Deportes
Suscríbete

Fernando Alonso, obligado a la épica para ganar las 500 Millas de Indianápolis

El asturiano saldrá 26º en las 500 Millas y tendrá que remar cuesta arriba: no tuvo una buena jornada de clasificación, con un coche que no acaba de funcionar tras el accidente del jueves.

IndyCar: 104th Running of the Indianapolis 500-Qualifying
Calificación de Fernando Alonso en las 500 Millas de Indianápolis
Mark J. Rebilas

Cuando Fernando Alonso se bajó del coche este sábado después de su tercera clasificación general para las 500 Millas de Indianápolis, la cara era más parecida a la de sus tiempos de peores tiempos de McLaren que a los gloriosos de Renault. El accidente que sufrió en la segunda jornada de entrenamientos ha costado mucho más de lo previsto. El rendimiento del Arrow McLaren SP '66' remachado no está a la altura de lo visto en los primeros días de trabajo, y lo que se temió tras el 'Fast Friday' se confirmó en la clasificación. El piloto Marco Andretti y su equipo, Andretti Autosport, cuyo propietario es su padre, Michael, dominaron este sábado la primera jornada de clasificación.

Alonso salió el 13º a rodar. Los supersticiosos dirán que era mal augurio, y se cumplió: ninguna de las cuatro vueltas de su primer intento fue superior a 230 mph, el mínimo exigible para un monoplaza potencialmente bueno. 229.418, 228.846, 228.520 y 228.291 mph fueron sus cuatro vueltas en la clasificación, lejos del rendimiento esperado. De hecho, en el momento de salir, llegó a estar 12 de los 13 que habían dado sus intentos. Acabó la sesión en una 26ª posición que sabe a muy poco. Promedio de Alonso en clasificación, 228.768 mph. Promedio del hombre más rápido (que no de la 'pole', eso se confirmará este domingo en el 'fast nine'), Marco Andretti, 231.351 mph. La diferencia es más que notable.

Alonso se niega a culpar al accidente, pero cada vez quedan menos dudas de que ese error (que fue suyo y no del equipo) ha costado mucho más caro de lo debido. En una respuesta a un tuit de un periodista que mostraba sus dudas, explicó que el cambio de rendimiento de los primeros días con respecto al resto fue que en los primeros días estaba con preparación para carrera, cuando acabó en el 'top 10', y los otros para la clasificación. El problema es que esta explicación solo lo explica en parte.

Aunque efectivamente los diferentes set ups justifican en parte esta situación, lo cierto es que el coche arreglado no acaba de dar el rendimiento esperado. Tampoco se puede explicar el pobre rendimiento en clasificación únicamente en el accidente. El Arrow McLaren SP está algo lejos de los demás (sus otros pilotos Pato O'Ward y Oliver Askew acabaron 15º y 22º), los motores Chevrolet no están a la altura de los Honda (de los 15 primeros, solo tres eran del fabricante estadounidense) y, además, estuvo el accidente.

El destino es ciertamente cruel con Alonso. El equipo que está más fuerte en esta semana de entrenamientos es el Andretti Autosport, con el que el piloto español compitió en 2017 por primera vez. Ese iba a ser su estructura en este 2020, pero a última hora, cuando todo estaba ya a falta de firmas, llegó Honda y vetó el acuerdo. Alonso se echó en brazos de McLaren, que ya tenía muy avanzado su relación con Schmidt Peterson, y aceptaron meter un tercer coche en Indianápolis para el asturiano. De haberse consumado el regreso de Alonso a Andretti, otras sensaciones habría en el óvalo.

IndyCar: 104th Running of the Indianapolis 500-Qualifying
Fernando Alonso en las 500 Millas de Indianápolis
Mark J. Rebilas

Palou, la campanada

Si Álex Palou se está ganando los elogios unánimes de todo el mundo del automovilismo, tanto español como extranjero, es por actuaciones como la de este sábado. El joven catalán, en su primera aparición en Indianápolis, culminó una memorable séptima posición. No es el favorito, ni mucho menos, pero este domingo además de tener tiempo para poner a punto su coche, el 55 del Dale Coyne, podrá disputar con los otros ocho grandes la 'pole' de las 500 Millas de Indianápolis.

Y va a por todas. ·Creo que podemos pelear con los Andretti», dijo el catalán nada más bajarse del coche y antes de confirmarse que iba a pelear con los grandes. Palou ha ido a dar grandes alegrías en Indianápolis y, quizá, mientras todas las miradas iban hacia Alonso, es él quien puede llevar la bandera española a lo más alto en el óvalo más importante del mundo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión