Despliega el menú
Deportes

motociclismo

Jorge Lorenzo, míster podio en Motorland

El balear es el piloto que más veces se ha subido al cajón del circuito turolense en la categoría reina. Sumó dos triunfos, tres segundos puestos y dos terceros. 

Jorge Lorenzo, en Motorland
Jorge Lorenzo, en Motorland
AFP

En Motorland, la bandera de "Lorenzo 's Land" y el dorsal 99 acostumbraron a asentarse en la grada 5 de circuito turolense. Allí se congregaban los aficionados y fanáticos del piloto balear en los primeros años del Gran Premio de Aragón. Jorge Lorenzo siempre fue un reclamo incontestable en la prueba aragonesa, como referente del mundial de pilotos y también como marca. Gorras, banderas, camisetas… Un universo propio que el balear alimentó con su carácter rebelde y temperamental y con su verbo agresivo, indisimulado. Lorenzo anuncia este jueves su retirada. Apaga la moto. Su temporada, aciaga, llena de problemas, ya anunciaba una cuesta abajo a la que no ha encontrado salida con su Honda.

Lejos queda su etapa en Yamaha y sus exhibiciones en Aragón, a un circuito al que siempre le costó encontrarle el punto, pero en el que aun con todo se impuso en dos ocasiones, en 2014, pero sobre todo en 2015. Aquella victoria en Motorland resultó decisiva en el pulso que Lorenzo mantenía con el mito Valentino Rossi. Sumó unos puntos clave, aun salió con 14 de desventaja sobre la leyenda italiana, su compañero de equipo, y el balear acabaría remontándole el título y ganándoselo por solo 5 puntos. Fue su tercer título. Aquella edición dejó uno de los triunfos más memorables en el circuito turolense, con Lorenzo aventajando a Pedrosa y Rossi.

La fuerza competitiva del balear siempre se adaptó bien a Motorland, donde corrió con tres motores diferentes: 7 veces con Yamaha, dos veces con los bólidos de Ducati y una con Honda. En sus diez carreras allí, además de dos triunfos, cosechó cinco podios más, tres segundos y dos terceros puestos. Nadie se ha subido más veces que él al podio de Motorland en la categoría reina: 7 baños de cava. Su hoja de servicios en el Gran Premio de Aragón se completa con una cuarta posición (debut), una retirada (el año pasado) y su peor clasificación, 20º hace un mes y medio. Fue su despedida a un circuito en el que, por trazado, muy rápido, donde no llegaban sus monturas llegaba su agresividad en el pilotaje en la zonas más técnicas. En carrera, en las curvas de Motorland, Lorenzo dejó su huella para siempre.

Etiquetas
Comentarios