Despliega el menú
Deportes

El Grupo de Jotas Cinco Villas cumple 60 años de vida

Esta formación repasará el próximo sábado en Bardenas su trayectoria con un espectáculo nuevo que han dedicado a todos y cada uno de sus componentes.

Grupo de Jotas Cinco Villas.
Grupo de Jotas Cinco Villas.
Grupo de Jotas Cinco Villas.

El Grupo de Jotas Cinco Villas, de Bardenas, cumple 60 años de vida. Un tiempo en el que han llevado su folclore por medio mundo, dando a conocer la tradición aragonesa.

En la actualidad está formado por 40 personas, pero han pasado por el grupo más de doscientas personas en estos años de vida. Su director, Rafael Sagaste, es la segunda generación de ‘Sagastes’ que lleva el grupo, que fundó su padre, Jesús (todavía en activo en él) y su tío, José Manuel, que lo dirigió durante 30 años.

“Ahora ya somos una tercera generación implicada, porque mis hijos también bailan, mi mujer, mi hermana. Siempre hemos estado vinculados con la jota”, señala Rafael Sagaste.

Este sábado, para dar a conocer su historia y su evolución en sus 60 años de vida, ofrecerán en su localidad un espectáculo que comenzará a las 18.30. Será en el salón de baile. La entrada es gratuita hasta completar aforo. En él “hemos querido rendir un homenaje a todos y cada uno de los que han formado parte de este grupo. Para ello, haremos un repaso por aquellas jotas más significativas para nosotros, como la primera que aprendimos: la jota fácil de Ejea”, explica su director.

También habrá hueco para la primera coreografía que montaron la ‘Jota de Bardenas’ o la ‘Jota de los Pueblos’, que nació con motivo de la celebración del 50 aniversario del nacimiento de los núcleos de colonización. También se oirán y disfrutarán la ‘Remangada’ y  ‘Homenaje a la jota’.

Igualmente, sonaran las voces interpretando piezas como el ‘Himno de las Cinco Villas’ o ‘El cazador’, que están dentro del repertorio grupal y “se han ido incorporando a lo largo de las décadas”, precisa su director.

El espectáculo estará acompañado de una narración con la historia del grupo y con la proyección de 150 fotografías que resumen su trayectoria. “Son fragmentos de viajes, actuaciones, anécdotas”, dice Sagaste. En alusión a una formación que ha viajado por medio mundo y que conoce a la perfección la geografía española. “Menos en Extremadura y Baleares, hemos estados en todas las comunidades autónomas”, dice el director de la formación.

Tras el espectáculo, en el que participarán unas 50 personas, la cita continuará con una cena de hermandad que tiene un coste de 20 euros

Esfuerzo

“Nada de esto sería posible sin la colaboración de todos los que forman parte del grupo. Y no solo de los que tocan y bailan, sino también de todos los que nos ayudan”, explica Rafael Sagaste. Un esfuerzo voluntario, ya que todos participan por “amor a la jota. El grupo surgió como modo de entretenimiento en el municipio y la voluntad de colaborar sigue vigente”, indica Sagaste.

No hay que olvidar que la historia del grupo forma parte de la historia del municipio de Bardenas. “Cuando mi padre y mi tío vinieron a vivir aquí formaban parte del grupo de Ejea y creyeron que poner en marcha una rondalla contribuiría a dinamizar la localidad, recientemente fundada”, dice Rafael.

Y así fue. “Ahora es un orgullo ver como cada viernes, cuando ensayamos, nos juntamos 30 personas. Es símbolo de que el grupo está vivo y de que hay implicación, además de buen ambiente”, señala Sagaste. Un gran reto que ha supuesto mucho esfuerzo técnico, porque llevan desde finales de 2019 montando el espectáculo, y también personal: “este tipo de actividades no podrían hacerse sin el apoyo de la familia. Yo tengo a todos los míos en el grupo y me entienden, pero es complicado, porque quita muchas horas de tu propio tiempo”, dice Rafael Sagaste.

Un espectáculo que también servirá de reconocimiento para todos los profesores que han pasado por el grupo y a todos aquellos que han formado parte, no solo de Bardenas o Ejea, que son los mayoritarios, sino de otros municipios, como Sádaba, de donde se han nutrido de joteros. “No podríamos entender nuestro grupo sin figuras como José Luis Casasús o Miguel Igual, que fueron profesores; o joteros como Teodoro Arruga o Ángel Pueyo”, reconoce Sagaste.

Ni tampoco sin el tesón de su fundador, Jesús Sagaste, quien desde hace 60 años forma parte del grupo. Una vida dedicada a la jota que su hijo mantiene viva. “Es un orgullo ver el papel predominante que dan a la jota en otras comunidades. Cómo gusta y cómo se siente”, concluye el director del grupo Cinco Villas.

Etiquetas
Comentarios