Deportes

entrevista

Ander Garitano: "Siempre he creído que el futuro puede ser mejor"

Ander Garitano Urquizu (1969, Bilbao) fue futbolista del Athletic de Bilbao y del Real Zaragoza. También se ha dedicado a la gestión deportiva.

Garitano, este miércoles en la entrada del Tubo zaragozano.
Garitano, este miércoles en la entrada del Tubo zaragozano.
José Miguel Marco

Ánder Garitano, uno de los mejores futbolistas de las últimas décadas en el Real Zaragoza, acaba de dar por concluida su etapa en el CD Ebro, entidad que ha pilotado desde la Tercera División a la Segunda B.

La primera pregunta es obvia. ¿Cómo se encuentra?

Estupendamente podría ser la palabra. Satisfecho con el trabajo que se ha realizado. Han sido seis años fructíferos.

Cinco temporadas, ha estado cinco temporadas.

No, pues empecé a trabajar un año antes. Después, estuve un año con Loreto como entrenador, tres años con Emilio Larraz, y este último con Manolo González. Afortunadamente, los resultados nos han acompañado.

Además del qué, también hay que considerar el cómo.

¿Se refiere a los medios con que hemos alcanzado los objetivos?

Sí: la menor masa social de la competición, una plantilla repleta de fichajes de fuera al carecer de base sólida, etcétera.

Todo eso lo suplimos con el trabajo y con el aporte económico del patrocinador. Yo he cumplido una etapa. Asumí la Dirección Deportiva de un club cuya trayectoria había sido en Tercera División o en su defecto en Regional Preferente. Y ahí estamos... Mi cabeza ha dicho basta. En 365 días, apenas he tenido nueve de vacaciones. Necesitaba aire fresco. He sufrido un desgaste enorme en los últimos seis años.

Cada vez que me acercaba por la mañana a las 10.00 al campo, recuerdo que siempre veía a un señor encerrado en un despacho viendo vídeos de partidos.

Ha habido que escarbar mucho. En una categoría tan exigente, no era sencillo. Todo era más complicado para nosotros.

¿Qué momento subrayaría a lo largo de este itinerario?

Ha habido muchos momentos. Le hemos vencido en uno u otro momento a todos los filiales. Si dijera una victoria de gran mérito, sin duda la lograda la pasada temporada en el campo del Mallorca con Emilio Larraz, el mismo Mallorca que ahora pugna por ascender a Primera. Por su significación, sin duda la eliminatoria contra el Valencia en la Copa del Rey. Fue el éxtasis como club.

¿Qué futuro augura al Ebro?

Dejo un gran recuerdo allí y les deseo lo mejor en el futuro.

¿Hacia dónde encamina su futuro profesional?

Tengo que prepararme más, ver cómo trabajan clubes de Primera División, aprender.

Pero si dicen que en el fútbol está todo inventado...

Cada día se puede mejorar. En estos años no he tenido tiempo para ir a ponencias, a congresos... Siempre he creído que el futuro puede ser mejor.

Y eso que hace 20 años dio un paso complicado de dar.

Así es. Nunca es sencillo para un futbolista que se siente muy vasco, que lleva tan adentro el Athletic, marcharse de Bilbao. Di el paso y caí en otro gran club, el Real Zaragoza. Sin ninguna duda, son los dos equipos de mi vida.

Y eso que le quiso fichar Johan Cruyff para le Barça...

Esa fue otra historia, allá por la temporada 1993-94. Yo atravesaba por un momento extraordinario en mi carrera futbolística. La historia la zanjó el presidente Arrate. Dijo que Ander Garitano no se iba del Athletic. Y Ander Garitano no se fue...

Pero sí se fue temporadas después al Real Zaragoza.

El Real Zaragoza al que yo me incorporé tenía unos futbolistas extraordinarios, de lo mejorcito de España después del Real Madrid y del Barça. Mis hijas, Irache e Irene, nacieron en Bilbao, y están fenomenal en Zaragoza, igual que mi mujer, Luisa.

No tiene demasiados motivos para quejarse de la vida, no...

Para nada. Entré en un club importantísimo, como el Athletic de Bilbao, con 11 años y salí con 27. Y luego tuve la suerte de hacer mi vida en una ciudad como Zaragoza. Como le he dicho antes, siempre he creído que el futuro puede ser mejor

Etiquetas
Comentarios