Despliega el menú
Deportes

superar el coronavirus 

Ander Herrera manda un mensaje a Carmela, socia del Casademont, tras superar 53 días en la uci

El futbolista es amigo de un familiar y le desea que ella vea el Real Zaragoza en Primera División, tras recibir el cariño de Carlos Alocén, jugador del Casademont.

Carmela Mondéjar.
Carmela Mondéjar, en la habitación de la planta de Traumatología del Hospital Miguel Servet.
S. del Val

La enferma Carmen Mondéjar no deja de sorprenderse después de haber salido de la uci del hospital Miguel Servet tras pasar 53 días por el coronavirus. Primero fue el capitán de Casademont, Carlos Alocén, su jugador favorito del equipo al que sigue, y esta mañana ha recibido un mensaje solidario del futbolista Ander Herrera, que es amigo de un familiar suyo (el hijo de una cuñada de ella). Le ha dicho  que esperaba su recuperación para verla el año que viene viendo un partido del Real Zaragoza en Primera División tras el deseado ascenso que se la juega en las próximas semanas.

Su marido, Salvador del Val, ha explicado que el hijo de la cuñada de Carmela es amigo del futbolista Ander Herrera y trabaja de policía en Barcelona. Al verla en los medios de comunicación nacionales, que se hicieron eco de la noticia ayer (Movistar, La Sexta, Onda Cero y Cadena Ser), le invitó al exjugador del Real Zaragoza, vecino de la capital aragonesa y actual jugador del París Saint Germaint (PSG) , le mandara un mensaje. Y lo hizo enseguida. 

Aunque ella es muy forofa del baloncesto, Herrera le dice que también es aficionada del Real Zaragoza y espera que se mejore, después de haberlo pasado mal en la uci. "Nos alegramos mucho que vayas mejorando y te mando ánimos para el último empujón, que vas a superar. Pronto estarar recuperada al cien por cien y seguro que verás al Real Zaragoza en Primera división. Un beso muy fuerte, Carmela", le ha trasmitido. 

Le desea a la enferma que pasó 53 dias en la uci del Servet ver al Zaragoza en primera división el año que viene

La enferma se ha quedado sorprendida con Herrera, aunque sabía que el origen inicial era familiar, y con la repercusión de lo que le mandó Alocén. Ayer no hizo más que leer correos y llamadas en su habitación del Servet, donde ha empezado a caminar, ayudada por los fisioterapias, para superar la coronavirus. "Los médicos nos siguien diciendo que se podrá ir pronto a casa (ingresó el 11 de marzo)  y como más tarde será sobre el 11 de junio. Está muy emocionada con todos los mensajes y llamadas que ha recibido", ha agregado su marido. 

      

Etiquetas
Comentarios