Deportes

Motor

La Baja de los aragoneses

Teruel ya está lista para recibir al raid más relevante que se celebra en Europa. Y en la línea de salida no faltarán los pilotos de la tierra dispuestos a dar espectáculo

Para los pilotos aragoneses, la Baja es más que un raid que, en sus 36 ediciones, se ha convertido en el más longevo de Europa. Para los pilotos de la tierra, la Baja "es un sentimiento". Con la provincia de Teruel como epicentro por séptimo año consecutivo, arranca motores este jueves 25 (desde las 8.00) con la apertura de las verificaciones técnicas y administrativas en el Palacio de Exposiciones y Congresos de la capital mudéjar. La prueba llega con novedades: se adelanta un día, no hay prólogo y solo habrá dos jornadas de carrera (viernes y sábado). Una amplia nómina de equipos de la Comunidad, que se reparten en las categorías de coches, motos y quads, se ha reunido este martes en la Plaza Lucas Miret de Zaragoza, para darse a conocer y hablar de objetivos en una cita en la que su principal reto es "acabar". Al acto han asistido los presidentes de la Federaciones Aragonesas de Automovilismo, Ánchel Ehegoyen, y de motociclismo, Roberto Royo-Villanova, así como diversas autoridades políticas y deportivas. Además han estad presentes el director general de Deportes del Gobierno de Aragón, Javier de Diego Pagola y el alcalde, Jorge Azcón.

Javier Grasa cumple este fin de semana su Baja número 22 siendo el único aragonés que alcanza esta cifra como piloto de coches. Dirige con determinación un Bowler Wildcat y a su derecha no faltará, guiándole con el libro de ruta, su hermano Miguel, con el que forma un experimentado tándem que compite en el Campeonato del Mundo de rallys. «Esta edición es bastante competitiva.Vienen los cuatro primeros del Mundial (Vladimir Vasilyev, Martin Prokop, Jacub Przygonski y Orlando Terranova), que se están jugando el podio del certamen. Así que se vamos a ver correr de verdad", analiza el decano de los pilotos. Al evento del motor también se ha apuntado el multicampeón Nani Roma, nombre que este martes confirmó la organización.

Para Javier Grasa, esta 36ª Baja será especial porque en la línea de salida estará su hijo, Víctor, que se estrena en un raid de caché. "Es la ilusión de un padre ver a tu hijo inscrito en esta carrera que es parte de nuestra vida. Espero que le acompañe la suerte y poder llegar a meta los dos para fundirnos en un fuerte abrazo", comenta emocionado el líder de la escudería Coviar Raid Sport.

Los pilotos Stépháne Peterhansel y Nani Roma, en la presentación del rally
!

Nani Roma se apunta a la 36ª Baja 

El piloto Nani Roma será la gran baza española en la lucha por la victoria de la trigésima sexta edición de la Baja Aragón, que arrancará el próximo día 25, junto a Álex Haro al volante del Mini, con Vladimir Vasilyev y Martin Prokop como grandes rivales. Roma, con nueve victorias en esta Baja tanto en motos como en coches, buscará a lo largo de los tres días en los que se disputa la prueba una victoria que se le resiste desde el año 2015

El debutante Víctor Grasa se enfrentará a los casi 500 kilómetros cronometrados, repartidos en cuatro especiales, con un Yamaha YXZ 1.000 y a su derecha irá Manuel Navarro, "gran amigo y experto de sobra en esta disciplina". El joven, de 25 años, compite en el Nacional de Raids, dentro de la Yamaha Cup, categoría en la que desean hacer un buen papel para acabar la prueba lo más arriba posible. "Quiero disfrutar de la experiencia. Será emocionante poder estar junto a mi padre en la línea de la meta", señala Víctor.

Otro piloto que debuta en la Baja Aragón es Alfonso Asensio, a los mandos de un Mitsubishi Montero Proto, y con Carmelo Moliné como copiloto. "Es una competición única para todos los pilotos aragoneses. Mi padre corrió entre 1981 y 1985 con un Renault 5 Turbo y él nos inculcó la disciplina. Creo que la Baja es un lujo; que una prueba como esta, con el caché internacional que posee, se celebre en nuestra Comunidad es para sentirnos orgullosos. Vamos a disfrutar. La carrera nos pondrá en nuestro lugar", apunta Asensio, habitual de los rallys de asfalto.

No es el único que hará su primera puesta de largo en la categoría de cuatro ruedas. La escudería Andinas Racing, que componen Guillermo Gómez y Jesús Hernández, guiará un Polaris RZP XP 1.000. Para Raúl Huerta e Ismael Pina será su segunda presencia en el raid, tras su estreno el año pasado; piloto y copiloto del equipo Autoterreno Sport, se presentan con un Nissan Patrol GR. Y entre la lista de veteranos de la Comunidad, otro clásico: Emilio Eiroa Lázaro, que corre su Baja número 21. A la derecha, su hermano Antonio. Y la máquina que presenta Terra Motor Aventura es un Buggy Can Am Maverick, que corrió la pasada edición del Dakar. "Es el primer año que puedo decir que voy con un coche impresionante y que es muy competitivo. Creo que puede ser el año de lograr un buen resultado", apunta Eiroa. Y no hay que perder de vista a los experimentados Luis Hernández y Ángel Bueno, del Autoterreno Sport. Su primera Baja fue en 1993 y en moto. El rally aragonés les atrapo en 14 ediciones, hasta que en 2016 dieron el salto a las cuatro ruedas. En su cuarta temporada correrán con un Toyota Land Cruiser.

La batalla por ser el mejor aragonés en la categoría de motos se anuncia intensa. Mario Gajón llevó el nombre de Aragón a lo más alto de podio de quad en la Baja en 2013, 2014 y 2015, siendo segundo en 2017 y 2010 y tercero en 2009. Un brillante palmarés para el piloto de Cuarte de Huerva encuadrado en la Copa Mundial de Bajas, que saldrá con el mismo objetivo: el primer cajón. "Ha costado mucho porque ha habido cambios a nivel profesional y personal –voy a ser padre dentro de dos meses–. Pero la meta es hacerlo lo mejor posible y sacarme la espina del año pasado, cuando a falta de diez kilómetros –y después de haber ganado todas las especiales– me caí ya que la rueda del quad salió disparada», explica Gajón.

El piloto de Newcar, como a la mayoría de los protagonistas locales, no termina de entender que la organización de la Baja (Octagon Esedos) haya suprimido la prólogo. "La verdad es que vamos a salir a ciegas, en mi caso con treinta motos por delante y tres quads. Tampoco creo que beneficie a incrementar el ambiente, ya que puede retraer a público al ser la primera etapa en viernes, cuando es jornada laboral". De la misma opinión es Rubén Mañas. "Ha sido un error muy grande", insiste el también corredor del equipo TLR Sport Zaragoza. En su segunda intentona en la Baja Aragón, el de Cuarte se muestra "muy optimista" tras los buenos resultados que ha cosechado en la primera cita del Campeonato de Europa de Rally y de la Copa de España de Raids de motos. "Tengo un taller que absorbe y entreno cuando puedo. Pero la Baja es una locura que nos atrapa: por el nivel, la organización, que se trata de una cita internacional... Me gustaría llevarme el mejor de los resultados, quitarme el mal sabor de boca de la pasada edición, cuando se nos escapó una posición increíble el último día", concluye Mañas, sexto del Nacional de raids a bordo de su Husqvarna 450.

Etiquetas
Comentarios