Despliega el menú
Deportes

baloncesto

Fisac no se fía de Baskonia

A pesar de la mala dinámica de resultados de los vascos, el preparador del Casademont asegura que "esperamos a un rival con fuerza y muchos recursos".

Histórico rodillo del Casademont Zaragoza ante el Real Madrid
Porfirio Fisac dando indicaciones desde el banquillo.
TONI GALAN

Porfirio Fisac, el entrenador de Casademont Zaragoza, no se fía de las circunstancias que atraviesa su rival en el último partido del año (sábado, 20.30) y por eso espera la mejor versión del cuadro baskonista. Máxime cuando los vitorianos vienen de sufrir una dura derrota en Euroliga y se están jugando su billete para la Copa del Rey de Málaga. Por eso, el castellano-leonés apela a la ambición por seguir haciendo historia, ante la necesidad de los vascos.

Con Seeley completamente recuperado, la única preocupación del segoviano es Javier Justiz: “Estamos sufriendo mucho porque no puede entrenar ningún día”, lamenta ante la importancia del cubano. “Tenemos que ir siempre a cuentagotas con él”, sostiene debido a sus molestias en la rodilla. “Llevamos un tiempo ya arrastrando esta situación y es algo que me preocupa”. Más aún teniendo en cuenta la visita de un grande de la Liga Endesa: Es un gran rival, un rival herido que se está jugando sus opciones de estar en Copa”, motivo que ha precipitado el regreso de Ivanovic. “No es bueno porque sabe cuáles son nuestras armas”, reconoce. “Va a imprimir carácter, fuerza y energía”, sostiene. “Esperamos un Baskonia así, con fuerza y muchos recursos”.

Porque pese a que el inicio de curso de los vitorianos no haya sido el mejor, nadie duda del inmenso potencial que tiene en su plantilla: “Es un equipo de Euroliga, muy entero con gran rotación”, analiza Fisac. “Vildoza y Herny son dos bases de nivel que pueden imprimir un ritmo alto y luego tienen muy buenos tiradores con Janning, Stauskas y Shields”, enumera. “Es gente que puede aportar mucho desde fuera”. Armas exteriores que se conjugan con un poderoso juego interior. “Por dentro tienen una figura -Shengelia- que les representa perfectamente, pero cuentan también con gran poderío físico con Eric, Pollonara, Fall y Diop”, redondea.

De esta forma, alcanzada una plaza en la Copa y midiéndose a un Kirolbet Baskonia que sea la juega, el técnico no tiene dudas: “Es un partido de ambición máxima”, califica. “Cada día somos más en el pabellón, estamos diez mil y eso conlleva un grado de empuje importante para los jugadores”, agradece ante el inestimable apoyo de la ‘marea roja’. “Kirolbet Bakonia es un rival al que es muy complicado ganarle y solo lo haremos si contamos con ese nivel de alegría y empuje”. Situación que puede extrapolarse a los restantes partidos de esta primera vuelta: “Ahora nos enfrentamos a equipos que se están jugando un puesto en la Copa y tenemos que enfrentar la necesidad contra la historia”, esgrime.

Una circunstancia para la que el de Fuenterrebollo espera el máximo apoyo de su afición: “Me gustaría que cada uno de los que viene al pabellón venga a hacer historia con este club”, subraya consciente de la gran campaña que está firmando el equipo. “Cada victoria es historia porque, ojalá no, pero pasarán muchos años hasta que se pueda repetir”, admite consciente de la dificultad que entraña. “La historia solo se construye con sufrimiento”, avisa. “Los de nuestro alrededor queremos que disfruten, pero nuestro trabajo es trazar un camino para que el club sea más grande”, remata con ambición.

Etiquetas
Comentarios