Despliega el menú
Deportes

tenis

España sufre horrores contra Bélgica para avistar Australia

En un día de sufrimiento para Nadal, España levanta la eliminatoria contra Bélgica y se jugará hoy el pase a la final ante el combinado oceánico.

Rafa Nadal y Pablo Carreño, en su partido contra Bélgica.
Rafa Nadal y Pablo Carreño, en su partido contra Bélgica.
REUTERS/Ciro De Luca

Casi como un parto. Así fue la eliminatoria de cuartos de final de la ATP Cup que España levantó este viernes. El conjunto liderado por Rafa Nadal buscará la final ante Australia después de haber sufrido lo indecible ante Bélgica, una selección que a parte de su número uno, David Goffin, once del mundo, no parecía ofrecer muchos peligros. Nada más lejos de la realidad, puesto que los 'Diablos' tiraron de orgullo para poner a España contra las cuerdas y quedarse a dos puntos de distancia de ser ellos los que disputasen las semifinales contra Australia.

Que todo empezara tranquilo para España fue poco más que un espejismo. Fue un tsunami, cuando deja la costa tranquila antes de golpear con mucha más fuerza. El cruce lo abrió Roberto Bautista, como ya es habitual. El de Castellón se abalanzaba sobre otra victoria después de infligir a Kimmer Coppejans un duro 6-1 en el primer set. Sin embargo, ahí comenzaron los malos augurios para España, ya que Bautista tuvo que remontar un 0-3 en el segundo parcial antes de poder firmar el primer punto (6-1 y 6-4) para el combinado capitaneado por Francis Roig.

Solventado el primer obstáculo, España se colocaba en posición de cerrar la cuarta eliminatoria consecutiva en el segundo encuentro. Nadal, invicto en sus últimos 16 partidos, se medía a Goffin, al que nunca había batido en pista dura. El español notó el cambio de ciudad y de pista en Sídney (España había jugado la fase de grupos en Perth), además del viaje, y se sofocó desde el principio. El esfuerzo le pasó factura y, además, Goffin estuvo a un nivel sublime. Siempre por detrás en el marcador, Nadal vio cómo se le escapó el primer set y cómo en el segundo tuvo que remar para morir en la orilla. Después de dos horas y 24 minutos, Goffin conseguía la segunda victoria de su carrera ante Nadal (6-4 y 7-6 (3)), rompiendo la racha que el español poseía representando a España. Su última derrota en Copa Davis o cualquier otro torneo por equipos databa de febrero de 2004, cuando cayó con Jiri Novak en la Davis.

Pese a la sensación de no estar al 100 %, el balear no se escondió y, apenas una media hora después, volvió a saltar a pista junto a Pablo Carreño para definir la eliminatoria en el dobles. Enfrente dos jugadores lejos de los mejores de la especialidad, como Sander Gille (46 del mundo en dobles) y Joran Vliegen (38), pero con muchas ganas de saltar la banca. Tanto fue así que pusieron contras las cuerdas a Nadal y Carreño. Se apuntaron el primer parcial en el 'tie break' sin conceder ni una bola de rotura y se quedaron muy cerca del triunfo. En el segundo set, dispusieron de dos bolas de 'break' con 4-3 a favor que desactivaron los españoles y con 5-4 para ellos llegaron hasta el 15-30, antes de que España tomara carrerilla y se apuntara el set y a la postre el partido (6-7 (7), 7-5 y 10-7).

Los pupilos de Roig se medirán este sábado a Australia, verdugo de Gran Bretaña en cuartos. Si Lleyton Hewitt, capitán australiano, usa la misma estrategia que hasta ahora, Bautista abriría la eliminatoria contra Nick Kyrgios, mientras que Nadal se enfrentaría a Alex de Miñaur. La otra semifinal la disputarán la Serbia de Novak Djokovic contra la Rusia de Daniil Medvedev.

Etiquetas
Comentarios