Deportes

tenis

Las dos visitas de Rafa Nadal a Zaragoza

El doce veces ganador de Roland Garros disputó un torneo amistoso en el Príncipe Felipe en 2007, visitó las obras de la Expo y regresó en 2016 para un acto comercial. 

BETFAIR TURBO TENIS / PRINCIPE FELIPE / 26-10-07 / FOTO: JUAN CARLOS ARCOS
Rafa Nadal, en el torneo que disputó en el Príncipe Felipe en 2007.
Heraldo.es

Rafa Nadal ha engrandecido su leyenda con la conquista de su duodécimo título en la arcilla de Roland Garros. Una conquista mayúscula, casi sobrehumana, que sitúa al manacorense en una dimensión solo al alcance de los más grandes deportistas de la historia. 

A lo largo de una carrera profesional que arrancó en 2002, con apenas dieciséis años, el talento mallorquín ha realizado dos visitas públicas a Zaragoza. La primera tuvo lugar el 27 de octubre de 2007 en el torneo de exhibición Betfair Turbo Tennis que se disputó en el Príncipe Felipe y que congregó a unos 6.000 espectadores. Nadal concurrió como número dos del mundo y el resto del plantel lo completaban Carlos Moyá, David Ferrer, Sergi Bruguera, Pat Cash y Joachim Johansson. La cita contó con unas reglas particulares y con partidos más cortos de lo habitual. 

En las semifinales, Nadal derrotó a su buen amigo y hoy entrenador Carlos Moyá por 8-4. El balear se encontró en la final con David Ferrer. Curiosamente, el alicantino se impuso por 7-5 y se llevó el trofeo de ganador

Respecto a su visita a Zaragoza, el mallorquín comentó que estaba muy contento de estar en la capital aragonesa ya que era la primera vez que venía y había sentido una acogida muy cariñosa. "Me encantaría volver al año que viene", dijo.

En más de una ocasión, durante los dos encuentros que disputó, el público presente en el pabellón Príncipe Felipe coreó su nombre. "Estoy muy agradecido a esta ciudad por haber organizado este evento. Se trata de una nueva modalidad de tenis que me parece muy acertada. Creo que el Betfair Turbo Tennis va a tener mucho futuro ya que es dinámico y divertido. Todo pasa muy rápido y entretiene mucho al público", agradeció.

Además, tanto Nadal como sus compañeros visitaron las obras de la Expo, evento del que fueron declarados embajadores. El manacorense se mostró encantado por este hecho.  "Estamos muy satisfechos de ser embajadores de un evento tan importante como este y, además, hemos tenido la posibilidad de verlo antes de que esté terminado", finalizó. 

Hubo que esperar nueve años para que el mito tenístico retornara a Zaragoza. Fue el 19 de septiembre de 2016 cuando acudió a un encuentro organizado por el Banco de Sabadell con clientes de esta entidad financiera, de la que el tenista balear es embajador.

Su comparecencia, que se celebró en el hotel Reina Petronila, vino marcada por una filtración efectuada horas antes por piratas informáticos rusos que desvelaron información privada de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) relacionada con el historial médico de diversos deportistas de élite, sobre todo de EE. UU. y de países occidentales. Rafa Nadal reconoció que en 2009 y 2012 se le administraron dos sustancias «con fines terapéuticos», a causa de una lesión de rodilla, tratamientos para los que, según indicó en Zaragoza, solicitó los debidos permisos a la Federación Internacional de Tenis (ITF) y a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). «Cuando se pide permiso para tomar una determinada sustancia y se concede la debida autorización , ya no se da ningún supuesto ilegal. Punto y final», zanjó.

Etiquetas
Comentarios