Despliega el menú
Deportes

presunta trama de corrupción

Los detenidos en la segunda fase de la Oikos salen en libertad con cargos tras negarse a declarar

Por el juzgado de Instrucción nº 5 de Huesca han pasado el expresidente de la SD Huesca Agustín Lasaosa, el exjefe de los servicios médicos, Juan Carlos Galindo, el actual director financiero, Carlos Laguna, el exjugador Íñigo López, el representante Rodrigo Fernández, el jugador del Real Zaragoza, Pichu Atienza, y el empresario Jesús Sanagustín. 

Siete de los detenidos en la segunda fase de la Operación Oikos, investigación policial de una presunta trama de amaño de partidos de fútbol que tiene a la Sociedad Deportiva Huesca en el epicentro de las pesquisas, han pasado a disposición judicial en la mañana de este miércoles. En todos los casos, y a la vista de que el proceso se encuentra bajo un secreto de sumario que se prevé que se levante en unos diez días, todos se han acogido a su derecho a no declarar y han sido puestos en libertad con cargos.

El primero en comparecer ante el juez Ángel de Pedro, instructor del caso y titular del juzgado de instrucción número 5 de la capital altoaragonesa, ha sido el director financiero del club azulgrana, Carlos Laguna, el único de los detenidos a lo largo del martes por efectivos de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) que ha pasó la noche en su propio domicilio -por razones de salud- y no en las dependencias de la comisaría de la Policía Nacional en Huesca. 

Según ha explicado José María Oliván, abogado del Huesca y letrado, a su vez, de Carlos Laguna, éste se ha acogido a su derecho a no declarar. En principio, los cargos a los que haría frente serían a los de corrupción entre particulares y blanqueo de capitales.

Poco después, compareció ante el juez Agustín Lasaosa, expresidente de la Sociedad Deportiva Huesca, quien ya fuera detenido en la primera fase de la Operación Oikos. Su abogado, José María Fuster Fabra, señaló que se le mantienen los cargos que ya pesaban sobre él en la primera fase iniciada en mayo. Es decir, corrupción en el deporte y colaborador necesario en un delito de estafa. Igualmente, anunció que "en el momento que se levante el secreto de sumario es posible que pidamos una declaración voluntaria".

Antes de personarse ante el juez, el abogado de Juan Carlos Galindo, Bernardo del Rosal, manifestó no entender la vinculación de su cliente con los hechos que se investigan toda vez que "como doctor no tenía capacidad ejecutiva, solo mandaba en decidir si un jugador puede jugar o no en virtud de su estado físico, pero no en si se realiza un pago o a quién".

También estuvieron presentes en las dependencias judiciales el empresario Jesús Sanagustín y el jugador del Real Zaragoza, Pichu Atienza, que habían pasado la noche en la Comisaría Provincial de Huesca. Desde Madrid, llegaron detenidos el exjugador Íñigo López y su representante Rodrigo Fernández. La mayoría de ellos marcharon en automóviles, salvo estos dos últimos y Laguna, que lo hicieron por su propio pie.

El exjugador y entrenador Aritz López Garai fue detenido el martes en Tenerife y puesto en libertad. Ese mismo día se personaron ante la Policía Raúl Bravo y Carlos Aranda, considerados cabecillas de la trama de apuestas y amaños de partidos investigada en la Operación Oikos. Ellos dos no fueron detenidos y se negaron a declarar. La novena persona sobe la que había orden de detención es el exfutbolista y actual técnico de porteros Jacobo Sanz, que se encuentra en Kuwait.

El martes, además de en las oficinas de la SD Huesca, a la que se le volvió a requerir abundante documentación, que la entidad ya había facilitado con anterioridad, y de la empresa Pryobras, administrada por Sanagustín, los agentes de Policía también se personaron en Catering San Lorenzo, otro de los proveedores del club azulgrana, y en el domicilio de su responsable, Luis Ardid.

Las sospechas de la Policía se centran en una posible prima que la SD Huesca habría pagado a la plantilla del Reus a cambio de que se impusiese al Valladolid en la jornada 41 de la temporada 2016-17. Con ese resultado, el duelo acabó 2-0, los altoaragoneses llegaron a la última jornada de la competición dependiendo de si mismos para clasificarse para el 'play off' de ascenso. Este tipo de acción entra desde 2010 dentro de un delito de corrupción entre particulares en el ámbito deportivo. Se encuentra tipificado en el artículo 286 bis y prevé la imposición de penas de prisión de 6 meses a 4 años.

Esta nueva fase de la Operación Oikos nace a raíz de un documento encontrado en el despacho de Lasaosa en el que aparecen anotaciones de cantidades de dinero y nombres como 'Rodrigo', 'Garai', 'Jacobo', 'Raúl/Aranda' y 'Doctor/Agustín'. Este manuscrito formaría parte de la pieza doce del sumario, sobre la que aún se mantiene el secreto. También queda por desvelar el apartado trece, en el que aparecería la información volcada de una de dispositivos informáticos, entre ellos teléfonos móviles encriptados, requisados a varios de los involucrados. Entre ellos, Aranda, Bravo e Íñigo López.

Etiquetas
Comentarios