Despliega el menú
Deportes

baloncesto

Casademont cede en el fortín

Los aragoneses terminaron la primera vuelta con la segunda derrota seguida en Liga en en un encuentro en el que tuvo un buen inicio, pero terminó desinflándose.

Robin Benzing intenta penetrar a canasta en el partido ante el Iberostar Tenerife.
Robin Benzing intenta penetrar a canasta en el partido ante el Iberostar Tenerife.
Toni Galán

El equipo zaragozano no fue capaz de conseguir la victoria ante el Iberostar Tenerife (99-111) y terminó cayendo en el último encuentro de la primera vuelta, la que supone su segunda derrota consecutiva.

Casademont Zaragoza tuvo un comienzo arrollador con Radovic estrenando el marcador para después ampliar la ventaja hasta un parcial de 8-0 tras un triple de Seeley y otro de Brussino. El argentino tenía ganas de medirse a su exequipo y en los primeros tres minutos ya sumaba 8 puntos con dos triples y un mate tras robar la posesión a los amarillos, y con el que dibujó el 13-2 en el luminoso. Huertas realizó una gran jugada individual y Shermadini anotó sus dos primeros puntos del encuentro. Casademont volvió a pisar el acelerador y se mostró infalible desde la línea de tres convirtiendo los cuatro lanzamientos que intentó en los primeros cinco minutos de choque.

El conjunto amarillo trató de aproximarse con dos triples (19-12), pero pronto llegó la respuesta del Casademont a través del segundo triple de Seeley. Tenerife continuó sin quedarse atrás y con varios errores de circulación de los rojillos el marcador se ajustó con un parcial de 5-14 a falta de dos minutos y se llegó al segundo cuarto con un igualado 26-24.

El segundo parcial arrancó con el Tenerife igualando a 29 en el marcador, pero el acierto desde la línea de tres continuó siendo la tónica de los rojillos con un Ennis acertadísimo con cuatro de cuatro aumentando la diferencia en el marcador del Felipe (45-33). Comenzó por fin en la segunda parte del cuarto a lucir el juego interior de los locales mediante acciones de Radovic y Hlinason (51-41). El montenegrino continuó haciendo sangre en la pintura y los rojillos se aplicaron en defensa para evitar que Huertas lanzase cómodo desde la línea de tres y después robaron el balón para que Radovic, que ya sumaba 11 puntos, volviera a anotar. El descanso llegó con un 58-45 con Seeley como el máximo anotador del Casademont con 13 puntos y 17 de valoración, seguido muy de cerca por Ennis, Radovic y Brussino con 12, 11 y 10 puntos, respectivamente.

En el cuadro canario tan solo Shermadini había conseguido llegar a las dos cifras de anotación (diez puntos, dos rebotes y diez de valoración). El tercer asalto vio como Justiz saltaba por primera vez en el partido al parqué y el Casademont Zaragoza no arrancó acertado, pero el cubano puso un muro infranqueable en una penetración en la que Lundberg se las veía muy felices y Alocén puso el 60-49. Yusta convirtió un 2+1 para volver a poner una distancia de diez puntos entre locales y visitantes (62-52), diferencia que se mantuvo cuando Barreiro erró dos lanzamientos desde el tiro libre. Huertas acortó distancias con un triple y Ennis y Lundberg anotaron en sendas penetraciones. La buena defensa de los zaragozanos hizo que Brussino robase un balón y machacase el aro canario. 12 puntos para el argentino que ha cuajado una semana fantástica tras ser el mejor jugador frente al Falco KC Szombathely con 19 puntos y 15 de valoración.

Pero los canarios continuaron realizando buenos ataques y tras un triple del exjugador del equipo zaragozano, Giorgio Shermadini, se situaron a cuatro puntos (66-62). El equipo rojillo tuvo un bloqueo en su juego y tras varias pérdidas seguidas el marcador se igualó a 68 puntos tras un parcial de 2-11 y después del tiempo muerto de Fisac el Iberostar Tenerife se puso por delante tras 11 pérdidas de los pupilos del técnico segoviano. El equipo zaragozano no cerró el rebote defensivo y los canarios volvieron a tomar la delantera tras convertir Díez sus dos lanzamientos libres (70-72).

El Casademont Zaragoza afrontaba el último cuarto por detrás y tratando de conseguir un triunfo que supusiera el colofón a una primera vuelta histórica, pero no pudo ser. El conjunto visitante tuvo un arranque del último cuarto arrollador con un parcial de 0-8. El equipo zaragozano no supo frenar a un inspiradísimo rival que continuó aumentando su ventaja, pero los de Porfirio Fisac se mantuvieron cerca en el marcador (83-94) a falta de cuatro minutos para el final. 

El alto ritmo anotador continuó en el encuentro y a falta de tres minutos el marcador era de 91-99 y el tiempo corría en contra de los de Porfirio Fisac. Los canarios querían ser cabezas de serie en el sorteo de mañana de la Copa del Rey y trataron de mantener la barrera psicológica de los diez puntos. El partido llegó a los últimos 45 segundos con una diferencia de diez en el marcador (99-109) y el Iberostar Tenerife terminó llevándose un encuentro en el que el Casademont Zaragoza se desinfló tras un gran arranque. Supone así la segunda derrota consecutiva en Liga del equipo zaragozano, que termina la primera vuelta con un balance de 12-5.

Etiquetas
Comentarios