Deportes
noticia patrocinada

Un club en el que meter goles no es lo más importante

La U.D. Montecarlo cuenta con 27 equipos de fútbol y apuestan por la formación, el respeto y la igualdad de los jugadores.

La U.D. Montecarlo tiene más de 50 años de historia que Faustino Lorente, actual presidente, ha vivido desde sus inicios.
La U.D. Montecarlo tiene más de 50 años de historia que Faustino Lorente, actual presidente, ha vivido desde sus inicios.
U.D. Montecarlo

Diciembre de 2018. Partido de División de Honor Cadete entre la Unión Deportiva Montecarlo y la Unión Deportiva Balsas Picarral. El equipo avispa lanza un balón fuera para que un jugador sea atendido y tras el saque el conjunto del barrio de Torrero logra marcar gol. Seguidamente, jugadores y técnicos deciden dejar de defender para que el Balsas Picarral pudiera anotar. Ese es el adn de la U.D. Montecarlo, que resumen perfectamente su director deportivo, Néstor Paricio. “Desde nuestra fundación hace más de cincuenta años, promulgamos los valores del respeto, igualdad, diversidad, solidaridad, compromiso, esfuerzo y sacrificio, y todo esto es lo que tratamos de buscar e inculcar a nuestros jugadores”.

Un total de 27 equipos defenderán los valores de la U.D. Montecarlo por los campos de Aragón. Además de los veteranos, el club tendrá en la temporada 2019-2020 un equipo regional, tres juveniles, tres cadetes, tres infantiles, cuatro alevines, siete benjamines, dos prebenjamines, y tres de escuela. La labor formativa es primordial en todos los conjuntos más allá de los resultados. “Queremos conseguir la progresión de todos futbolistas además de seguir dando una imagen correcta del club y defender al Montecarlo en todos los lugares”, señala Paricio que sentencia que “deportivamente, queremos que los equipos estén arriba, pero no a cualquier precio”.

En esta labor cobran mucha importancia los entrenadores. Paricio sitúa estas funciones más allá del área técnica. “Son un apoyo para la familia en caso de necesitarlo. Tratan de ser personas cercanas para poder ayudar a cualquier problema familiar, de estudios... Entendemos que así conseguimos el objetivo que queremos, que es un mayor rendimiento de ese jugador dentro del campo de fútbol”, afirma.

Más de 50 años inculcando valores

Esta es la filosofía de trabajo que se lleva inculcando desde su fundación en 1967. Más de 50 años de historia que, según Faustino Lorente, presidente del club desde 1982, aunque colaborando en el mismo desde sus inicios, tienen una fórmula magistral que condensa en “mucho trabajo y dedicación de todos los que han pasado por el club en todos estos años”. Ademas, reconoce que en la U.D. Montecarlo todos viven con la ilusión de llegar a cumplir otro medio siglo.

Desde la perspectiva que da conocer la entidad desde el primer momento, afirma rotundo que aquello que los diferencia es la honradez y la humildad. “Intentamos hacer las cosas bien, dar todo tipo de explicaciones tanto deportivas como sociales a los socios, socios deportivos e instituciones que nos las reclaman y, una cosa muy importante, no creernos más que nadie y saber dónde estamos”, sentencia.

Con este adn muy presente, afrontan la presente temporada con ilusión “intentando estar en todas las categorías lo más arriba posible y, como sabemos dónde estamos, sintiéndonos orgullosos de que cada chaval, sean muchos o pocos, pueda llegar a los equipos base del Real Zaragoza, como a lo largo de los 52 años del club”. Buscan la progresión de los futbolistas que visten sus colores. Por ello, Faustino Lorente afirma que están satisfechos de todos los que han llegado a ser profesionales y los que han llegado a categorías nacionales. Todo desde sus instalaciones que llevan el nombre de José Luis Violeta, “deportista ejemplar nacido en Torrero y uno de los mejores jugadores del Real Zaragoza”.

Están apoyados en una masa social de unas 600 personas que les hacen estar orgullosos del barrio en el que se encuentran. “Junto con el resto de clubes que juegan aquí, queremos darle visibilidad a Torrero-La Paz y propiciar que todo el que quiera jugar pueda hacerlo”, sentencia el máximo dirigente de la entidad. Todo desde el altruismo que caracteriza a los directivos de clubes de fútbol base para los que pide a las instituciones apoyo total para poder seguir formando en valores a los niños mientras practican su deporte favorito ya que “el fútbol en particular y el deporte base aficionado en general necesitan una regularización para que los clubes y sobre todo los directivos que estamos por altruismo y sentimiento a nuestros equipos estemos protegidos de cualquier anomalía”. Por último, a sus compañeros de cargo en el resto de entidades les alienta a ser responsables y a que “después de la rivalidad deportiva, dejemos todo aparcado”.

Etiquetas