Deportes
Suscríbete por 1€

tenis

Nadal-Kyrgios, un enfrentamiento de personalidades mucho más allá del tenis

El español, que representa los modales y la educación, se medirá al australiano, un jugador polémico y acostumbrado a las salidas de tono. "No estoy seguro de que nos tomáramos una cerveza juntos", admite.

Kyrgios, próximo rival de Nadal, protesta una decisión al juez en Wimbledon.
Kyrgios, próximo rival de Nadal, protesta una decisión al juez en Wimbledon.
HANNAH MCKAY/Reuters

Desde 2014 hay un duelo que se esperaba que tuviera continuación en la pista central de Wimbledon. En los octavos de aquel año, un jovencísimo Nick Kyrgios se presentó ante todo el mundo con una victoria sorprendente y contundente. Tumbó a Rafa Nadal y cimentó su carrera. Cinco años después de aquella proeza, el australiano y el español volverán a encontrarse este jueves en el All England Club. Y ocurrirá porque el 'aussie' se deshizo de Jordan Thompson en una maratón (7-6, 3-6, 7-6, 0-6 y 6-1) y porque Nadal cumplió ante Yuichi Sugita (6-3, 6-1 y 6-3).

Será el séptimo encuentro entre Nadal y Kyrgios y el que servirá para, de momento, desempatar su rivalidad. Igualados a tres triunfos cada uno, el último enfrentamiento fue este año sobre cemento y se lo quedó Kyrgios.

Queda por ver la versión que ofrecerá el díscolo australiano, que este martes optó por la diversión de los saques por abajo y los golpes entre las piernas, pero que también sufrió de un problema físico en el muslo izquierdo, del que tuvo que ser atendido.

Su enfrentamiento, su rivalidad, va mucho más allá del tenis. Rafa Nadal representa el señorío, el saber estar, los modales y la educación. Nick Kyrgios, por su parte, es un jugador díscolo, protagonista de tantas polémicas como de victorias. Lanza sillas, raquetas, insulta a los árbitros... es su forma de ser. "Entiendo que muy listo no es si va a jugar a París y lo hace con esta etiqueta. No comprendo que cada semana monte un espectáculo como el que hizo la semana pasada en Roma, que fue penoso", aseguraba hace unas semanas Toni Nadal, mentor y entrenador de Rafa.

Sus declaraciones en la sala de prensa esta semana dejan claro que su relación es estrictamente la de dos rivales del circuito. "No estoy seguro de que Rafa y yo podamos bajar al Dog & Foxy -pub de Wimbledon- a tomar una cerveza juntos. No le conozco en absoluto, le conozco como jugador de tenis. Nos respetamos mutuamente, pero creo que eso es todo", señaló en rueda de prensa tras la victoria ante su compatriota Jordan Thompson. Por otra parte, el de Canberra, de 24 años, rechazó ser un provocador. "Simplemente salgo, me divierto, juego el partido como quiero que se juegue. El deporte tiene un grave problema con eso. Solo porque soy diferente, porque lo hago de otra manera, causa un gran revuelo", subrayó. "Si todos fueran iguales, sería muy aburrido, ¿no?", concluyó.

Por su parte, Nadal evitó entrar en polémicas sobre la personalidad del australiano y centró su discurso en su nivel deportivo. "Mi posición es muy clara, es un jugador de mucho talento, un rival muy peligroso para la segunda ronda, lo sé, y tengo que dar el cien por cien", dijo primero en inglés. "Me da igual lo que haga y lo que quiera de su vida, no me molesta que haga lo que le apetezca", dijo Nadal ya en español sobre los desplantes y actitudes de Kyrgios sobre la pista. "Yo soy un profesional de este deporte, y pienso en tenis, y tengo la suficiente edad ya para no entrar en juegos que no tienen ningún sentido en mi carrera", añadió.

"Para ganarle tengo que buscar mi mejor versión", dijo el balear que no obstante admitió que le hubiera gustado que ese duelo llegara algo más tarde. "Preferiría que pasara más tarde", reconoció, "tengo la suficiente humildad para decir las cosas como son. Prefiero jugar con gente más fácil, y sobre todo en una superficie como esta, pero yo no lo elijo los cuadros", remató.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión