Despliega el menú
Deportes

fútbol

Luis Enrique vuelve a tres días del sorteo de la Eurocopa

El asturiano asume este miércoles, 27 de noviembre, su segunda etapa como seleccionador español y deberá explicar por qué ha prescindido de Robert Moreno.

Luis Enrique
El seleccionador de España, Luis Enrique, en la rueda de prensa de este viernes.
Efe

Casi año y medio después de su primera puesta en escena como seleccionador nacional, que tuvo lugar el 19 de julio de 2018, después de la salida de Fernando Hierro tras el esperpéntico Mundial de Rusia para España, Luis Enrique Martínez repetirá experiencia este miércoles en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. De nuevo, el asturiano comparecerá ante los periodistas secundado por el presidente de la Real Federación Española (RFEF), Luis Rubiales, y el director deportivo, José Francisco Molina.

Lucho, confirmado de nuevo en su puesto hace una semana, tuvo que abandonar el cargo por la terrible enfermedad de su hija Xana tras haber dirigido a la Roja en el primer partido clasificatorio para la Eurocopa de 2020 ante Noruega en Mestalla. Regresó con carácter de urgencia a su domicilio en vísperas del choque de Malta y Robert Moreno, entonces su fiel colaborador y amigo, ocupó su cargo de forma interina hasta ser confirmado en junio. Fue después de la victoria frente a Suecia, en el Santiago Bernabéu, que dejaba al equipo español con el camino encarrilado para acceder a su séptima fase final consecutiva.

Tras la polémica suscitada por la forma de salir de Moreno, quien después de la goleada ante Rumanía en el Metropolitano confesó ante sus jugadores que la RFEF le había "dejado tirado" y luego dio la espantada ante los periodistas, se prevé una extensa conferencia de prensa de Luis Enrique. El preparador gijonés vuelve con tiempo para poder asistir el próximo sábado al sorteo de la fase final de la Eurocopa que se celebra en Bucarest, con España como una de las seis cabezas de serie en el bombo de las favoritas. Sería el primer acto oficial del seleccionador después de su regreso al cargo y la segunda ocasión a la que acude un sorteo, puesto que en diciembre de 2018 ya estuvo en Dublín para conocer los grupos de clasificación para el certamen continental.

Cuestiones por resolver

Además de explicar cómo se encuentra tras haber sufrido el peor revés que puede padecer un padre, Luis Enrique deberá responder en el emblemático salón Luis Aragonés a numerosas incógnitas que siguen sin despejarse. Entre ellas, si fue decisión suya que Moreno no siguiera en su equipo, con qué staff contará y, sobre todo, los motivos del divorcio con su amigo que Rubiales dejó en el aire durante su última comparecencia.

También, el asturiano analizará la situación actual de la selección una vez lograda la clasificación, si se plantea realizar cambios respecto al bloque que ha jugado los últimos compromisos, si cree que España dispone de argumentos para soñar con un cuarto título continental y si tiene seguro continuar hasta el Mundial de Catar, tal y como ha acordado con la RFEF, si la selección no cumple con las expectativas en el Europeo. 

Además, se le preguntará por sus planes de cara a los atractivos amistosos de marzo frente a Alemania y Holanda, últimos antes de tener que dar la lista de 23 elegidos para la Eurocopa, y por el lugar de concentración de la Roja antes y durante el torneo. Robert Moreno tenía decidido pernoctar a no más de una hora de distancia en autocar de San Mamés, donde España jugará sus tres partidos de la primera fase, pero, habitualmente, Luis Enrique prefiere distanciarse más del público y medios de comunicación.

Su primera etapa

Su primera etapa como seleccionador duró once meses, aunque en realidad fue más breve aún ya que abandonó los focos el 26 de marzo, debido a ese grave problema familiar. Había sido el elegido por Rubiales para impulsar a la selección tras el fiasco mundialista en Rusia, donde Fernando Hierro ejerció de interino tras el despido de Julen Lopetegui a dos días de comenzar el campeonato por su acuerdo con el Real Madrid. Dio su primera lista el 31 de agosto y se estrenó con un triunfo en Wembley (1-2), en choque oficial de la nueva Liga de las Naciones. 

Tras el 6-0 a Croacia, subcampeona del mundo, en el siguiente partido, se dispararon las expectativas. Pero llegaron las sombras tras dos derrotas ante los mismos rivales (2-3 y 3-2) que impidieron el pase a semifinales. Más tarde, triunfos esperados en los fáciles amistosos ante Galés (1-4) y Bosnia (1-0). Ya en 2019, España comenzó bien el camino hacia la Eurocopa al vencer 2-1 a Noruega. Fue el último partido del gijonés presente en el banquillo. En la etapa de Moreno, que llegó a su fin tras 237 días en el cargo, siete victorias y dos empates en los nueve encuentros que ha dirigido a La Roja, los tres primeros como interino en La Valeta (0-2), Islas Feroe (1-4) y frente a Suecia (3-0) en el Bernabéu.

Etiquetas
Comentarios