Deportes
Suscríbete

ciclismo

Las etapas aragonesas de La Vuelta se celebrarán el 24, el 25 y el 26 de octubre

La incertidumbre meteorológica marcarás las jornadas pirenaicas, ubicadas ahora en el primer fin de semana de la carrera. 

La Vuelta España 2018 en Ejea de los Caballeros.
La Vuelta España 2018 en Ejea de los Caballeros.
Toni Galán

La reubicación en el calendario de la UCI de La Vuelta provocada por la pandemia del coronavirus ha asignado nuevas fechas a las tres etapas con protagonismo aragonés previstas en el trazado de la ronda española. Una carrera que se celebrará, finalmente, entre el 20 de octubre y el 8 de noviembre, es decir, en pleno otoño. Inicialmente programada para arrancar con tres jornadas en Holanda, esas etapas se ha anulado, por lo que la competición tendrá 18 días, adelantándose así las tres etapas con presencia de Aragón, alojadas ahora en el comienzo de la carrera, en el primer fin de semana: etapas 4 (23 de octubre), 5 (24 de octubre) y 6 (25 de octubre).

Este nuevo calendario introduce en el contexto de La Vuelta la incertidumbre de la meteorología, más imprevisible y cambiante en fechas otoñales, especialmente, en las etapas de Aragón, con dos etapas con recorrido de montaña en los Pirineos. A finales de octubre, comienzan a registrarse las primeras nevadas de importancia en la cordillera, en cotas superiores a los 1.500 metros, por lo que la etapa 6, entre Biescas y el Tourmalet, con paso por el Portalet y el Aubisque francés podría verse amenazadas en su diseño original.

Hay tres jornadas de ciclismo programadas en Aragón, las tres únicas de ciclismo profesional de este año debido a la cancelación -antes de la crisis sanitaria mundial- de la Vuelta Aragón. En la ronda española, la primera etapa en la Comunidad, el día 23 de octubre viernes unirá Garray, el yacimiento de Numancia, cerca de Soria, con Ejea de los Caballeros. Una jornada de perfil llano y 190 kilómetros.

Al día siguiente, el sábado, la carrera partirá de Huesca, con una etapa intensa, de media montaña, de 185,5 kilómetros. La meta está en Sabiñánigo, ciudad ciclista por antonomasia, tras un novedoso trazado: el pelotón tomará dirección Ainsa y penetrará en la escénica y sinuosa carretera del Cañón de Añisclo por el valle de Vío, subiendo a Fanlo y bajando al Valle de Broto. De ahí, la etapa calcará el final de la Treparriscos, por la nueva carretera y túneles de Peñalba. Un recorrido ratonero, por la tipología de las carreteras, muy tramposas.

La tercera etapa del tríptico aragonés unirá Biescas con la mítica cima del Portalet, el domingo 25 de octubre. Un día que ya es designado como el ‘gran día’ de ciclismo de 2020 tras la condensación de todo el calendario World Tour en tres semanas y el solapamiento de pruebas. Ese domingo 25 de octubre coincidirá la etapa del Tourmalet en La Vuelta, la París-Roubaix y la contrarreloj final del Giro de Italia. La jornada de Biescas, cuna de Fernando Escartín, tendrá 135,6 kilómetros de trazado. Un recorrido explosivo, al estilo de lo que se frecuenta en las últimas ediciones de las grandes vueltas. La carrera remontará el Valle de Tena hacia Francia, subirá al Portalet, bajará hasta Laruns, ya en país vecino, y se enlazarán dos colosos con genética del Tour: el Aubisque y el final en el Tourmalet, por la vertiente de Bareges, la que ascendió este pasado julio la ronda francesa con victoria de Thibaut Pinot. Todo ello si la meteorología lo permite y las nieves aún mantienen abiertas las subidas al Aubisque y al Tourmalet.

La primera etapa de La Vuelta saldrá el 20 de octubre desde el municipio de Irún, en el País Vasco, y terminará en el alto de Arrate, ubicado en la misma región española. El trazado de la decimoctava y última etapa de la edición de este año discurrirá íntegramente por la capital española, según informó la Vuelta.

Ante el escenario excepcional planteado por la crisis sanitaria del coronavirus, la organización de la Vuelta decidió cancelar definitivamente la salida oficial programada originalmente para ser disputada en las provincias neerlandesas de Utrecht y Brabante Septentrional.

La UCI está reorganizando el calendario de competiciones ciclistas para asumir una competición de 18 etapas, algo nunca visto desde la edición de 1986. También será la edición de la Vuelta que se disputa en una fecha más tardía, según la organización del evento.

"Tenemos que tratar de hacer de la necesidad una virtud y aprovechar las oportunidades que nos brinda este nuevo paradigma. Gozamos de una gran posición en el calendario y esperamos poder contar con una participación de excepción", dijo Javier Guillén, director de la Vuelta.

Por su parte, la Unión Ciclista Internacional anunció que la edición del Giro de Italia de este año comenzará el 3 de octubre, tras haberse visto obligada a revisar su calendario por causa de la crisis de COVID-19.

La UCI también facilitó el calendario de las carreras conocidas como "clásicas": Milán-Sanremo se celebrará el 8 de agosto, Lieja-Bastoña-Lieja el 4 de octubre, el Tour de Flandes el 18 de octubre, París-Roubaix el 25 de octubre y el Giro de Lombardía el 31 de octubre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión