Deportes

deportes

Los atacantes, a más de un metro de la barrera defensiva en las faltas al borde del área

Las jugadas de estrategia deberán cambiar en las pizarras tácticas de los entrenadores. Ya no será posible incrustar jugadores propios o colocarlos pegados a la barrera adversaria en un golpe franco a favor.

Falta directa lanzada por Willian José en el Tenerife-Real Zaragoza de hace 4 temporadas. Natxo Insa se incrustó en la barrera canaria. Y Cabrera y Vallejo se ubicaron pegados a los zagueros tinerfeñistas. A partir de ahora, eso no será posible. Los atacantes tendrán que estar, como mínimo, a un metro de la barrera defensiva.
Falta directa lanzada por Willian José en el Tenerife-Real Zaragoza de hace 4 temporadas. Natxo Insa se incrustó en la barrera canaria. Y Cabrera y Vallejo se ubicaron pegados a los zagueros tinerfeñistas. A partir de ahora, eso no será posible. Los atacantes tendrán que estar, como mínimo, a un metro de la barrera defensiva.
Toni Galán

Uno de los cambios del reglamento del fútbol hechos oficiales por la International Football Association Board (IFAB) que comenzarán a aplicarse a partir de 1 de julio, con el inicio oficial de la nueva temporada (la 2019-20), se circunscribe a la formación de la barrera cuando tiene lugar una falta al borde del área.

Hasta ahora, además de esa figura defensiva del equipo que había sido sancionado, varios jugadores del equipo atacante (el lanzador del golpe franco) se ubicaban, bien incrustados en la propia barrera, o bien al lado por uno o los dos lados de la misma. Todo procede de los avances tácticos ejecutados por los técnicos al largo de los años, en busca de estrategias, de mecanismos de disuasión para los porteros que signifiquen ventajas para el jugador que bota la falta o, en caso de jugada ensayada, para encontrar líneas de pase final que supongan un gol de otro compañero.

Pues bien, desde el 1 de julio los técnicos deberán modificar notablemente su repertorio estratégico en estos casos. Todo porque el cambio en la norma dice que los atacantes tendrán que situarse, como mínimo, a un metro de la barrera. Así lo dice el informe oficial que ya manejan los árbitros: "Si un equipo forma una barrera de tres o más defensores, los jugadores del equipo contrario deberán guardar una distancia mínima de un metro con referencia a la barrera. De lo contrario, se concederá un libre indirecto a favor del equipo que montó la barrera".

Ya no será posible meter un atacante entre los defensores en busca de favorecer huecos para que el lanzador pase por ahí el balón rumbo a la portería, circunstancia que generaba fricciones, enfrentamientos corporales en busca de la posición entre unos y otros jugadores de ambos equipos. Tampoco se podrá prolongar la barrera a partir del último defensor en pos de taparle la visión del balón al portero. Habrá que dejar un espacio de, al menos, un metro entre los futbolistas de uno y otro equipo, tomando como referencia a los que están quietos en la barrera, que pasa a ser elemento referencial para el árbitro en esta nueva medida. 

Etiquetas
Comentarios