Despliega el menú
Deportes

Para Sandro Rosell el confinamiento ha sido mejor que su periodo en prisión, donde "no tenía ni Netflix"

El expresidente del FC Barcelona ha asegurado que la jueza Carmen Lamela, cometió una "enorme y mayúscula injusticia" en su caso al tenerle dos años en prisión preventiva pese a ser finalmente absueltos.

Sandro Rosell
El expresidente del F.C. Barcelona, Sandro Rosell, a su llegada a la Audiencia Nacional.
Efe

El expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell ha asegurado este miércoles que la jueza, por entonces de la Audiencia Nacional y ahora del Tribunal Supremo, Carmen Lamela, cometió una "enorme y mayúscula injusticia" en su caso y en el de su socio Joan Besolí, al tenerles dos años en prisión preventiva pese a ser finalmente absueltos de la denuncia de blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

"Fue una enorme injusticia. Con Joan y conmigo. Ahora, las personas entenderán mejor qué es estar dos años encerrado, sin poder hacer lo que quieres. La injusticia es mayúscula, y quiero que los medios ayuden a descubrir por qué", apuntó Rosell en la presentación de su libro 'Un fuerte abrazo', que refleja los 645 días que pasó en prisión preventiva.

De ahí que presentara meses atrás una querella contra la jueza Lamela. "Os pido a los medios que nos ayudéis a que sea visible la querella contra Lamela, veremos si alguien quiere investigar lo que está pasando en el 'sottogoverno' que hay. Pido que nos ayudéis a investigar lo que ha pasado aquí porque puede ayudar a que no vuelva a suceder, y entre todos intentemos mejorar este Estado", apeló.

"La querella se presentó hace 4 ó 5 meses, estamos esperando a que la admitan a trámite. Entiendo que el día 4, que se reprende la actividad judicial, tendremos respuesta de si la admiten a trámite. Supongo que sí. Si no, os lo diremos. Desde el punto de vista técnico, esta querella debe ser admitida a trámite sí o sí", argumentó en este sentido.

Rosell, además, cargó contra el sistema judicial español. "Un juez es de ley, no debería ser de izquierdas o derechas, pero sé que no es así. Algo quiere decir. El libro puede ser interesante para los jóvenes que estudien para ser abogados, jueces o fiscales, para que sean conscientes de las cosas que pasan en la justicia, en los errores y defectos que hemos encontrado. Para que cuando estén, lo hagan de forma justa y legal", apuntó.

En un libro (de Plaza&Janés) que debía ser publicado hace dos meses en una presentación en la prisión Modelo de Barcelona, Rosell detalla los 645 días que pasó en prisión preventiva. "Refleja lo que pensábamos y lo que vivíamos dentro, todo lo que nos pasaba por la cabeza", apuntó el expresidente blaugrana.

"No arrancaría ninguna página de este libro, digo lo que quería decir y no me arrepiento de nada. Y si hay algo que quiero que salga, es la última página, el último párrafo del libro. Que es un poco el decir que cuando llevas tantos años luchando y con tantas discrepancias y discusiones, empiezas a estar cansado y dices 'a ver cuando termina esto y nos empezamos a querer y respetar entre todos'", se sinceró.

En cuanto al título 'Un fuerte abrazo', explicó que se debe a que era maravilloso cuando tenía un "abrazo sincero" en los 'vis a vis' con los familiares o con su mujer. "Recomiendo a todo el mundo que se abrace más y más fuerte con las personas que quiere. Porque si no, recuerdas haberlo podido hacer y no haberlo hecho. Hay que aprovechar y abrazar, cuando nos lo permitan", señaló en referencia al coronavirus.

Una pandemia que ha conllevado un confinamiento que, para él, ha sido bueno. "Para mí el confinamiento ha sido bueno. Es una cabronada para todos, para la economía y para las vidas humanas, pero estamos comparando el cemento, doce metros cuadrados con un baño abierto, y esa comida que te daban y sin comunicación ni Netflix... La diferencia es brutal. He estado con mi mujer y mis hijas, más de setenta días juntos. Mi confinamiento, comparado con la cárcel, es brutal", se sinceró.

Un libro, publicado en castellano y en catalán ('Una forta abraçada', publicado por Rosa dels Vents), cuyos 'royalties' irán a parar a la fundación del Padre Paulino, el capellán 'culé' de la prisión de Soto del Real. "Me gustaría muchísimo que la gente lo leyera, por esa parte de ayuda a mi ego como escritor, pero sobre todo porque los derechos irán a la Fundación del Padre Paulino", explicó Rosell.

"Este libro demuestra la gran debilidad de Sandro por ayudar a los demás. Rosell es una persona íntegra, que no ha cambiado nada dentro de la prisión. Hay que destacar el cariño que le tenían dentro, desde internos hasta personal. Desde la injusticia, una persona puede ser ella misma", opinó Paulino, presente virtualmente en la presentación.

Etiquetas
Comentarios