Despliega el menú
Deportes

Rossi y Viñales se salvan de milagro de un grave accidente en el GP de Austria

Las motos de Johann Zarco y Franco Morbidelli chocaron en la pista y salieron despedidas a gran velocidad casi rozando a los dos pilotos que veían por detrás. Rossi acusa a Zarco por "frenar voluntariamente" delante de Morbidelli y causar así el "mayor susto de su carrera".

Momento del accidente en el GP de Austria
Momento del accidente en el GP de Austria
Moto GP

Muchos aficionados al motociclismo que seguían este domingo la carrera de Moto GP del Gran Premio de Austria pensaron que Maverick Viñales y Valentino Rossi han vuelto a nacer. El piloto español y el italiano se salvaron por los pelos de verse envueltos en un aparatoso accidente que ocurrió justo delante de ellos en las primeras vueltas de la carrera.

Johann Zarco y Franco Morbidelli chocaron en la pista y mus motos salieron despedidas a gran velocidad dando vueltas en el aire y pasando por los escasos metros de Viñales y Rossi, que pasaban en ese momento por ese tramo de la pista. 

Afortunadamente no hubo impacto, pero la cara de Rossi al llegar al 'box' lo decía todo. El italiano reconocía que posiblemente haya sido el mayor susto de su carrera y no tardó en acusar al francés Johann Zarco (Ducati Desmosedici GP19) de lo ocurrido. 

Rossi le acusó de "frenar voluntariamente" delante de Franco Morbidelli (Yamaha YZR M 1) y causar el peligroso accidente que obligó a mostrar la bandera roja.

El italiano consideró que "no es una novedad" que Zarco cometa irregularidades en las carreras y reconoció que este domingo vivió el riesgo más importante de su trayectoria en la MotooGP, pues la moto de Morbidelli le rozó mientras procedía a altísima velocidad.

En declaraciones a la televisión italiana Sky Spor, aseguró: "Tengo que decir que fue duro, estoy un poco sacudido. Incluso empezar la segunda carrera fue complicado. Estaba junto a Maverick (Viñales), estábamos ralentizando para entrar en la curva 3 y vi llegar una sombra. Pensé que era la sombra de un helicóptero, en cambio llegaron dos balas. Vi bien la Ducati de Zarco, en cambio la moto de Morbidelli ni siquiera la vi, solo la vi luego en las imágenes. Hoy el santo de los motociclistas hizo un gran trabajo", dijo Rossi.

"Está bien que un piloto sea agresivo pues nos jugamos mucho, pero así estamos perdiendo el respeto para los adversarios. Practicamos un deporte muy peligroso y hay que respetar a tus rivales. No es una novedad que Zarco haga estas cosas", agregó.

Valentino fue tajante a la hora de analizar lo ocurrido y consideró que Zarco actuó de forma voluntaria para perjudicar a Morbidelli.

"Lo que pasó fue muy claro. Zarco superó a Morbidelli y luego no quería que se le superara antes de la curva, por lo que frenó voluntariamente delante de él. Pero a los 300 km/h, Morbidelli no pudo hacer nada y le golpeó muy fuerte. Zarco le cortó el camino y le frenó delante de él. Hay que tener cuidado porque nos podemos hacer daño", consideró.

"La dirección de la carrera debe hablar seriamente con los pilotos y debe tomar medidas serias con Zarco, porque incluso en Brno ha golpeado a Pol Espargaró. Y aquí en Spielberg hizo lo mismo, perjudicó a Morbidelli para que no le superara. Y al final yo también pude quedar involucrado. Hay que entender que nuestras motos, con estas velocidades, son balas. Estamos superando un poco el límite", agregó.

Finalmente, Rossi reconoció que tuvo el mayor susto de su carrera: "Sí, puede ser que sí (es el mayor susto). La moto de Morbidelli me rozó e incluso la de Zarco me pasó a pocos metros". 

"Tenemos que estar contentos"

Por su parte, el español Maverick Viñales reaccionó en Twitter tras el incidente publicando una impactante fotografía en la que se ve al piloto levantando sus brazos en un gesto intentando cubrir su cabeza al ver como una de mas motos accidentadas se aproximaba hacia él a gran velocidad.  "Mal resultado, pero hoy tenemos que estar contentos", decía después de la carrera.

El español termonó décimo en el Gran Premio de Austria de MotoGP y dijo estar contento por una parte, "al no suceder nada grave" en el accidente, y decepcionado por otra, al "tener un problema en la moto".

"Realmente estoy contento por una parte, y es que no ha sucedido nada grave pero tanto Valentino como yo estamos bien y eso es lo más importante. Franco y Johann también están bien pero en la curva tres ya se sabe, no ha pasado nada en los otros años porque Dios no ha querido pero es una curva muy complicada", explica Viñales, por encima de quien voló la moto de Zarco.

Y la decepción llegó porque "un problema en la moto, por eso estaba tan decepcionado y creo que tanto en Brno como aquí eran dos oportunidades perfectas para estar delante en el campeonato y las hemos desaprovechado totalmente". 

Etiquetas
Comentarios