Despliega el menú
Deportes

sd huesca

Dani Calvo, un oscense en las filas del rival de la SD Huesca

El defensa oscense de 25 años, futbolista del Elche e hijo del histórico Ramón Calvo, volverá a El Alcoraz como uno de los pilares del Elche.

Dani Calvo, a la derecha, durante el partido del Elche en La Romareda.
Dani Calvo, a la derecha, durante el partido del Elche en La Romareda.
José Miguel Marco

Un oscense pondrá a prueba el ataque de la Sociedad Deportiva Huesca. La misión de Dani Calvo, nacido hace 25 años en la capital, será secar a Okazaki, Sergio Gómez, Juan Carlos y compañía mientras a unos pocos metros, en la grada, sus familiares tendrán por una vez el corazón dividido. El central del Elche espera con ganas un encuentro siempre especial y que, además, será el número 103 que dispute en la categoría de plata tras una pasada etapa en las filas del Numancia de Soria.

Hijo de Ramón Calvo, uno de los jugadores históricos del club azulgrana, con 150 partidos entre Primera, Segunda y Segunda B con el Real Valladolid y el Deportivo de La Coruña, el zaguero es uno de los fijos para su técnico, Pacheta, y clave para que los ilicitanos se encuentren a tres puntos de la zona de ‘play off’ que marca el equipo de Míchel Sánchez. Con once tantos, es uno de los equipos menos goleados del campeonato. Dani Calvo ha participado en todos los compromisos y solo se ha perdido dos, con Extremadura y Numancia, por problemas físicos.

En Soria comenzó a labrarse un nombre en el fútbol profesional. Con 19 años, en el ejercicio 2013/14 debutó con los numantinos y, con el paréntesis de un cesión al filial del Levante, militó en sus filas hasta el pasado mercado invernal. Un futbolista que había llegado a ser capitán de la plantilla del Numancia comenzó a perder protagonismo y las partes concluyeron que lo mejor era traspasarlo al Elche. Allí se ha asentado y tiene contrato hasta junio de 2021. Los franjiverdes, con el cuarto presupuesto más bajo de Segunda División, no renuncia a cotas más altas.

Formado en el Peñas Oscenses, Dani Calvo recaló en el Numancia en edad juvenil antes de dar el salto al primer equipo. Admite que la cita del domingo será "especial" porque va a jugar en la ciudad en la que nació y en la grada habrá "muchos familiares y amigos". El defensa asegura entre risas que no ha mandado a nadie a espiar al conjunto oscense y tiene claro que su familia va a querer una victoria del conjunto ilicitano. "El cuerpo técnico tiene suficiente información del rival y mi familia está tranquila en Huesca, sentiré su calor en el campo y esperó poder dedicarle un triunfo. Por supuesto que irán con el Elche", apunta.

Tilda de "inesperada" la derrota del pasado sábado frente al Sporting de Gijón en el estadio Martínez Valero (0-1). "Después del partido tan completo que hicimos contra el Girona, estábamos con toda la ilusión de ganar ya en casa de una vez. La temporada pasada mantuvimos una buena línea como local y en la actual no está siendo así. Esperamos cambiar esa situación. Ahora estamos muy ilusionados y con ganas de hacer otro buen partido a domicilio y ganar en Huesca", añade Calvo.

Dos viejos conocidos

El Elche Club de Fútbol acudirá a la capital oscense con dos viejos conocidos, exjugadores de la Sociedad Deportiva Huesca de pasado reciente y relumbrón, pues fueron partícipes del último ascenso a Segunda División en 2015: Manuel Sánchez y Josan. El centrocampista, conocido como Manolo o Manolín, firmó por Osasuna en el mercado de invierno del curso 2015/16 y logró el ascenso a Primera, pero su caminó se desunió del rojillo a partir de aquel momento y jugó en Alcorcón y UCAM Murcia antes de fichar por el Elche.

La carrera del extremo Josan Ferrández ha transcurrido de manera paralela a la de Manolo puesto que tras terminarse su cesión por el Granada y regresar al club nazarí pasó por Alcorcón, UCAM Murcia y Albacete como anterior destino. El incombustible delantero Nino es otro de los nombres propios del Elche.

Etiquetas
Comentarios