Despliega el menú
Deportes

casademont93 - 113 morabanc Andorra 

El Casademont no tiene defensa

El Andorra bate su récord histórico de anotación ante un conjunto aragonés que no opuso resistencia.

Ese 2+1 final de Jaime Pradilla con que se clausuró el partido sintetizó la reunión. Al menos, una porción de ella, la de la canasta que atacaba el Casademont Zaragoza, el aro en el que anotamos 93 puntos. En el otro, en el que teóricamente tenía que defender el conjunto aragonés, el Morabanc Andorra firmó su máxima anotación histórica en la ACB, 113 puntos impropios en el baloncesto profesional. El enunciado anterior no necesita de más glosas, se define por sí mismo. Duele en el alma la derrota zaragozana, que se queda sin opciones en la fase final de la ACB después de completar una soberbia fase regular. Una pena, el Casademont, igual que su defensa. Todavía quedan dos partidos. Aunque las semifinales ya formen parte de la utopía, conviene dejar de penar...

Por fin se medía el Casademont a un equipo con menos centímetros. No estaba Fran Vázquez ni Justiz, pero tampoco comparecían Diagne y Musli, los techos del Andorra. Con esta premisa, convenía mover, masticar la jugada hasta encontrar buenos tiros debajo del aro, donde por fin Radovic y Hlinason podían pugnar en condiciones de superioridad, o al menos de igualdad. Pero no. Ibón Navarro, técnico del Andorra, le ganó la partida y el partido a Porfirio Fisac. Como jugando podían perder, el Andorra se dedicó a correr. Y a eso sí demostraron ser mejores. El Casademont mordió el anzuelo y también se puso a correr en vez de    jugar, en vez de mover. Hlinason y Radovic no zurraron dentro. El partido lo ganó primero por fuera el Morabanc Andorra, y después incluso por dentro. Más delator que el extraordinario porcentaje de tiro de tres de los de Navarro (16 de 29), es que capturara más rebotes que el conjunto aragonés. Hlinason deja muchas dudas respecto a su futuro. Peor es lo de Radovic, que no deja ninguna...

Lo dicho, Fisac apostó de salida por Rodrigo San Miguel, Krecji, Benzing, Radovic y Hlinason, incrementado los centímetros en el equipo inicial, quizá para atacar el déficit del rival. Administró con acierto los primeros balones Rodrigo San Miguel, que socializó la posesión del balón buscando opciones interiores, talón de Aquiles del Andorra. La cosa prometía. En la primera posesión, el Casademont Zaragoza rascó tres faltas al rival. Benzing y Hlinason rentabilizaron la fluidez inicial para establecer la primera ventaja (4-0). Solo Llovet era capaz de responder debajo del aro. Corría demasiado el Casademont, pero se mostraba más certero que un Andorra que falló cuatro triples consecutivos hasta hacer su primer bingo, obra de Hannat. Benzing se mostraba mucho más acertado desde la periferia. El 16-7 global en ese momento se podía leer desde la pericia desde la línea de tres puntos: 3 de 4 del Casademont, por 1 de 7 del Andorra. Llegaron las rotaciones con Pradilla por Hlinason, Ennis por Krecji y Alocén por Rodrigo. Igual que ante el Valencia, Jaime Pradilla volvió a reivindicarse en un Casademont que perdía renta en el luminoso de la misma forma que perdía luz en la pintura. Así se clausuró un cuarto con un 25-22 apadrinado por Benzing, productor de 12 de los 25 puntos.

Barreiro compareció en el segundo cuarto. Continuaba jugando con ritmo el Casademont. Quizá con demasiado ritmo ante un rival que solo podía correr al carecer de altura. Punto a punto, mejor dicho, triple a triple de Todorovic, el Andorra comenzó a dejar sentir su aliento en el cogote aragonés. Todorovic empató a 30. Y después, el mismo Todorovic culminaba el remonte andorrano (32-33). Con pleno de aciertos desde el triple, menos mal que a Navarro le dio por sustituir al serbio. Sin Todorovic en el ruedo, Hannat y Walker tomaron el testigo anotador. El Andorra seguía corriendo y no le iba mal (34-41). Al descanso, 45-50. Sí, a proyección de cien... El Casademont en ese instante ya no tenía defensa. Además, Benzing se había detenido en este segundo cuarto, anclado en los 12 puntos del primer acto.

La fuga definitiva

El Andorra gobernó con claridad el tercer cuarto. Jelinek seguía muy acertado desde la lejanía. En la cercanía, el desconocido e impronunciable Olumuyiwa, un jugador reclutado desde los arrabales del baloncesto, hacía mucho daño a un inane Casademont. Fisac paró el partido con 51-62. No llegaba la reacción zaragozana. Ennis, Brussino y Benzing sumaban, pero su exhibición individual no robustecía al colectivo. Además, el balance defensivo aragoneses no era malo... Mucho peor, era inexistente. Volvieron Todorovic y Llovet, y el Andorra lo agradeció (61-75). Parcial de 19-25 en el tercer cuarto. El Casademont continuaba sin aparecer.

Navarro apostó por jugar con dos bases en los 10 minutos finales para mantener el control, con Hannat y el menos conocido Senglin, auténtica revelación del Andorra. Le interesaba a los andorranos un intercambio de canastas y a eso se jugó. El Casademont no detuvo la hemorragia. Duele muchísimo la imagen del Casademont... Al final, 93-113, con 38 puntos encajados en el último cuarto, con 113 puntos encajados en los 40 minutos. Lamentablemente, el Casademont Zaragoza no tiene defensa.

Ficha técnica

93 - Casademont Zaragoza (28+17+19+29): San Miguel (5), Krejci (4), Benzing (19), Radovic (-), Hlilason (5) -cinco inicial- Pradilla (10), Barreiro (13), Brussino (19), Alocén (4), Etxeguren (-), Ennis (14) y Jorge García (-).

113 - MoraBanc Andorra (23+26+25+38): Hannah (11), Walker (10), Massenat (6), Llovet (9), Sy (10) -cinco inicial- Tyson Pérez (-), Olumuyiwa (12), Dejan Todorovic (26), Guillem Colom (3), Jelinek (12), Senglin (11) y Bartolomé (3).

Árbitros: Conde, Serrano y García Ortiz. No hubo exclusiones por personales.

Incidencias: tercer partido de la tercera jornada del grupo B de la Fase Final de la Liga disputado en el pabellón Fuente de San Luis de Valencia. Dejan Todorovic fue elegido Jugador del Partido por los aficionados.

Etiquetas
Comentarios