Deportes
Suscríbete

ciclismo

El calvario de Sergio Samitier tras su caída

Una reacción de origen desconocido ha roto los planes del ciclista de Barbastro tras su fuerte golpe hace diez días en el valle de Benasque cuando entrenaba. 

Sergio Samitier.
Sergio Samitier.
Heraldo.es

Una caída en el valle de Benasque mientras entrenaba, muy dura y aparatosa, el pasado 6 de julio, amenaza con complicar el regreso a la competición de Sergio Samitier, ciclista barbastrense del equipo Movistar.

Después del parón de la competición debido a la pandemia del coronavirus, el corredor aragonés enfocaba ya la recta final, los detalles definitivos, de su puesta a punto de cara al regreso del calendario profesional, este año, condensado entre principios de agosto y el mes de noviembre. Todo se iba a correr en ese periodo: Tour, Giro, La Vuelta, clásicas, Monumentos… Samitier, por lo tanto, estaba ya en las semanas de aproximación, acercándose cada vez más a un punto alto de forma, pero la caída le ha metido un palo en las ruedas. No por las consecuencias del golpetazo: abrasiones por todo el cuerpo -aunque todos los huesos en su sitio-, cortes, heridas y hematomas, nada que un ciclista profesional, en una semana, no sane, “chapa y pintura”, como suele decirse.

El problema le ha venido en los últimos días en forma de reacción desconocida, tal y como cuenta el propio ciclista en Instagram: “El tema de las heridas avanza bien, mucho trabajo de fisio, descanso y dolorosas curas. Gracias a eso -contaba este jueves- esta semana he salido dos días en bici a dar varios paseos”.

https://www.instagram.com/p/CCspv2BpzfK/?utm_source=ig_web_copy_link

En su mensaje, el ciclista muestra la dimensión de la reacción que sufre: “Pero se está complicando mucho todo por una reacción en mi cuerpo, cuyo origen seguimos sin descubrir, que me llevó a ingresar. Me produce urticaria, mucho picor, pero, sobre todo, hinchazón de manos, pies, ojos y cuello, con algún susto al respirar”.

En su calendario original, el animado y valiente corredor de Barbastro apuntaba a debutar en el Giro de Italia, aunque con la reestructuración de la temporada sus opciones de correr la ronda italiano se habían reducido.

‘Sami’, tras su caída, fue atendido en Benasque, antes de ir a Barbastro. "Había ido a Llanos del Hospital para hacer una semana de adaptación en altura antes de ir a la concentración con el equipo a Andorra. Era el primer día y tocaba paseo de hora y media y bajando un puerto a la salida de un túnel me encontré una piedra de montaña que no vi y reventé las dos ruedas", explicó a la agencia EFE.

En el momento de la caída el barbastrense iba entrenando "a 60 o 70 kilómetros por hora" en la postura conocida como 'bicho-bola' que puso de moda en el Tour de Francia el británico de origen keniano Chris Froome (Ineos) de bajar sentado pedaleando sobre la barra del cuadro de la bicicleta y encogido, que permite alcanzar velocidades muy altas y que después prácticamente todos los ciclistas han adoptado para determinados momentos.

De hecho tuvieron que ir a recogerlo con un coche para poder volver a casa, además de que en ese momento iba junto a otros ciclistas. "Uno de ellos no me pudo esquivar y me pasó por encima para rematarme y tiene rota la clavícula".

Tras la concentración de seis días con la selección española que dirige Pascual Momparler en Altea (Alicante), Samitier ha lamentado este contratiempo. "Me fastidia esta caída -ha dicho- por el buen momento de forma que estaba y porque estaba disfrutando mucho con la bicicleta".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión