Despliega el menú
Deportes

juegos olímpicos

Alejandro Blanco: "España nunca hubiera boicoteado los Juegos de este verano"

El presidente del COE considera que "el COI ha aplazado el evento en el momento oportuno, no antes, porque ha tomado la decisión cuando ha tenido los agentes encima de la mesa".

Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico.
Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico.
EFE

El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, está pasando estos días, antes y después del aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio a 2021, "manteniendo muchas videoconferencias y llamadas y contactando con mucha gente". Con su mujer, doctora, "pasando el coronavirus en casa, con tranquilidad, sin fiebre", Alejandro Blanco espera "que pase cuanto antes esta situación para poder salir todos a la calle a retomar la vida normal". "Cuanto más pronto se recupere la normalidad significará que ya se ha vencido al coronavirus y que podremos volver al quehacer diario", reconoce el dirigente gallego en una entrevista a este medio dos días después de que el Comité Olímpico Internacional (COI) y Japón anunciasen, el martes 24, la suspensión de Tokio 2020.

PREGUNTA: Al menos ya estará más satisfecho y aliviado con el aplazamiento de los Juegos.

RESPUESTA: Era de sentido común. El coronavirus empezó en unos países y ha afectado a unos determinados deportistas, pero ha habido una expansión exponencial en países y en número de personas afectadas. En estas condiciones hay deportistas que por estar en algún país no pueden entrenar, y si no puedes entrenar difícilmente puedes competir, y los Juegos son igualdad. En los Juegos tiene que estar todo el mundo en las mismas condiciones y el COI, después de escuchar a todo el mundo, tomó la decisión que tenía que tomar.

P.: La decisión ha sido «de común acuerdo» entre el COI y Japón, ¿pero ha tenido que empujar el país organizador al máximo organismo olímpico a hacerlo por fin oficial? ¿O ya estaba tomada por el COI desde el pasado domingo?

R.: Nadie lo sabe. Yo escucho lo que ha transmitido el presidente Thomas Bach. La decisión no la adopta una organización sólo. El Comité Organizador de Tokio 2020 tiene su importancia, Japón, el COI, la Organización Mundial de la Salud (OMS) con sus informes, las televisiones, los patrocinadores... Es el mayor evento que se puede organizar en el mundo, una persona, una entidad o quien sea. Intervienen todos los actores y todos tienen que opinar lo mismo. Si no, estamos perdidos.

P.: Hace más de un mes, usted, que suele ser muy prudente, dijo: «Pues si no podemos ir a Tokio, no iremos». ¿Ya se temía entonces que no habría Juegos este verano o ya le había transmitido el COI la posibilidad, pese a que ellos seguían insistiendo en que seguían su camino como si nada ocurriese?

R.: Quizás la diferencia de criterio que podía haber con otras personas en aquel momento era que nosotros ya estábamos sufriendo aquí el coronavirus. Entonces, si ves una situación terrible, con un Gobierno que va a decretar el estado de alarma, que todo el mundo tiene que estar en casa y que no puedes salir a entrenar, si tú piensas en los deportistas, piensas que si no pueden entrenar es imposible que puedan competir.

P.: También fue el COE de los primeros en solicitar el aplazamiento de los Juegos.

R.: Nosotros somos un país referencia en el mundo por los resultados deportivos y por la calidad de nuestros deportistas, pero si van a ir a unos Juegos en los que hay unos deportistas que podían entrenar y otros que no, evidentemente se producía una desigualdad. Eso era lo que yo decía, nada más. Porque además, mantuve siempre una premisa: con el máximo respeto y apoyo al COI, lo que él dijese era lo que nosotros íbamos a hacer y a cumplir, pero había que exponer, que eso es ser leal, la situación que había en España. Por desgracia esa situación se amplió a tantos países, a tantos deportistas y a tanta gente en el mundo, que han tenido que tomar la decisión en la que, repito, intervienen muchos agentes.

P.: ¿No cree que la medida ha llegado muy tarde? El COI vivía ajeno a la realidad, teniendo además a los deportistas con incertidumbre y angustia al no saber si se suspenderían o no los Juegos.

R.: Yo creo que no. La decisión ha llegado en el momento oportuno. Una persona no puede tomar una decisión si no tiene todos los informes encima de la mesa, y lo que ha hecho el COI es tener todas las valoraciones. No unas sí y otras no. Entonces, cuando las ha tenido todas, es cuando ha tomado la decisión en el momento en el que tenía que tomarla, no antes.

P.: ¿No al menos dos semanas antes, cuando la OMS declaró el 11 de marzo que el brote de coronavirus ya era una pandemia global?

R.: La decisión del COI viene de la mano con la OMS, y probablemente también debemos de pensar cómo ha sido la evolución, y hemos visto que en unos días se han multiplicado el número de países y de personas. Esto es día a día, y día a día han visto, y hemos visto, que no se controlaba y es entonces cuando se toma la decisión. Es una decisión muy importante, que tiene un significado especial por lo que es el movimiento olímpico, por lo que son los Juegos Olímpicos y la repercusión que tienen en el mundo, y en función de eso han tomado una decisión que está muy bien.

P.: Después de tantas presiones internacionales, todos los deportistas han aplaudido que al fin se hayan pospuesto.

R.: Normal, porque eso significa igualdad. Ya sabemos que van a ser en 2021, antes del verano, y ahora la prioridad de todos los deportistas y de toda la gente en el mundo es poder controlar la pandemia. Una vez que esto termine todo el mundo tendrá tiempo, primero, de rehacer su vida, y segundo, y en el caso de los deportistas, de preparar los Juegos.

P.: Entre esas presiones, las de Estados Unidos, con el poder que tiene, ¿cree que han sido decisivas? ¿Estados Unidos ha sido el que ha dado la puntilla definitiva?

R.: Estados Unidos sin ninguna duda es la gran potencia, una de las grandes potencias, pero es que estaban ya interviniendo muchos deportistas de muchos países. Y no sólo hablamos de Estados Unidos, sino también de Canadá, de Australia... Pero también hablamos de España, de deportistas italianos, franceses... De mucha gente que ha dicho: 'Hasta aquí'. En esta situación lo que ha hecho el COI es recoger la opinión de antes. Si no lo vemos de forma global es muy complicado, y cuando ves que todo el mundo va en una determinada dirección, es cuando te das cuenta de que tienes que decir que se acabó y que ya se harán los Juegos en otra fecha.

P.: Canadá fue el primero que se lanzó a boicotear los Juegos si se celebraban este año. ¿España llegó a pensar en algún momento en la posibilidad de un boicot?

R.: Es muy importante recordar que antes de la decisión que tomó el COI, su presidente hizo videoconferencias con los presidentes de todos los comités olímpicos del mundo, con los presidentes de las federaciones internacionales, con asociaciones de deportistas y con todo el mundo, y el cien por cien dijo: 'Respetamos y apoyamos la decisión del COI'. Uno a uno, votando. Una vez que tú ya has dicho eso, tienes que confiar en la decisión que tome el COI. Si estamos con el COI y confiamos en sus decisiones, salir a decir: 'Yo no voy...'. Eso, a no ser que estés muy presionado, es muy complicado de entender.

P.: O sea, que España nunca hubiese hecho un boicot, en ningún caso.

R.: Yo ya te he respondido. De todas formas, hay que pensar que nadie tiene el dominio sobre nadie. Si mañana se organizan unos Juegos o cualquier evento, la gente es libre de ir o no ir, pero para hacer un planteamiento a priori hay que ser conscientes y, sobre todo, hay que respetar a aquella organización de la que tú formas parte voluntariamente.

P.: Los olímpicos españoles sí que empezaban a hartarse de que se retrasase tanto en hacerse oficial, ¿no?

R.: Estaban como toda la sociedad. Primero, preocupados por su salud, y segundo, los deportistas españoles son competidores, ganadores, y ellos saben que la base para competir y ganar es entrenar. Si les impides entrenar, difícilmente puedes pensar en ganar. Eso era lo que estaba expresando todo el mundo, y los españoles son el reflejo de lo que es toda la sociedad española.

P.: ¿Cree que los Juegos serán en verano del próximo año, o antes? ¿Usted lo sabe ya?

R.: Yo sólo sé el comunicado del COI, que serán «antes del verano», y que ahora está haciendo los contactos con las federaciones internacionales y también con las televisiones, para buscar la fecha más apropiada para encajar los Juegos en el calendario internacional. Ya nos dirán la fecha.

Etiquetas
Comentarios