Despliega el menú
Deportes

ciclismo

El Ciclocross Ciudad de Huesca, sinónimo de espectáculo

La prueba que abre la Copa Aragón reunió a alrededor de 300 participantes en el entorno del Cerro de San Jorge de la capital oscense.

Subieron escarpadas cuestas, sortearon obstáculos, alguna que otra vez tocó irse al suelo y hubo momentos en el que el mejor lugar para la bici fue el hombro del ciclista. A pesar del viento, el IV Ciclocross Ciudad de Huesca volvió a dejar espectáculo y competición en el entorno del Cerro de San Jorge con la participación de alrededor de 300 ciclistas en un fin de semana en el que coincidía con una cita de la Copa de España. La prueba fue la encargada de inaugurar el calendario de la Copa Aragón de la especialidad y, por tercera ocasión, fue valedera también para la Copa Catalana, lo que contribuye a subir la participación y el nivel.

En la categoría élite el primer clasificado fue Albert Poblet, que completó los 24 kilómetros del trazado en 1h 1:29, a 2:12 llegó Félix Molina, que con su séptima posición tuvo el honor de ser el mejor aragonés. El bilbilitano ya se adjudicó la general de la Copa Aragón la temporada pasada y en ésta arranca con fuerza.

También aspira a revalidar el título, visto lo visto, Lilian Soriano, segunda en la capital oscense y a la que solo pudo superar Veerle Cleriren. La belga se siente cómoda en el Ciudad de Huesca y con la de este domingo acumula ya tres triunfos consecutivos. Su tiempo fue de 47:46 minutos sobre una distancia de 15 kilómetros, 1:41 menos que la serrablesa.

El ciclocross, recuperado en 2015 para el calendario autonómico por la Federación Aragonesa de Ciclismo, está cogiendo fuerza en la Comunidad. Para el presente curso la Copa Aragón consta de seis citas, dos más que el año pasado. Junto a la oscense, también hay fijadas paradas en Villamayor (el próximo domingo y el 22 de diciembre), en Sesué (24 de noviembre), en Utebo (15 de diciembre) y en Tarazona (29 de diciembre).

"Es una de las pocas modalidades de ciclismo que permite a todas las categorías estar juntas, por lo que pueden coincidir padres, hijos e incluso abuelos, generando un ambiente familiar", explicó Miguel Bergua, presidente del CC Oscense y coordinador de ciclocross en la Federación Aragonesa, que se mostró satisfecho de cómo había transcurrido el trofeo. "El primer año tuvimos a cincuenta participantes". recordó.

Entre las novedades figuraron las eliminatorias del sábado y un nuevo recorrido que centra gran parte de la actividad tras el Palacio de Deportes. "Permite seguir la prueba desde el mismo punto y es muy probable que le demos continuidad en las próximas ediciones", adelantó Bergua.

Etiquetas
Comentarios