Despliega el menú
Deportes

La Fórmula 1 en 2021 será más igualada, más barata y más lenta

La FIA presenta la nueva normativa, con numerosos cambios y una filosofía conseguir mejores carreras.

Gran Premio de México de Fórmula Uno, el pasado fin de semana.
Gran Premio de México de Fórmula Uno, el pasado fin de semana.
Jorge Núñez/EFE

El futuro de la Fórmula 1 empezó a escribirse este jueves. La FIA hizo públicas las nuevas normas que regirán la competición a partir de 2021, con un objetivo claro: conseguir mejores carreras y más adelantamientos, con una filosofía de sostenibilidad económica y medioambiental.

Los nuevos monoplazas serán más afilados, con menos aerodinámica (adiós a los 'badgeboards' laterales, alerones más simples tanto adelante como atrás, más importancia del efecto suelo), con el objetivo de que ya no sea un impedimento para ver adelantamientos en pista. En términos numéricos, se estima que del 50% de carga aerodinámica que pierde ahora un coche perseguidor sobre otro por el aire 'sucio' del que va delante, a partir de 2021 perderán entre un 6% y un 15%, lo que ayudará a que se produzcan más peleas en pista.

En este sentido, la llegada de los neumáticos de 18 pulgadas que ya se han probado en los últimos años en eventos y test libres propiciará un nuevo escenario en un elemento crítico para entender las carreras. No obstante, tanto este elemento como el anterior de la reducción de aerodinámica tienen una contraprestación: se estima que los monoplazas de 2021 serán una media de 3 segundos por vuelta más lentos que ahora.

El límite presupuestario a 175 millones de dólares por equipo (aquí no entran los sueldos de los pilotos y del personal) tiene como gran objetivo obligar a los equipos a maximizar la eficiencia de sus recursos, ya que ahora los grandes equipos no podrán tirar de chequera para desarrollar sus monoplazas. Un desarrollo que se limitará más que ahora: habrá menos horas oficiales de túnel de viento y los viernes tomarán más protagonismo.

Los campeones de los constructores recién coronados campeones, Mercedes, y sus principales rivales, Ferrari y Red Bull, se han opuesto abiertamente a las nuevas reglas, pero el presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y exjefe de Ferrari, Jean Todt, elogió el movimiento como uno importante para el futuro del deporte. "Es un cambio importante en la forma en que se ejecutará el pináculo de los deportes de motor, y por primera vez, hemos abordado los aspectos técnicos, deportivos y financieros de una vez", destaca Todt en el comunicado de prensa oficial de la FIA y la Fórmula 1.

En beneficio "de todos"

El máximo responsable de la FIA subrayó la gran labor que se había realizado para conseguir establecer las nuevas regulaciones que van en beneficio de todos. "Las regulaciones de 2021 han sido un verdadero esfuerzo de colaboración, y creo que este es un gran logro. Un elemento crucial para el avance de la FIA serán las consideraciones medioambientales: la Fórmula 1 ya tiene los motores más eficientes del mundo y continuaremos trabajando en nuevas tecnologías y combustibles para ampliar aún más estos límites", subrayó.

"La aprobación de las reglas por el World Motorsport Council es un momento decisivo y ayudará a ofrecer carreras más emocionantes para todos los aficionados", agregó por su parte Chase Carey, presidente y CEO de Formula 1. "Las nuevas reglas han surgido de un proceso detallado de dos años de examen de cuestiones técnicas, deportivas y financieras para desarrollar un paquete de regulaciones.

"Hicimos muchos cambios durante el proceso, ya que recibimos aportes de los equipos y otras partes interesadas y creemos firmemente que logramos los objetivos que nos propusimos cumplir, analizó Carey.

Además, observó que las nuevas regulaciones son un paso hacia adelante muy importante, pero que se trataba de un proceso continuo de mejorar las regulaciones por lo que habría medidas adicionales que permitan que el deporte del automovilismo crezca y alcance todo su potencial.

Etiquetas
Comentarios