Despliega el menú
Deportes

ciclismo

El póker de bronces de Eduardo Santas

El ciclista paralímpico aragonés redondea su actuación en el Mundial de velocidad, celebrado en Milton (Canadá), con cuatro medallas de bronce (categoría C3) en las pruebas de kilómetro, persecución, scratch y ominum.

El paralímpico aragonés Eduardo Santas, en acción en la prueba del kilómetro del Mundial de velocidad en Canadá
El paralímpico aragonés Eduardo Santas, en acción en la prueba del kilómetro del Mundial de velocidad en Canadá
RFEC

"El Mundial ha sido inmejorable", resume con una sonrisa de satisfacción el ciclista paralímpico aragonés Eduardo Santas. El de Tarazona, que se ha convertido en un referente internacional en las pistas y en su categoría de discapacidad (C3), ya está en casa saboreando el póker de medallas, todas de bronce, conquistadas en el campeonato de Milton, Canadá. Aunque aún le queda la espinita de no poder haber subido a lo más alto del podio en categoría invididual (ya que sí lo ha hecho por equipos, en 2014, en México), Eduardo valora de forma "muy positiva" el peso que suponen estos cuatro metales en su camino hacia su gran cita del año: los Juegos Paralímpicos. "Es una recompensa más que de sobra al trabajo y esfuerzo realizado. Aún puedo aspirar a lo máximo en Tokio", afirma el turiasonense, que ya suma 14 preseas en esta especialidad mundialista

Para el ciclista, de 30 años, el ciclismo lo es "todo". Un entusiasmo alimentado por la pasión familiar, que no se frenó cuando, con cuatro años, sufrió una parálisis cerebral por una varicela, que le dejó como secuela una hemiplejia del lado derecho del cuerpo. Apoyado por su familia, que forman su particular 'Team Santas', Edu ha crecido a golpe de pedalas rompiendo barreras en estos tres últimos lustros, desde las categorías de formación hasta orientar su carrera al ciclismo adaptado entrando por la puerta grande en la selección española. Y ha dado forma a un palmarés que no para de engordar con éxitos.

Los últimos los celebró el pasado fin de semana en Canadá, en el Mattamy National Cycling Centre de Milton, escenario del Campeonato del Mundo de pistas, un torneo para definir el estado de forma y de ánimo ante la gran evento de todo deportista. Y Eduardo Santas lo bordó. "He disputado cuatro pruebas y he conseguido cuatro medallas. Estoy súper contento, sobre todo en persecución individual porque es la que forma parte de los Juegos de Tokio. Un resultado espectacular y, además, mejorando mis marcas personales", contesta, feliz.

"Estoy súper contento. Un resultado espectacular y, además, mejorando mis marcas personales"

Eduardo Santas partía como uno de los referentes mundiales en su clase, la C3, tras un 2019 donde se consolidó tanto en pista como carretera. El de Canadá era su séptimo Mundial en velódromo consecutivo, y nunca había fallado al podio desde su debut en 2014 en Aguascalientes, donde se estrenó con el oro por equipos. Su principal reto era el maillot arcoiris, y en la carrera de persecución, olímpica en Tokio. El aragonés luchaba por el oro, pero no pudo ser. 

Eduardo Santas, bronce mundial en scratch
14

Siete Mundiales en pista, 14 medallas

El aragonés Eduardo Santas disputó su primer Campeonato del Mundial en pista en 2014, en Aguascalientes (México, oro por equipos). Sus siguientes citas han sido Apeldoorn (Países Bajos) 2015 (plata velocidad equipos y bronce scratch), Montichiari (Italia) 2016 (bronce kilómetro individual y velocidad equipos), Los Ángeles 2017 (scratch y velocidad equipos), Río de Janeiro 2018 (bronce equipos), Apeldoorn 2019 (plata persecución y kilómetro individual) y Milton (Canadá) 2020 (bronces en kilómetro, persecución, scratch y ominum).

El aragonés realizó una magnífica clasificatoria de persecución (3:33.823), finalizando tercero, teniendo la opción de luchar por el bronce frente al belga Schelfhout. El ciclista (que compite a nivel nacional con licencia navarra) demostraría en la lucha por el tercer cajón del podio que estaba, incluso, para cotas mayores, firmando un sensacional registro de 3:28.855, un tiempo aún mejor que el que dio la plata al británico Jaco Van Gass (3:29.266). "Fue una impresionante marca personal, un tiempo que me habría valido para luchar por el oro (se quedó a una décima), pero en la jornada matinal cometí algunos errores que me relegaron a la final B. Aún así, estoy muy satisfecho con el rendimiento", reconoce.

La segunda medalla, también de bronce, sería en la prueba del kilómetro donde por solo 40 centésimas superaría al americano Joseph Berenyi para entrar en el 'top 3' de la clasificación. Santas también mejoró su registro particular (1:09:459, rebajando el que hizo el pasado año en Apeldoorn) en una bonita carrera programada en la segunda jornada del Mundial. Este mismo día participó en los 200 metros lanzados en la que también actualizó su marca personal con 11.66.

Y la tercera medalla valdría doble. En la prueba de scratch (15 kilómetros), protagonizó una agónica escapada durante 30 vueltas -de las 60 al oval de madera- con el ruso Alexsey Obydennov, peleando por el bronce que al final colgó en su cuello. Un tercer puesto que se redondeó con el bronce en la general final del omnium con 144 puntos, tras su regularidad en las cuatro pruebas que engloban esta disciplina (persecución, kilómetro contrarreloj, scratch y 200 metros), para cerrar un pleno de cuatro de cuatro.

Eckhard, Santas, Ten y Cabello posan con sus medallas en el Mundial de Milton (Canadá)
Eckhard, Santas, Ten y Cabello posan con sus medallas en el Mundial de Milton (Canadá)
RFEC

España concluyó los mundiales con un total de diez metales, exhibiendo un rendimiento "sobresaliente" y con la destacada aportación de Eduardo Santas. Ya son siete años consecutivos en los que el aragonés participa en este certamen, en el que presume de un total de 14 trofeos (con 1 oro, 5 platas y 8 bronces). Premios que se unen a los dos bronces mundialistas en la especialidad en ruta y al galardón de más valor: el bronce en los Juegos Paralímpicos de Río

Etiquetas
Comentarios