Deportes

gp canadá

Vettel devuelve la ilusión a Ferrari

El alemán ha logrado clasificarse en el GP de Canadá ante Hamilton, Leclerc o el español Sainz,

Vettel, en Silverstone.
Agencias

El alemán Sebastian Vettel (Ferrari) saldrá primero este domingo en el Gran Premio de Canadá, el séptimo del Mundial de Fórmula Uno, una carrera en la que el español Carlos Sainz (McLaren) iba a arrancar noveno noveno pero lo hará desde la undécima posición tras una sanción y en la que el germano buscará el primer triunfo del año para la legendaria escudería italiana.

Vettel logró su primera 'pole' del año, la quincuagésima sexta de su carrera en Fórmula Uno, al cubrir los 4.361 metros del circuito Gilles Villeneuve de Montreal en un minuto, diez segundos y 240 milésimas, 206 menos que el inglés Lewis Hamilton (Mercedes), líder del Mundial, que arrancará junto a él desde la primera fila.

El cuádruple campeón mundial alemán (2010-13, con Red Bull), le devolvió la ilusión a Ferrari, la escudería más laureada de toda la historia de la F1, que en las seis primeras pruebas del año no fue capaz de responder al aplastante dominio de Mercedes, que disfruta de su sexto año seguido de tiranía en la categoría reina del motor.

Tras lograr su cuarta victoria del curso hace dos domingos en Mónaco, Hamilton amplió a 17 puntos (137 frente a 120) su ventaja en el Mundial sobre su compañero finlandés Valtteri Bottas, sexto este sábado en Montreal. Pero la principal noticia en las calles del principado de la Costa Azul fue que, por primera vez en lo que va de año, las flechas plateadas no festejaban un 'doblete'.

Vettel, que en el glamour mediterráneo se 'coló' entre Hamilton y el finés, había sido segundo en los entrenamientos del viernes, por detrás de su compañero monegasco Charles Leclerc -que saldrá tercero en Montreal-, con el que intercambió puestos este sábado en el último ensayo libre, en el que los pilotos de Ferrari se ordenaron por delante de los de Mercedes y de los de Red Bull: el holandés Max Verstappen, quinto, y el francés Pierre Gasly.

'Seb' comenzó marcando la pauta, con el mejor tiempo -sólo 14 milésimas inferior al de Leclerc- en la Q1, en la que quedó eliminado el mexicano Sergio Pérez (Racing Point), que saldrá decimosexto en Montreal, donde en 2012 fue tercero con un Sauber.

Sin embargo, el excéntrico y espectacular campeón de Stevenage -que no renunciará a igualar el récord de siete victorias del alemán Michael Schumacher en Canadá- mejoró su crono en la Q2, secundado por Bottas. En una ronda en la que se quedó fuera Verstappen, que no pudo completar su último intento porque en el último suspiro un accidente del danés Kevin Magnussen (Haas), que chocó contra el 'muro de los campeones' -tras la última curva, entrando en la recta de meta-, hizo ondear la bandera roja.

En los que Vettel desbancó del primer puesto, en el último momento, a Hamilton, que se conformará con salir a su lado desde una primera fila de lujo, en la que se juntan nueve títulos: los cuatro del de Heppenheim y los cinco que festejó el año pasado el inglés, cuando igualó al argentino Juan Manuel Fangio y se quedó a tiro de dos de la plusmarca histórica de Schumacher, convaleciente aún del grave accidente de esquí que sufrió en Meribel, en los Alpes franceses, a finales de 2013.

Desde la segunda fila, al lado de Leclerc, arrancará el australiano Daniel Ricciardo (Renault); mientras que Gasly -quinto en la calificación- lo hará desde la tercera, junto a Bottas, que se libró por los pelos, en la Q3, de estamparse contra el muro, después de la primera 'chicane'.

En la cuarta fila arrancarán el alemán Nico Hülkenberg (Renault) y el inglés Lando Norris, compañero de Sainz en McLaren.

Hamilton igualará los siete triunfos en la pista de la isla artificial de Notre Dame del 'Kaiser' si sorprende a Vettel en una de sus pistas talismán, en la que más veces ha ganado: seis, tantas como en el Gran Premio de Hungría, el de China o el de Estados Unidos.

Pero Vettel -tercero en el Mundial, a 55 puntos del británico-, espera repetir la victoria que logró, asimismo desde la 'pole', el año pasado; en una pista de potencia y frenada a la que este domingo está previsto dar 70 vueltas, para completar un recorrido de 305,2 kilómetros.

En la que el alemán podría animar algo un campeonato en el que, de momento, ha devuelto la sonrisa a los integrantes de la 'Scuderia', que no gana el título desde 2007, cuando lo capturó el finlandés Kimi Raikkonen, que arrancará decimoséptimo este domingo con su Alfa Romeo.

Etiquetas
Comentarios