que jugaba en Primera División Femenina. Decían que tenía nivel, pero, paradójicamente, no podía jugar los partidos pues aún no tenía la edad mínima para jugar en categoría absoluta. Hasta que no hice los 15 años, no pude debutar. También me llamó la selección española de fútbol. Me citaron para la sub-17 cuando solo tenía 15 años. Recuerdo que ganamos el Europeo de Lituania y el Mundial de Uruguay. Yo jugaba de delantera, de extremo", narró Salma.

Los exitos también fueron y son atléticos. "Ya he ido en dos ocasiones al equipo nacional absoluto, en Glasgow y Polonia. Ahora, reconozco que me haría mucha ilusión correr en los Juegos de Tokio. Solo tengo 16 años, pero para qué esperar más...», concluyó Salma Paralluelo.

Etiquetas
Comentarios