Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

fútbol

Jaime Latre: "Los árbitros estaremos preparados para cuando la liga vuelva"

Santiago Jaime Latre es el único árbitro aragonés en el fútbol profesional desde el adiós de Clos en 2017. Es de Sariñena (Huesca), tiene 40 años y es ingeniero de telecomunicaciones y capitán del Ejercito.

Jaime Latre, en un partido de esta temporada.
Jaime Latre, en un partido de esta temporada.
EFE

¿Dónde está confinado?

En Madrid. Cuando empezó el problema me pilló aquí. Tengo casa porque mi último destino como militar, antes de pedir la excedencia, fue Madrid. Estoy con mi mujer y mis hijos. Nos aconsejaron no movernos para evitar problemas y decidimos no ir al pueblo. En Sariñena se ha quedado mi madre, que está sola en la casa.

Así que su contacto telefónico con Sariñena es diario.

Claro. En los primeros días, con bastante calma. Pero cuando se detectó el primer caso de coronavirus en la residencia de mayores, se extendió la preocupación, obviamente. Desde el Ayuntamiento y otras instituciones se han volcado con la gente mayor, sobre todo con las personas como mi madre, que viven solos.

¿Cómo está soportando ella esta anómala situación?

Bien, lo lleva bien. Tiene 76 años y es como mucha gente de su generación:siempre tiene en casa una buena despensa. Puede pasar una temporada larga sin problemas de abastecimiento. Insisto, el Ayuntamiento y la gente de Sariñena se están preocupando porque no les falte de nada. Hay vecinos más jóvenes que les hacen los recados, los encargos. Es un reflejo de la vida presente en nuestros pueblos:hay mucha gente mayor.

Los problemas familiares y sanitarios se entremezclan en estos días con los de la economía y la empresa. El fútbol profesional es un paradigma. Y ahí están ustedes, los árbitros, los más callados de todos los sujetos afectados.

Desde el primer momento, el Comité Técnico de Árbitros (CTA) solicitó cautela. Si ya, en el día a día dentro de la normalidad, nos hace un seguimiento bastante importante de nuestros entrenamientos físicos, exámenes de cuestiones técnicas, ahora incluso ha incrementado todo este trabajo semanal. Desde casa, todos los árbitros estamos activos, para llegar preparados al momento en el que vuelva la competición.

El trabajo de árbitro profesional requiere en la última década larga mucha dedicación.

En la tarde-noche del domingo, por ejemplo, recibimos desde el CTAun examen sobre jugadas, que tuvimos que hacer todos vía telemática, desde casa. Es lo habitual. En estos difíciles momentos, nos están mandando mucho material. No nos podemos quedar inactivos. Nadie puede desconectarse pese a lo que sucede. Da igual que la liga pueda volver en un mes, en dos, en tres...

Esto, en lo meramente futbolístico. ¿Y el aparatado de la preparación física?

Por lo que leo, estamos en el mismo régimen que los futbolistas. Se nos ha remitido un plan de trabajo para que lo llevemos a cabo cada día en casa, en la medida de lo posible según el espacio que cada uno tenga. Está claro que nunca será lo mismo que poder correr fuera tus kilómetros y con tu velocidad habitual.

El trabajo de mesa en casa, con el ordenador, es más sencillo. Pero, en lo físico, ustedes están muy exigidos en la era moderna del arbitraje. Y ahí pueden sufrir.

Nosotros tenemos también nuestro preparador físico particular, del Comité, como de ordinario. Y nos ha adaptado trabajos habituales para que los hagamos en nuestro domicilio, con una serie de circuitos y de tablas de estiramientos, de ejercicios tipo Core (músculos abdominales, lumbares, de la pelvis, glúteos y columna). Tenemos hace un tiempo una plataforma corporativa en la que él sigue nuestros entrenamientos y controla todos los parámetros.

Las concentraciones que llevan a cabo los árbitros a menudo durante la temporada van a verse también interrumpidas.

Sí. Es tiempo de ir admitiendo que esto nos cambia las rutinas a todos. En los últimos años, en el arbitraje, la evolución de la preparación física de todos nosotros ha evolucionado muchísimo. Todo el mundo está muy bien. Pasamos pruebas físicas cada poco tiempo, se nos mide el porcentaje de grasa con minuciosidad. En este sentido, la exigencia del doctor Casajús es máxima.

José Antonio Casajús Mallén, ex futbolista del Real Zaragoza, catedrático de Universidad e investigador aragonés.

Así es. Él es nuestro médico en el CTA desde hace muchos años, quien va a encargarse con éxito, con total seguridad, de que este parón, por largo que pueda ser, no nos afecte a ningún árbitro en nuestra condición física. Estoy seguro de que, cuando la liga se reanude, todos regresaremos en plenitud de forma.

Se oye a La Liga, a la Federación, al sindicato de futbolistas, a la UEFA, a la FIFA... ¿y los árbitros, cómo observan todas las disquisiciones para retomar la competición cuando todo esto pase?

El presidente, Carlos Velasco Carballo, es quien está al tanto de todo desde que la liga se paró. Hemos tenido desde entonces un par de reuniones telemáticas por semana y nos va contando la evolución de las cosas. Nosotros estamos simplemente expectantes. Ahora solo prima la salud, la medicina, los aspectos sociales, el bien de toda la población. Nosotros no debatimos sobre plazos de regreso, sobre fechas ni nada de eso. Nuestra misión es estar preparados para cuando se pueda volver a la normalidad. Nada más.

Parece que, cuando eso ocurra, se avecina un aluvión de partidos seguidos, en pocos días. Eso sí les afecta. Ustedes son muy pocos en Primera y Segunda. Sus designaciones van muy ajustadas, sin apenas margen de maniobra.

Sí. Vemos los escenarios que se pueden llegar a plantear si se acaba la liga en un corto periodo, de mes y medio o dos meses, en cuanto sea posible. Pero nosotros no estamos en el foco de decisión sobre eso. Solo observamos.

Los árbitros, una semana pitan en el campo y la siguiente desde el VAR. Y así sucesivamente. Lo que viene puede ser de vértigo para ustedes también, por los viajes y demás cuestiones anejas.

Entendemos que estamos ante circunstancias muy excepcionales. Si hay que concluir la liga en un tramo breve de fechas, si así se decidiera, lo asumiremos sin problemas. Es una situación compleja, difícil. Todo el mundo deberá adaptarse.

¿A ustedes también les han planteado una rebaja salarial?

No. De eso todavía no hemos hablado. Es probable que pueda pasar algo, pero no se ha tratado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión