Despliega el menú
Deportes

tenis

Los incendios comienzan a azotar al Abierto de Australia

La fase previa se retrasa una hora debido a la mala calidad del aire y una jugadora se retira en medio de un partido debido a problemas respiratorios.

Vista general del Melbourne Park, escenario donde se celebra el Open de Australia
Vista general del Melbourne Park, escenario donde se celebra el Open de Australia
STRINGER/REUTER

Los incendios que llevan asolando el país oceánico desde hace semanas comienzan a influir también en el Abierto de Australia. El primer Grand Slam del año comenzó la madrugada de este martes con la disputa de la fase previa, pero lo hizo con problemas. Desde primera hora, los tenistas y periodistas desplazados a Melbourne colgaron en redes sociales fotos de la 'niebla' que asolaba la ciudad. La no mejora de las condiciones metereológicas obligó a los organizadores del torneo a retrasar una hora el inicio de la jornada.

"Las condiciones están mejorando y están siendo constantemente monitorizadas. Como siempre, la salud y seguridad de nuestros deportistas, nuestros aficionados y nuestros trabajadores es la prioridad», dijo el torneo en un comunicado. Con una hora de retraso, se dio comienzo a la fase previa. En total, 64 partidos por delante que se disputarían en las pistas exteriores del torneo. Al ser tantos encuentros, no había posibilidad de disputar los mismos bajo techo, puesto que el torneo solo cuenta con tres pistas con techo retráctil y cinco techadas.

Pero lo peor estaría por llegar. Mientras que a los ciudadanos de Melbourne se les aconsejaba mantenerse bajo techo, decenas de tenistas saltaban a las pistas a competir al máximo nivel. La que más sufrió en sus carnes la mala calidad del aire, calificada como "arriesgada", fue la serbia Dalila Jakupovic. La número 80 del mundo abandonó su encuentro en el segundo set tras sufrir un ataque de tos.

"Estaba muy mal. Nunca había experimentado algo como esto. Estaba muy asustada de que me diera un colapso porque apenas podía caminar», explicó la serbia. "Creo que no es justo (haber jugado) porque no era saludable para nosotros. Pensaba que no jugaríamos, pero tampoco nos dieron muchas más opciones".

El caso de Jakupovic no fue el único ocurrido en la mañana australiana. Eugenie Bouchard, tenista canadiense, tuvo que tomarse un tiempo médico de diez minutos y abandonar la pista para recuperarse de un dolor de pecho, que podría estar relacionado con la calidad del aire.

Bernard Tomic tuvo que ser atendido por el médico
Bernard Tomic tuvo que ser atendido por el médico en su partido en el Open de Australia
MICHAEL DODGE/EFE

Bernard Tomic, 183 del mundo, vio cómo un doctor le tuvo que comprobar la respiración durante su encuentro ante el estadounidense Denis Kudla. Además, Maria Sharapova y Laura Siegemund cancelaron la exhibición que estaban disputando en Kooyong (al este de Melbourne) debido a que la calidad del aire no era saludable.

Estos problemas amenazan con poner en jaque el torneo. Sin embargo, según los servicios metereológicos, la situación debería empezar a mejorar pronto, con la llegada de las lluvias, que limpiarían el aire de las partículas nocivas para la salud.

Etiquetas
Comentarios