Despliega el menú
Deportes

real zaragoza

El Real Zaragoza da de baja a Ros por lesión de larga duración y buscará un fichaje

La operación de menisco llevada a cabo este jueves lo deja fuera del equipo entre cuatro y cinco meses.

Javi Ros sale de los vestuarios de La Romareda junto a Julián Delmás, ante de un entrenamiento
Javi Ros sale de los vestuarios de La Romareda junto a Julián Delmás, ante de un entrenamiento
José Miguel Marco

Después de estudiar los informes médicos y analizar el tiempo de recuperación que va a necesitar Javi Ros para volver a competir, el Real Zaragoza ha decidido tramitar la lesión del centrocampista navarro como baja de larga duración ante la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

En caso de que sea estimada esta petición por los organismos competentes, con el tribunal médico que ha de dar el visto bueno a la solicitud como elemento crucial en los próximos días, el club dispondrá de la opción de fichar un nuevo futbolista para la actual plantilla. Este es el objeto fundamental de esta iniciativa de la SAD: buscar a alguien que pueda ofrecer un rendimiento útil en la decisiva recta final de la liga 2019-20, que entra ya en sus últimos tres meses y medio de torneo regular, pues finalizará el 24 de mayo.

Dado que el mercado de fichajes de invierno se cerró hace tan solo ocho días, el pasado día 31 de enero, se trataría de una ventana extraordinaria, con sus propias dinámicas, normativa y particularidades. Un camino que ya transitó el Real Zaragoza a principios de noviembre cuando tomó la misma determinación al diagnosticarse con rotundidad médica la grave dolencia cardiaca del delantero ghanés Raphael Dwamena. En aquel episodio, la contratación extra fue la de Javier Puado, que llegó cedido desde el Espanyol.

Como ya se dio entonces, la limitación mayor para hallar un jugador sugerente en el área deportiva del Zaragoza deriva de que el arco de futbolistas a los que se puede acceder en este momento queda restringido a esos que se militan en equipos del fútbol español (que no necesitan del ‘tránsfer’ internacional) o bien los que carezcan de un vínculo laboral; es decir, que estén en paro.

Lalo Arantegui, como director deportivo, y José María Barba, secretario técnico, tienen ante sí la responsabilidad de buscar una pieza que refuerce de modo adecuado la plantilla, por las necesidades objetivas que presenta el caso y por la importancia que ha tenido Ros en el funcionamiento del equipo. Ésta ha ido bastante más allá de su efectiva participación en un partido u otro.

Como, in extremis, el Real Zaragoza fichó al medio centro del Alavés, Dani Torres, para ocupar el rol táctico del ‘10’ navarro, la prioridad ahora se centrará en encontrar ese jugador de banda que se quedó en el limbo el día 31.

Javi Ros se despidió el pasado jueves de la temporada al pasar por el quirófano. El futbolista, intervenido con éxito del menisco externo de la rodilla derecha en Madrid, permanecerá de baja entre cuatro y cinco meses. Es decir, su retorno al trabajo grupal no se espera hasta la pretemporada del curso venidero, ya en julio.

Su ausencia constituye un serio varapalo para la estructura de Víctor Fernández, tanto personal como deportivamente. Y, además, es el enésimo contratiempo que sufre el técnico en una de las más accidentadas campañas que se recuerdan en la historia.

Etiquetas
Comentarios