Despliega el menú
Deportes

patinaje de velocidad

El salto de Nerea Langa del asfalto al hielo

La internacional zaragozana Nerea Langa, medallista europea y mundial de patinaje sobre ruedas este verano, se prepara para afrontar la disciplina de hielo, en la que ha conseguido dos mínimas para participar en la Copa del Mundo

Nerea Langa (centro), en acción en el pasado Mundial de patinaje celebrado en Barcelona; abajo, la zaragozana (centro), en el entrenamiento celebrado en la localidad alemana de Inzell
Nerea Langa (centro), en acción en el pasado Mundial de patinaje celebrado en Barcelona; abajo, la zaragozana (centro), en el entrenamiento celebrado en la localidad alemana de Inzell
FEP/RFDH

Va igual de veloz con unos patines de ruedas que deslizándose sobre una fina cuchilla. Nerea Langa, que ha brillado este verano en los Europeos de Pamplona y los Mundiales de Barcelona de velocidad, sumando once medallas en categoría júnior entre las dos citas, se ha propuesto este invierno seguir embelleciendo su hermoso palmarés en una disciplina con futuro olímpico. La zaragozana hizo el año pasado una prueba de velocidad sobre hielo en el circuito que se levanta en la ciudad polaca de Zakopane. Y fueron "tan positivas" las sensaciones que esta temporada 2019/20 ha repetido, superándose, porque ha logrado dos marcas mínimas para participar, a partir de enero en la Copa del Mundo de esta disciplina de deportes de hielo. Y en el horizonte, el Mundial.

Con 18 años, Nerea Langa abandera un deporte que encumbró a la legendaria Sheila Herrero, quien también probó esta especialidad virgen en el deporte español. "Estoy muy contenta por poder adentrarme y profundizar en este deporte. Me gustaría dar el salto, pero hay que ir poco a poco. Técnicamente es muy complejo y hay que estar muy bien preparada, sobre todo, físicamente. Pero las perspectivas son muy buenas", explica la protagonista, que luce orgullosa 34 títulos nacionales (y más de medio centenar de trofeos de todos los colores) desde que debutara en 2010, y un amplio bagaje internacional en sus cuatro años luciendo la camiseta de la selección española.

Todo empezó en 2018, cuando el Club Patín Cobra de El Prat de Llobregat se puso en contacto con Nerea y su entrenador, su padre Ángel Langa. "Ellos tienen sección de ruedas y de hielo, y vieron que tenía posibilidades", explica su progenitor. Gracias a una beca del Unión Internacional de Patinaje (ISU, siglas en inglés), Nerea participó en Polonia en una concentración del equipo nacional, bajo la supervisión de la seleccionadora de la Real Federación Española de Hielo (FEDH), Sandra Gómez. Y en el arranque de esta campaña, la laureada patinadora aragonesa ha vuelto a entrar en los planes de la entrenadora. "Vamos a realizar cuatro salidas a Alemania. En España no hay un circuito de ‘Long Track’ (pista larga), que es mi modalidad. Así que tenemos que salir fuera. Y la primera concentración de diez días ha sido en la localidad alemana de Inzell, Alemania", detalla Nerea Langa, que asume el cambio que le ha dado la vida: personalmente, ha iniciado la carrera de Arquitectura en la Universidad San Jorge de la capital; y, deportivamente, la exigente adaptación a un nuevo escenario.

«Hay una primera dificultad, por el cambio de patines y porque todavía no tengo un material adecuado. Luego está la propia del deporte: técnicamente, no puedo apoyar la cuchilla, te deslizas más deprisa y coges mayor velocidad; en cuanto al físico, hay que estar muy fuerte ya que tengo que ir más flexionada, en posición postrante, y cargar las piernas", explica la joven patinadora del CP 2mil6. Pero Nerea aprende rápido, muy rápido. Porque es muy buena

Y así lo demostró la semana pasada en el International Race de Inzell, donde firmó dos marcas mínimas para participar en la Copa del Mundo de patinaje de velocidad sobre hielo en las distancias de 500 y 1.000 metros: la zaragozana hizo 43.37 en 500 metros (el registro mínimo para participar en la competición es 45.00) y 1:28.75 en los 1.000 (1:30.00). Y tiene muy cerca los topes para el Campeonato del Mundo (42.50 y 1:25.00). "La verdad es que estoy muy contenta de ser internacional en hielo y poder participar en la Copa del Mundo", reconoce Nerea Langa, que a finales de este mes volverá a deslizarse sobre la pista congelada de Inzell, en la segunda de las cuatro viajes que tiene programados. 

Etiquetas
Comentarios