Deportes

baloncesto europeo sub-18

"El Casademont es parte de este éxito"

Javi García y Pradilla regresaron este lunes a España con el título europeo sub-18.

Jaime Pradilla y Javi García, este lunes nada más aterrizar en Madrid con el oro continental
Jaime Pradilla y Javi García, este lunes nada más aterrizar en Madrid con el oro continental
Feb

Alocén no está solo. En sus categorías formativas, el Casademont Zaragoza cuenta con algunas de las mejores promesas del baloncesto nacional. Es la cantera más fértil de España. En los cinco últimos años, ningún otro club ha aportado tantos jugadores a los diferentes equipos de la selección española; una tendencia que también se ha mantenido este verano, con la inclusión de hasta diez representantes del club aragonés. Y resultan, además, especialmente productivos en aportación al equipo y en títulos conquistados.

De momento se han celebrado dos torneos oficiales, y el balance resulta abrumador: dos oros y una plata. Carlos Alocén, con 18 años, fue el indiscutible guía espiritual de la selección española sub-20, que se proclamó subcampeona de Europa el pasado mes de julio en Israel; y Javi García y Jaime Pradilla, del equipo nacional sub-18, conquistaron el título continental de la categoría este mismo domingo, en Volos (Grecia), tras superar a Turquía en la final (57-53). García y Pradilla aterrizaron ayer en Madrid, ya como campeones de Europa, después de haber completado un brillante torneo en tierras helenas.

"Estamos muy contentos de poder traer este trofeo a Zaragoza. Esperamos que este triunfo sea un aliciente para seguir trabajando todos estos años", explicó Javi García. "El Casademont es parte de este éxito. Espero que el club, el Casademont Zaragoza, y también nuestros aficionados se sientan orgullosos del título conquistado", explicó, por su parte, Jaime Pradilla.

García fue el base más clarividente del campeonato continental. Además, asumió la dirección del equipo, con descaro y personalidad, en los momentos más comprometidos del duelo ante Turquía. El zaragozano no sólo ha exhibido su talento en la faceta ofensiva, sino que también se mostró contundente y tenaz en las tareas de contención. Promedió 26 minutos de media sobre la pista, con unos guarismos de 8,4 puntos, 1,8 rebotes y 5,9 asistencias por partido (7,4 créditos de valoración).

También Pradilla evidenció su inmenso potencial, pese a haber acudido al Europeo mermado físicamente. El pívot firmó unos números notables (7,6 tantos, 4,4 capturas y 9,3 unidades de valoración por encuentro) en los apenas 12 minutos de media que permaneció sobre la pista. Cifras muy positivas para un jugador que, más allá de las estadísticas, tiene una gran incidencia en los aspectos intangibles del juego.

Pradilla y García, una vez más, ponen de manifiesto el acertado trabajo de cantera del Casademont. La entidad zaragozana invierte en la base, y lo hace con convicción, de manera firme y decidida, con un sólido plan deportivo que allane el recorrido de sus jóvenes valores al baloncesto profesional. La contratación de Porfirio Fisac, de hecho, también respondió al perfil formativo que perseguía el club aragonés: un entrenador de prestigio, con una amplia experiencia en la Liga Endesa, pero habituado también a conceder oportunidades, en cualquier escenario y ante cualquier rival, sin atender al carnet de identidad de los jugadores.

El técnico ha cumplido su palabra, otorgando minutos relevantes a los canteranos. Y ellos han respondido con grandeza y descaro en cada una de sus actuaciones. Sobre todo Carlos Alocén, quien ha exhibido carácter y personalidad en cada una de sus intervenciones. Su oficio y templanza, impropias de su edad, conllevaron su contratación por el Real Madrid para las próximas cinco temporadas. El base, sin embargo, jugará al menos un curso más en el Casademont Zaragoza, ahora en calidad de cedido por la entidad madridista.

Javi García también formará parte de la primera plantilla aragonesa la próxima temporada. El base, de 18 años, actuó el pasado curso en el Anagán Olivar, en la Liga EBA, y lo hizo con unos registros de 10 puntos, 4 rebotes y 3,8 asistencias (8,8 créditos de valoración por partido) en media hora de juego. En el caso de Pradilla, el pívot será cedido a un equipo de la Liga LEB Oro para proseguir su formación. El jugador, de 18 años, ha facturado 17,4 tantos por duelo en el Olivar, al margen de aportar 10,9 rebotes y 1,5 asistencias por duelo (22,5 créditos de valoración) en 26 minutos de juego. En la anterior campaña, Pradilla contabilizó cinco encuentros en la Liga Endesa con el primer equipo zaragozano: frente al Baskonia, el Gipuzkoa, el Breogán, el Valencia y el Barcelona. También serán cedidos Raúl Lobaco y Ander Urdiain, otras dos piezas relevantes de la generación de ensueño.

Etiquetas
Comentarios