Deportes

baloncesto

Alocén y Barreiro, una temporada para crecer

El base y el alero del Casademont encaran el nuevo curso con el reto de dar «otro paso adelante»

Alocén se somete a los exámenes médicos, ayer en el Hospital Quirónsalud Zaragoza.
Alocén se somete a los exámenes médicos, ayer en el Hospital Quirónsalud Zaragoza.
José Miguel Marco

Son jóvenes, muy jóvenes, aunque con talento, carácter, descaro y personalidad, y unas capacidades físicas privilegiadas. Ambos, además, juegan en el Casademont Zaragoza, ya se han estrenado con la selección española absoluta y son dos piezas cotizadas en la Liga ACB. Sin embargo, Carlos Alocén y Jonathan Barreiro presentan otro denominador común: afrontan un curso crucial en su carrera deportiva. Una temporada para crecer, para apuntalar su reputación, para afianzar su prestigio, para elevar su estatus e incrementar su notoriedad. Un reto colosal, de máxima exigencia, que el base y el alero asumen con entereza y determinación, con una fe inexorable en sus propias posibilidades. Conscientes, sobre todo, de que disponen aún de un amplio margen de mejora en todos los órdenes del juego.

Alocén y Barreiro se sometieron ayer a los pertinentes reconocimientos médicos en el Hospital Quirónsalud Zaragoza, donde irán desfilando en las próximas horas el resto de los componentes de la plantilla aragonesa, a excepción de los que tienen en la actualidad compromisos internacionales con sus respectivas selecciones. El Casademont, en este sentido, iniciará la pretemporada el próximo jueves. "Yo estoy con mucha ilusión", confiesa Alocén, quien, después de "la brillante actuación del equipo" el pasado año, espera que el curso que se avecina "sea igual o mejor". "Miro al futuro y veo una temporada ilusionante, con el Casademont inmerso también en la Champions League", añade el base, quien, en el ámbito personal, se ha propuesto "dar otro paso adelante" en su juego "para seguir creciendo como jugador".

La irrupción de Carlos Alocén, su meteórico ascenso, ha sido una de las noticias más reseñables del baloncesto español. El base, de 18 años, ha emitido señales muy positivas en cada una de sus actuaciones, al manejarse en la pista con un oficio y una templanza impropias de su edad. Un jugador de fogonazos deslumbrantes, de raptos geniales, de una desbordante imaginación, que levanta a la grada de sus asientos con acciones de ingenio, talento y convicción. El zaragozano se distingue por su acertada interpretación del juego, por su amplitud de recursos, por su facilidad para asistir y penetrar, y también por su capacidad para anotar cuando la ocasión lo demanda. Su sobresaliente rendimiento le situó en el centro de la escena, que se tradujo en su fichaje por el Real Madrid.

El conjunto blanco formalizó la contratación del base el pasado mes de julio, después de abonar su cláusula de rescisión, y firmó un contrato con el jugador para las próximas cinco campañas. Sin embargo, Alocén continuará al menos un año más en Zaragoza, al considerarse el escenario más idóneo para proseguir su crecimiento. En su primer año en la élite, Alocén derribó todas las previsiones al rendir muy por encima de las expectativas generadas. Su aportación resultó fundamental para que, contra todo pronóstico, el Casademont Zaragoza se colara en las semifinales del ‘play off’.

También Jonathan Barreiro sigue avanzando con paso firme en su progresión. El alero, de 22 años, cumplirá este curso su cuarta temporada con el Casademont Zaragoza. Se trata de un jugador intenso, consistente en las labores de contención, con una gran facilidad reboteadora y con una importante amenaza desde el perímetro. Además, con sus 2,08 metros de estatura, tiene envergadura suficiente para actuar también en posiciones interiores, donde ya lo hizo el pasado curso con Porfirio Fisac. "El pasado año fue extraordinario. Y ahora comenzamos con las mismas ganas, intentando que la comunión con la afición sea la misma", explica Barreiro, quien considera "muy positivo" que continúe "el bloque de la temporada anterior, además del cuerpo técnico".

"Y en el plano personal –anuncia–, mi intención es dar otro paso, seguir aprendiendo y seguir ayudando al equipo en todo lo posible". El gallego viene de completar su mejor campaña con los zaragozanos, y cada vez va asumiendo mayores responsabilidades en el juego. Un valor al alza.

Etiquetas
Comentarios