Despliega el menú
Deportes

deportes

Joaquín Ruiz: "¿Coronavirus? El peor virus es el miedo y el desconocimiento"

El exentrenador del CAI se encuentra en Zaragoza y en breve regresará a China para entrenar.

Deportes
Joaquín Ruiz, sentado en el Paraninfo.
Guillermo Mestre

Acaba de regresar de China…

Sí, pero me puede dar un abrazo (sonríe). Ya llevo tres semanas en España y el periodo de incubación del coronavirus dicen que es de alrededor de dos semanas.

Que conste que le iba a dar un abrazo…

Cuando llegué a Zaragoza, había gente que se lo planteaba con cierto temor.

¡Cómo se ha puesto el tema con la Feria del Móvil de Barcelona!

El peor virus es el miedo y el desconocimiento.

Desde luego.

Yo vine de vacaciones por el Año Nuevo Chino. Inmediatamente, surgió el asunto del coronavirus. Ahora la competición está cancelada allí, aunque yo tengo que regresar en diez días. La liga teóricamente regresa a finales de marzo.

El virus centra todos los debates, pero la cuestión también podría ser qué hace un técnico como Joaquín Ruiz en China…

Hago exactamente lo mismo que hacen alrededor de una docena de técnicos españoles en China.

¿Tantos habéis emigrado?

Así es. Y no solo para el baloncesto profesional, como es mi caso, sino también para el trabajo con el baloncesto de base.

¿Qué ofrece el baloncesto chino?

Medios, infraestructura, dinero… La competición, que se llama CBA, está superprofesionalizada. Mi equipo, por ejemplo, cuenta con un presupuesto de 15 millones de euros.

Multiplican el presupuesto del Casademont Zaragoza.

Así es.

Ya lleva cuatro años allí…

El tiempo pasa muy pronto. Me llamó Chus Mateo, segundo entrenador de Pablo Laso en el Real Madrid, y me comentó la posibilidad. Entendí que era una muy buena opción y me marché. Allí trabajo con Guo Ailun, que fue capitán de la selección china y seleccionador chino.

Hablan de la CBA como una competición emergente.

Lo es. Con medios es mucho más sencillo alcanzar los objetivos. Por ejemplo, cada equipo cuenta con dos jugadores americanos de mucho nivel. Nosotros en el Shenyang hemos fichado a un jugador que viene de Los Angeles Lakers, como es Lance Stephenson.

Y ahora, el coronavirus…

Tranquilo, Shenyang está a tres horas de avión de Wuhan, a 2.700 kilómetros del foco principal de coronavirus. Shenyang está cerca de Corea del Norte.

¡Y encima Kim Jong-un!

Mi ciudad está cerca, pero nada tiene que ver con Corea del Norte, se lo aseguro.

¿Qué va a hacer en estos días antes de volver a Asia?

Disfrutar de Zaragoza, de mi gente. Por ejemplo, hoy acompañé a mi padre al médico. Y luego fui con él y con mi madre al Mercado Central, para que lo vieran. Quiero aprovechar el poco tiempo que estoy en Zaragoza. Allí, en China, recuerdo cuando me metí en la web de HERALDO y leí la noticia del fallecimiento de mi amigo Óscar Mainer… Se pasa mal estando tan lejos.

Calle, calle, que me echo a llorar…

Ahora quiero disfrutar de mi familia, de mi mujer, de mis hijos. También de mis amigos, de Paco Artal, de Ángel Pueyo, de Antonio Arruga, de José Blasco… El tiempo pasa y no cesa, y te encuentras con que el hijo de un amigo ha subido al primer equipo del Real Zaragoza: Enrique Clemente, hijo de Jesús Clemente.

Enrique Clemente, defensa de flipar en colores. Central zurdo de lujo, de equipo grande.

Le vi con el Real Madrid y me encantó.

Regresamos al baloncesto: el Casademont va a disputar la Copa del Rey en Málaga.

Gran noticia. Y gran alegría. Sigo el baloncesto europeo. El Casademont está jugando muy bien. En el deporte nadie regala nada. Se lo ha ganado a pulso toda la gente del Casademont. No lo tendrá sencillo, pero el Unicaja tampoco. Me alegro por todo el mundo, por la ciudad. También, por la afición, que ha regresado al pabellón. Y por el equipo, porque siempre será mi equipo.

Etiquetas
Comentarios