Deportes

Champions League

Zaragoza, parada y fonda de seguidores de Liverpool y Tottenham de camino a la final

La prensa inglesa anima a volar a la capital aragonesa ante la falta de billetes a Barajas. Los vuelos de Londres a Zaragoza para el día del partido decisivo de la Champions se han agotado.

Aficionados del Liverpool, en un choque reciente.
Aficionados del Liverpool, en un choque reciente.
Agencias

Cuatro equipos ingleses se enfrentarán en las finales de las dos principales competiciones continentales. Chelsea y Arsenal, viejos conocidos de la parroquia zaragocista, protagonizarán un derby londinense en el estadio olímpico de Baku, capital de Azerbaiyán, a 4.635 kilómetros de casa, donde se dilucidará el campeón de la Europa League. Cosas del fútbol de este siglo.

Tottenham -conjunto en el que Nayim dejó su impronta- y Liverpool aspiran a cotas mayores. Están a 90 minutos, si no hay prórroga de por medio, de levantar la Champions League, el trofeo más codiciado por los clubes del viejo continente. Y, claro, ninguno de sus seguidores, que como buenos hinchas británicos viajan en masa acompañando al equipo, quieren perderse el envite. Se celebrará en el Wanda Metropolitano de Madrid.

Las entradas para acceder al coliseo rojiblanco -con capacidad para casi 68.000 espectadores- volaron. Y los billetes de avión con destino al aeropuerto de Barajas, también. La insularidad de las dos escuadras no ayuda y, por eso, miles de seguidores, al ver que los vuelos se agotaban y que los pocos asientos restantes multiplicaban su precio, han tenido que buscarse alternativas, subterfugios que les permitan ocupar su butaca y animar al equipo desde la grada.

La capital aragonesa emerge como una opción, tal y como señalaba la periodista Jill Starley Grainger en el canal Sky News: "Lo mejor que se puede hacer es volar a Zaragoza o Valencia, las dos a menos de 90 minutos de Madrid en tren, en un tren veloz. Son dos ciudades bonitas a su manera y, como se puede imaginar, más asequibles que Madrid". También BBC Radio propuso Zaragoza como parada y fonda para las aficiones.

Dicho y hecho: los pasajes que comercializa la compañia de bajo coste Ryanair para la fecha de la gran final se han agotado, en contraposición a los dos sábados que le preceden. Los precios de los vuelos de las fechas previas se han visto también más que tocados por la varita mágica de los eventos masivos: los últimos billetes para viajar el miércoles de esa misma se pueden adquirir por nada más y nada menos que 302 euros, una tarifa poco ajustada al término 'low cost'.

Si bien la disponibilidad de los alojamientos en plataformas como Airbnb para las fechas previas al partido es en torno a un 10% inferior a la de la semana anterior, lo cierto es que el impacto en los hoteles locales tampoco se espera desmesurado, según explican fuentes del sector, todavía a la expectativa de ver cómo se distribuirán los 100.000 fans -casi la mitad, sin entrada- que desembarcarán en España.

Seguridad

Un aterrizaje que sí tendrá un fuerte impacto en Madrid, donde la ocupación ya rebasa el 95% y los precios por alquilar una habitación suelta se disparan por encima de los mil euros.

Otra de las claves en la organización del evento para las autoridades madrileñas es la seguridad. Las dos aficiones no comparten una rivalidad especial, aunque pese a ello cabe la posibilidad que se registren algunos incidentes. Para minimizarlos, la Policía Nacional lleva trabajando desde noviembre en la preparación del encuentro que decidirá el campeón de Europa 2019.

Etiquetas
Comentarios