Despliega el menú
Deportes

Heraldo Saludable

atletismo

La gesta de Kipchoge abre una vía para tratar las hemiplejias

Apoyado por la sofisticada tecnología de sus zapatillas , Kipchoge se convirtió en el primer ser humano en bajar de dos horas en el maratón (1:59.40).

El keniano Eliud Kipchoge,durante el maratón en Viena.
El keniano Eliud Kipchoge, durante el maratón en Viena.
LEONHARD FOEGER

El 12 de octubre de 2019 ya está marcado, con letras de oro, en la historia del deporte. El keniano Eliud Kipchoge se convertía, en el Prater de Viena, en el primer ser humano en bajar de dos horas en el maratón (1:59.40).

Apoyado por la sofisticada tecnología de sus zapatillas y de 41 liebres de prestigio internacional y un coche eléctrico que le iban guiando a ritmo de récord, Kipchoge volaba a 2:51 el kilómetro para pisar la luna del atletismo a sus 34 años.

Pero, en ocasiones, cuando un dedo señala la luna nos quedamos mirando el dedo. Y es que detrás de la exuberante gesta de Kipchoge y la espectacular operación de mercadotecnia de la multinacional británica Ineos hay mucho más que el debate sobre los límites de las nuevas tecnologías, los reglamentos restrictivos con determinados materiales y los récords no homologados.

Por ejemplo, los beneficios que puede tener para la salud la aplicación de la tecnología que Nike ha incorporado a sus ZoomX Vaporflye Next%, las zapatillas que Eliud Kipchoge utilizó para derribar el muro de las dos horas en los 42,195 km.

"Estas zapatillas utilizan una triple fibra de carbono, más que ninguna otra. Este material lo que hace es que, cuando ejecutas la flexión, reduce primero el impacto, porque en realidad está acompañando al movimiento, con lo cual el traumatismo a nivel de metatarsianos es menor. Y, en el momento que dejas de imprimir presión, te ayuda al impulso", explica el podólogo Alberto Martínez a EFE.

Martínez, especialista en biomecánica, uno de los impulsores de las plantillas en 3D, en España, y que ha sido podólogo de la atleta de triple salto María Vicente o de la tenista Aliona Bolsova, entre otros, está convencido de que "lo conseguido hace unos días con el reto Ineos debe servir para abrir una nueva vía médica".

"Esas energías que han hecho que se rentabilice al máximo el esfuerzo muscular y han ayudado a impulsar más lejos y más rápido a Kipchoge serán pronto utilizadas para mejorar la calidad de vida de muchos pacientes con hemiplejias, donde la extensión de los dedos queda dificultada, por ejemplo, a causa de un ictus", apunta.

"Hasta ahora, estos pacientes que no podían hacer la flexión dorsal del pie a causa de una hipotonia han sido tratados con elementos que ferulizan el movimiento. Pero ahora, hay una puerta abierta a nuevas compensaciones", añade.

En cualquier caso, Martínez considera que "lo ideal sería que esa patente no fuera exclusiva de Nike", no solo para evitar una posición dominante en el mercado del 'running' profesional, sino "por una cuestión ética", desde el punto de vista de su posible aplicación al campo de la salud.

En cualquier caso, Alberto Martínez defiende que eventos como el vivido hace pocos días en Viena abren "un abanico de posibilidades aún más amplio de diseños y materiales" en un sector que no para de evolucionar.

"Si hace dos años empezamos con la implantación de plantillas ortopédicas sinterizadas por láser con impresión 3D, hoy ya estamos pensando en cómo incorporar dichos avances también a los tratamientos podológicos que ayuden a minimizar carencias en marchas patológicas", afirma orgulloso.

"Ya habíamos introducido materiales como fluidos no newtonianos que modificaban sus propiedades en función de las fuerzas que reciben, pero los nuevos polímeros de Ineos, combinados con la disposición de las nuevas estructuras, también pueden favorecer el desarrollo de plantillas mas dinámicas, que varíen sus propiedades en función de las necesidades de la marcha", concluye Martínez.

Etiquetas
Comentarios