Despliega el menú
Deportes

vuelta aragón

La historia de Justin Jules, el ganador en Calatayud que salió de la cárcel por matar a su padrastro maltratador

El francés estuvo un año en la cárcel por matar a su padrastro, que maltrataba a su madre y a su hermano.

Justin Jules, en el centro, con el maillot de líder de la Vuelta Aragón.
Justin Jules, en el centro, con el maillot de líder de la Vuelta Aragón.
Vuelta Aragón

La Vuelta Aragón, que terminó este domingo con Eduard Prades, del Movistar Team, como flamante ganador en la segunda edición de la renovada carrera, ha dejado numerosos protagonistas por las carreteras de la comunidad, incluida la notable actuación de los aragoneses Jorge Arcas y Fernando Barceló. Uno de los grandes nombres de los tres días de ciclismo ha sido Justin Jules, el ciclista francés del equipo belga Wallonie-Bruselles, que ganó al esprint la primera etapa entre Andorra y Calatayud y se vistió de amarillo como primer líder. 

Su victoria ha traído a la primera plana una historia que ha recordado y recogido este domingo el periodista de El País Jon Rivas. Jules, vencedor en Calatayud, fue condenado en 2004 a tres años de cárcel por matar a su padrastro. El fiscal pedía doce y cumplió uno. El ciclista asesinó a su padrastro para defender a su madre y a su hermano, víctimas del maltrato.

Su padre biológico, Pascal, también fue ciclista y corrió para el poderoso equipo Renault, con Bernard Hinault y después junto a Greg Lemond. A los 26 años, después de participar en el que sería su último Tour de Francia, se quedó durmiendo mientras conducía, tuvo un accidente y murió. Tenía dos hijos, uno de ellos Jules, con apenas 13 meses.

Su madre se casó de nuevo con René Caufield, un hombre agresivo y alcohólico. Según relata El País, "el 18 de diciembre de 2004, llegó a casa borracho. Jules, que ya corría en equipos de aficionados, estaba en su habitación. Escuchó como su padrastro insultaba y amenazaba a su madre y pegaba a su hermano Sebastien. Bajó rápido, le roció la cara con gas lacrimógeno, consiguió sacarlo de casa y allí le golpeó con una barra de hierro en la nuca. Cuando llegó la policía, René ya estaba muerto en medio de un charco de sangre, y Justin confesó el crimen". Y agregan: "Aseguró en el interrogatorio que no tuvo intención de matarlo. El juicio se celebró cuatro años más tarde. La fiscalía de Val d’Oise pidió 12 años de prisión para Jules. El jurado, sin embargo, tuvo en cuenta todas las circunstancias y fue condenado a tres años por homicidio involuntario. Apreciaron que el reo no tenía intención de cometer el crimen y, además, atacó a su padrastro para defender a la familia".

Salió de la cárcel en 2011 y regresó a las carreteras, donde ha logrado una docena de victorias, incluida la del pasado viernes en Calatayud, donde se vistió con el maillot de líder a los 32 años. 

Etiquetas
Comentarios