Despliega el menú
Deportes

Open USA

Nadal y Medvedev decidirán al nuevo campeón del Abierto

Nadal lograba su objetivo de estar en la quinta final del Abierto de Estados Unidos y la número 27 de un Grand Slam, de las que ha ganado 18 en las 26 anteriores.

Rafael Nadal contra Matteo Berrettini, en la semifinal del Open USA
Rafael Nadal contra Matteo Berrettini, en la semifinal del Open USA
Danielle Parhizkaran/Reuters

No hubo sorpresa, el español Rafael Nadal, cabeza de serie número dos, y el ruso Daniil Medvedev, quinto favorito, confirmaron su condición de ser los mejores jugadores actuales en el circuito profesional y lo demostraron al conseguir esta noche el pase la final del Abierto de Estados Unidos.

Nadal, de 33 años y segundo favorito, en su primer duelo ante la joven promesa italiana Matteo Berrettini, 10 años más joven y vigésimo cuarto cabeza de serie, le hizo sentir en carne propia los efectos que tienen el tenis demoledor del jugador español al que admira y tiene de ejemplo de como debe ser un auténtico profesional dentro y fuera del campo.

A eso quiere aspirar Berrettini mientras crece como jugador y en sus primeras semifinales ya recibió la lección del maestro de Manacor, quien después de una primer set, en el tenista italiano pudo competir con exnúmero uno del mundo al final tuvo que sucumbir por un marcador de tres sets corridos, 7-6 (6), 6-4 y 6-1.

Nadal lograba su objetivo de estar en la quinta final del Abierto de Estados Unidos y la número 27 de un Grand Slam, de las que ha ganado 18 en las 26 anteriores.

Pero tal vez este haya sido el recorrido más fácil que ha tenido Nadal hasta ponerse en las puertas de luchar por un cuarto titulo de en Flushing Meadows después de tener un cuadro muy favorable en el que no se ha tenido que enfrentar a ningún jugador Top 10.

De hecho hasta ha jugado un partido menos cuando en la segunda ronda el australiano Thanasi Kokkinakis no se presentó por estar lesionado y abandonar el torneo.

El número mejor clasificado al que se ha enfrentado Nadal ha sido al argentino Diego Schwartzman, vigésimo cabeza de serie, en los cuartos de final, después de haberlo hecho antes frente al excampeón del Abierto de Estados Unidos, el croata Marin Cilic, vigésimo segundo favorito, que no pasa por su mejor momento de juego.

El otro rival al que Nadal ha ganado ha sido al Hyeon Chung, número 170 del mundo, verdugo del español Fernando Verdasco, vigésimo tercer cabeza de serie, que le tocó en la tercera ronda.

Con el triunfo inicial frente al australiano John Millman, número 60 del mundo, Nadal no ha cedido nada más que un set, el que le ganó Cilic por lo que en realidad llega a la final sin haber sido probado ante un rival que le pudiese medir el verdadero nivel de forma en el que se encuentra su forma física y su tenis.

Pero Nadal aseguró que se encuentra donde quería y más después que hace un año quedaba eliminado al tenerse que retirar lesionado de la semifinal que disputaba contra el argentino Juan Martín del Potro debido a un dolor en la rodilla.

Ha tenido problemas con su cuerpo a lo largo de los años, especialmente cuando se trata de pistas duras que son menos indulgentes que las de hierba y tierra batida, pero en este momento, se ve saludable, sano y hambriento como siempre de triunfos.

Pero tendrá que probar su verdadero nivel cuando se enfrente a Medvedev, quien tampoco se ha tenido que enfrentar a jugadores Top 10 en el cuadro de la parte alta, pero ganó en los cuartos de final al suizo Stan Wawrinka, un excampeón del Abierto, que eliminó al gran favorito y defensor del título, el serbio Novak Djokovic, que se retiró lesionado en el tercer set del duelo de cuartos de final.

Lo mismo sucedió con el búlgaro, Grigor Dimitrov, 78 del mundo, quien eliminó al segundo de los Big 3, el suizo Roger Federer, en los cuartos de final, y luego vio como Medvedev fue superior en el partido de semifinal que ganó el tenista ruso por 7-6 (5), 6-4, 6-3 para conseguir el pase a la primera final del Abierto y de un torneo de Grand Slam.

Además alcanzó el triunfo número 50 de la temporada, algo que no ha logrado ningún otro jugador del circuito de la ATP.

Pero también reconoció que su tenis no había sido el mejor, aunque siempre encontró la manera de ganar los tantos decisivos y por segunda vez sólo en lo que va de torneo no ceder el primer set, gracias a su estilo defensivo.

"Creo que fue mejor jugador en el primer set. Creo que tuve suerte de ganarlo", admitió Medvedev. "Entonces el impulso cambió por completo. Creo que después, estaba jugando mejor que él".

El ruso de 23 años se hizo un nombre por primera vez en el Abierto de Estados Unidos, al llegar a la final, pero también por ganarse la ira de los espectadores con los malos gestos que tuvo en la pista con un recogepelotas y luego el dedo mediano que le sacó al público.

Durante su entrevista en la cancha del viernes por la noche, Medvedev hizo referencia a su "torneo de controversias", que incluyó acumular 19.000 dólares de multas y abucheos de los fanáticos la semana pasada, diciendo que sabía que "no sería fácil para el público" olvidar el incidente, pero lo daría todo en la pista y ofrecer gran espectáculo deportivo.

Medvedev se enfrentará a Nadal por segunda vez. La primera fue el pasado agosto cuando jugaron la final del Masters 1.000 de Canadá y el tenista español lo arrolló en dos sets corridos, 6-3 y 6-0.

Pero Medvedev asegura que aprendió bien la lección, que desde entonces ha progresado en varios aspectos de su tenis y que estaba convencido que jugar su primera final de un Grand Slam le daba un plus mayor de motivación además de la revancha deportiva que tiene pendiente con Nadal.

Etiquetas
Comentarios